Un compás de espera, donde no se avizora cambios

publicado en: Opinión | 0
Tiempo de lectura: 2 minutos

Los cien días de gobierno del Presidente Guillermo  Lasso se van consumiendo, su línea trazada se desenmascara, sus expectativas bonachonas para ganar tiempo y armar su paquete de medidas económicas y monetarias que fueron planteadas en su campaña electoral van perdiendo peso, buscan minimizar y ocultar el descontento popular; no se avizoran  cambios, pues su política  es el continuismo neoliberal, no se diferencia en nada hay similitud en la línea  misma del morenismo y correismo,  enmarcada en las recetas del Fondo Monetario Internacional, una economía de libertad de mercado,  abre las puertas a la inversión extranjera para la venta de las principales Empresas Estatales rentables,  hidroeléctricas, telecomunicaciones, petróleo, refinerías,  banco del Pacifico, impulso de reforma tributaria para ampliar la masa de contribuyentes e incremento del IVA (Impuesto al Valor Agregado) busca flexibilizar los contratos mineros privatización del IESS e implementar una política laboral sin derechos, por señalar  algunas  políticas.

Es un gobierno que representa a la derecha oligárquica, se confirma con sus representantes en el gabinete de gobierno, un botón de muestra, el ministro de finanzas Simón Cueva neoliberal vinculado a los empresarios y al FMI, Juan Carlos Bermeo ex funcionario del Ministerio de Economía, ex gerente de Petroecuador y del grupo Azul hoy ministro de Energía, Patricio Donoso actual ministro de trabajo ex presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano y principal impulsor de la política que menoscaba derechos de la clase obrera.

La lucha popular y el descontento social se toman las calles, esto obedece a que se mantiene las medidas antipopulares como la elevación de los combustibles y de los pasajes, con lo cual se incrementan los alimentos de primera necesidad, tarifas eléctricas abusivas, que meten la mano al bolsillo de los consumidores, suman las pretensiones de la Corte Constitucional  de desconocer la LOEI que restableció derechos al Magisterio Nacional respecto de salarios, jornada laboral, los derechos de niños y jóvenes, que determinó principios básicos sustanciales en la educación Intercultural bilingüe entre otras; como en el pasado continua y se profundiza la crisis política de la institucionalidad  con los bullados casos de la Contraloría General del Estado, la Defensoría del Pueblo donde sus máximos personeros se encuentran presos por actos desleales y de corrupción y despachan sus orientaciones y políticas desde la cárcel.

No podemos dejar de señalar que la corrupción campea, se mantiene o sale a la luz los negociados en la construcción de la hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair, no hay sanción para los responsables de los negociados en los hospitales en medio de la pandemia, las pruebas PCR como en el caso del alcalde de Quito y la Prefecta de Pichincha quienes siguen al frente de dichas instituciones con grilletes como símbolo de la corrupción de la justicia, ante esto los  pueblos del Ecuador y sus organizaciones, demandan sus necesidades y reivindicaciones, que se cumpla con el proceso de vacunación de manera transparente, rápida y eficaz a toda la población para superar la pandemia y contagio, levantamos las banderas de la izquierda y la oposición al  neoliberalismo.

Lenin Ordoñez Chacón
Últimas entradas de Lenin Ordoñez Chacón (ver todo)