Venezuela: ¿Invasión?

publicado en: Mundo | 0

Venezuela invasión

Al parecer Estados Unidos comienza a cambiar sus tácticas frente a Venezuela. Lo que parecía inminente, es decir una invasión militar, no tendría mucho futuro, y, más bien apuesta ahora por otras vías como son las agresiones político económicas, para lo cual utiliza la gran prensa burguesa que se encarga de hacer un verdadero “linchamiento” mediático contra Maduro y la situación real de Venezuela.

El auto proclamado Presidente Guaidó está virtualmente derrotado pues, hoy en día ya casi nadie cree lo que dice, pues a cada rato amenaza con tomarse el palacio de Miraflores para sacar del poder a Nicolás Maduro y, fracasa en cada intento; la primera vez fue el 23 de enero del presente año cuando se auto proclamó presidente, luego, hubo otros dos intentos; y, el más reciente, el 1 de mayo, pero que lo adelantó para el 30 de abril.

En la última, no faltó el show mediático, a raíz de la “liberación” de Leopoldo López; «He sido liberado por militares a la orden de la Constitución y del Presidente Guaidó. Estoy en la Base La Carlota. Todos a movilizarnos. Es hora de conquistar la Libertad. Fuerza y Fe», exclamó Leopoldo López a través de las redes sociales. Pero, resulta que López y Guaidó no estaban dentro de esa base militar sino al frente, en una autopista que cruza por la base. Es decir, utilizaron nuevamente una tremenda mentira.

A la par, algunos medios acogieron la mentira y se hicieron eco; uno de ellos un conocido canal ecuatoriano con un conocido periodista del medio, quienes sin tapujo alguno hablaban igualito que Guaidó, ¿Operación Libertad!, y, dijeron precisamente lo que no ocurría en esa base militar, sino fuera de ella…a lo que se presta nuestros medios de comunicación…

Por lo visto, López y Guaidó no son muy populares en Venezuela y, en las movilizaciones realizadas, se nota claramente con los grandes medios de la desinformación, que lo que existe son grandes montajes realizados por estos ya que, si ellos movilizaran masas en grandes cantidades, hace rato Maduro estuviera muerto, fuera o acorralado. Acordémonos que luego del 30 de abril último, Guaidó ofreció realizar un paro progresivo en el sector público, pero nadie le hace caso. Los paros y grandes movilizaciones existen en otras partes y, la gran prensa poco o nada dice; así por ej. en Honduras y Haití existen grandes movilizaciones populares que demandan la salida de sus gobernantes corruptos, el uno por narcotráfico y el otro por ladrón.

El neoliberalismo como va

En Argentina el presidente Macri luego de tres años y medio, está acorralado por la población, movilizaciones continuas como producto de las acciones antipopulares impuestas por el conocidísimo Fondo Monetario Internacional, que de paso ya está en el Ecuador. Hasta la presente ya se han realizado nada menos que cinco huelgas en Argentina, rechazando las clásicas medidas como la subida de tarifas de agua, luz, teléfonos; es decir ¡todo!, de las privatizaciones, de la inflación del 55% en promedio, del aumento de la pobreza que se encuentra hoy en día en alrededor del 32%.

Sí, es el mismo FMI que ya está por nuestros lares, que está imponiendo medidas al sumiso Lenin Moreno en nuestro país, que, para congraciarse con los gringos subió el precio de los combustibles, echó a la calle a más de 12,000 trabajadores públicos, anuncia la privatización de algunas empresas públicas, expulsó al periodista Assange de la embajada en Londres violando toda norma legal y de derechos humanos y, para remate mete preso a alguien al que se acusa de ser AMIGO de Assange el señor hola Billy, que según sus abogados hasta ahora no conoce de que se lo acusa.

En virtud de todas estas derrotas y, ya más por desesperación que por otra cosa, Guaidó acaba de solicitar al comando Sur de los Estados Unidos que realice una “colaboración humanitaria militar” en Venezuela. ¡Qué descaro!

Venezuela invasión

Pero, los gringos, al parecer, ya no quieren comprometerse en una acción militar pues, es evidente que Rusia y China están bien posicionados en Venezuela, con inversiones multimillonarias en petróleos, minas y, con acreencias económicas; a la par, los rusos han dotado a Venezuela de un armamento militar muy importante.

Una invasión militar norteamericana degeneraría en un conflicto generalizado en la región; luchas intestinas no sólo en Venezuela sino en su alrededor principalmente en Colombia donde, desde hace varios años existe un conflicto abierto con un régimen narco paramilitar y, en donde hasta hace poco, hubo una gran huelga de sectores indígenas campesinos y populares en general reclamando por los asesinatos continuos de líderes sociales; por eso es que en Venezuela viven alrededor de 5 millones, si, 5 millones de colombianos que han huido del conflicto de su país y, los mismos de de lo que se sabe, no tienen intenciones de regresar a su patria. Igual, en Brasil ya comienza las movilizaciones contra Bolsonaro.

Maduro se está armando hasta los dientes; acaba de adquirir el sistema S-400 de misiles-antimisiles a los rusos que, según fuentes no occidentales, fue muy efectiva en la última andanada norteamericana en Siria, sistema este que logró neutralizar en un porcentaje muy elevado los misiles arrojados contra Siria. Este sistema S-400 es el que también están comprando hoy otros países como Irán, Turquía y, es posible que otros países también lo hagan. Al parecer el poderío militar ruso es un llamado de atención para los Estados Unidos, pues en una guerra interimperialista Estados Unidos Rusia es indudable que nadie ganara, sino que el planeta entero es el que perderá.

Una información del portal Rusia toda y señala que los rusos habrían perfeccionado un dron submarino capaz de generar tsunamis… Punto.

En tales circunstancias las acciones de los norteamericanos cambian de rumbo y es por eso que se orientan ahora hacia acciones punitivas, que pretende obtener resultados progresivos, en vez de una acción rápida como la intervención militar.

Pero, más bien deberíamos decir que son verdaderas MALDADES contra toda una población, la venezolana que es afectada por una serie de medidas, que no son nuevas, pues comenzaron en el 2015, pero que en este presente año y, principalmente a raíz de los reiterados fracasos de Guaidó, las mismas se han vuelto mucho más agresivas, es una verdadera guerra mediática, financiera, económica, comercial, naval, aérea.

Así por ejemplo en pocas semanas, Washington asaltó una parte fundamental de los activos venezolanos en el extranjero, principalmente en los propios Estados Unidos, en donde “confiscó” activos de la petrolera venezolana PDVSA por $30.000 millones y, de su filial CITGO (11.000 millones se confiscaron) (que venían trabajando en Estados Unidos desde hace varios años), exactamente igual como lo hicieron en 2003 contra el Tesoro iraquí y, en 2011 contra el Tesoro libio. Los pueblos propietarios de esos fondos nunca han logrado recuperarlos. Los gobiernos de Irak y Libia fueron derrocados y sus sucesores han tenido “especial cuidado” en no llevar la cuestión ante tribunales internacionales.

En el plano financiero, desde la autoproclamación de Guaidó, ha incrementado, las medidas restrictivas financieras, con el bloqueo y/o cierre de todas las cuentas estatales en el exterior en donde los gringos tienen incidencia, lo que le impide disponer de los fondos necesarios para la importación de alimentos, medicinas y productos básicos.

Trump y “sus” países alineados han sancionado y siguen sancionando a los bancos que haga transacciones con Venezuela. Los sistemas de pago, como los Swife, dominados ampliamente en los mercados financieros por los norteamericanos, son utilizados en toda su magnitud para el chantaje.

Por eso es que en Venezuela casi no existe la insulina para los diabéticos. Punto…

La crisis

Los niños pobres, enfermos de cáncer, están condenados a muerte en Venezuela. Una deuda con el Gobierno italiano de 10,7 millones de euros tiene paralizado el programa desde 2018. Maduro denuncia que, aunque se han hecho transferencias para darle continuidad, los recursos fueron bloqueados por un banco portugués el que se atajó $1500 millones ya son cuatro los niños fallecidos como producto de este boicot y, no pueden hacerse los trasplantes de médula ósea.

Venezuela Invasión

La crisis de Venezuela deja a varios niños con tratamientos en España en el limbo decía un titular de diario el comercio y, reseñaba…”los padres de otros ocho niños bajo tratamiento en Barcelona recibieron una carta de la fundación que decía que ya no podía apoyarlos debido a la crisis diplomática entre Washington y Caracas”… Es decir, pese a tener el dinero, el mismo no se puede hacer por qué no se puede pagar, en virtud del boicot.

Entonces, se entiende ahora las palabras del asesor de la Casa blanca John Bolton quien expresaba hace poco “…hay que acelerar el proceso, no importa el sufrimiento, para sacar a maduro”… Pero, la “guerra” también se da por aire y mar; así, fueron suspendidos los vuelos entre Venezuela y Estados Unidos, desde donde llegaba alguna ayuda principalmente de insumos médicos.

Por mar la cosa es terrible ya que hay ya varias decenas de navíos que han sido interceptados bajo amenaza y, otros se han perdido o demoran demasiado en llegar a su destino por que los gringos bloquearon sus GPS (instrumentos satelitales para la orientación y rumbo de los navíos) (¡Terrorismo electrónico!)o, por que los chantajearon un con los seguros navieros.

Así, se puede entender los apagones eléctricos que sufrió Venezuela durante varios días incluso semanas, que, incluso se repitieron en una segunda ocasión. Punto.

Varios de esos barcos traían insumos como aditivos, diluyentes, etc. para la industria hidrocarburífera; esto explica, en parte, la baja en la extracción petrolera de Venezuela: según cifras oficiales citadas por la OPEP, la oferta de petróleo venezolano, que fue de 3,2 millones de barriles por día hace una década, se ubicó en 1,03 millones en abril. Fuentes secundarias del cártel la cifraron en 768.000 barriles.

Paralelamente, y, como producto de ese boicot las refinerías, por falta igualmente de varios insumos, no pueden producir a su máximo y, se da actualmente en Venezuela algo inaudito, un desabastecimiento de los combustibles en el País con las mayores reservas de petróleo del mundo, hay racionamientos, principalmente de las gasolinas; por eso es que, desde hace varias semanas existen colas inmensas en las ciudades venezolanas, sobre todo fuera de Caracas; en Caracas la situación es menos grave, pero por lo visto puede agravarse con el paso de los días y, hay gente que hace cola por horas en unos casos y, en otros, por varios días.

Pero, los gringos van mucho más allá: Trump amenaza “EE.UU. sancionará a todo país que compre petróleo a Irán, igual que a Venezuela”… Y las amenazas se extienden hacia las personas o empresas.

La “guerra” a los barcos que van a Venezuela, se da también para aquellos que traen alimentos; así, LAS CAJAS DE los denominados CLAP (COMITES LOCALES DE abastecimiento de alimentos Y PRODUCCIÓN), son también boicoteados en su ingreso a Venezuela. Vale precisar que, en estas cajas, que contienen alimentos de primera necesidad, unos son importados del extranjero y, otros son producidos en Venezuela.

implementados en abril DE 2016 para enfrentar los embates de la guerra económica, el acaparamiento de productos y la especulación; se distribuyen más de 60.000 toneladas de alimentos y productos básicos al mes a precios subsidiados a los sectores más vulnerables de Venezuela; son las propias comunidades las que abastecen y distribuyen los alimentos prioritarios a través de una modalidad de entrega de productos directamente a las viviendas de las personas de menos recursos, que son millones. Por eso es que Venezuela utiliza nombres de otras empresas para las transacciones internacionales.

Como se ha podido reseñar en el presente artículo, podemos darnos cuenta que ha existido y, existe todavía una cadena impresionante de maldades, es el verdadero terrorismo mediático, económico financiero etcétera que utilizan los norteamericanos no solamente contra maduro sino contra todo un pueblo, que felizmente se está dando cuenta de las cosas y, es por eso que Guaidó, aupado por la oligarquía más retrógrada y por el imperialismo norteamericano ha fracasado estruendosamente en sus intentos golpistas.

El imperio Amenaza, ruge, insulta, extorsiona, sabotea, miente, difama, moviliza a su tropa latinoamericana y europea; gobernantes que dan vergüenza y que son repudiados por sus pueblos convertidos de la noche a la mañana en “baluartes y custodios” de la democracia, la libertad, la justicia y los derechos humanos. Por fin entonces Venezuela rompe el silencio y admite devastador estado de la economía. Pero, cual aves de rapiña los gringos ya se preparan; al igual que en Irak: Los opositores dicen que $60.000 millones se necesitan para recuperar el País y, el FMI está listo para hacer el préstamo…

Las compañías petroleras están listas para tomar concesiones; John Bolton declara que ya habló con varias petroleras gringas, para que procesen el crudo venezolano. El objetivo es destruir, luego construyen, dolarizan, gran negocio.¡El pueblo venezolano tiene la palabra!; son los que tienen que decidir, ¡sin ninguna intervención extranjera!

Mariano Santos

Articulista en revistas tanto nacionales como extranjeras en temas sobre investigación geológica fundamental, exploración hidrocarburífera yPolítica general, energéticas e hidrocarburíferas. A nivel nacional, escribe actualmente para el periódico quincenario Opción y la revista digital Rupturas.
Autor del libro "El Feriado petrolero: de chiros y choros", 2.009
Mariano Santos