Ser Bachiller una falacia educativa

publicado en: Opinión | 0

Si analizamos la definición de falacia podemos encontrar varios calificativos cómo: Engaño, mentiras, una verdad sin fundamento o simplemente: “Un cuestionamiento que se utiliza para convencer”, según el contexto, claro está.  Entonces, también podríamos relacionar como una falacia al nuevo discurso del actual gobierno frente a la prueba Ser Bachiller y a los supuestos cambios que, según su lógica, haría que ingresen más estudiantes a las universidades y con ello combatir esta problemática educativa.

Ya vamos  a un mes de la última de la prueba Ser Bachiller región costa,  donde se iba a verificar con base a los resultados de los cambios que realizó el gobierno hace algunos meses atrás, en los cuales, de alguna manera se dio un nuevo direccionamiento de la evaluación, con la eliminación y creación de algunos dominios, cortar el tiempo de desarrollo de la evaluación,  y se aseguró que los temas si iban a responder la malla curricular de los colegios y así asegurar el ingreso de más estudiantes a las universidades.

Según las últimas reacciones de los estudiantes y padres de familias, la prueba Ser Bachiller son totalmente negativas en este último proceso, cómo: el grado de complejidad, la filtración de las pruebas por redes sociales, el rechazo rotundo de la evaluación y eliminación de la misma. Queda en evidencia lo precario del sistema educativo de nuestro país y las instituciones que están a cargo de la evaluación y en sí, también, la lógica del gobierno; en las cuales ya se están generando soluciones frente a esta gran problemática. En distintos frentes y movimientos sociales como como la UNE o la FEUE que solicitan desde: que se evalué de una forma formativa, hasta dar la autonomía a las facultades para que ellos sean los encargados de tomar la evaluación. ¿Se mantiene la falacia del gobierno y no se soluciona la problemática educativa?

Pero ¿Esas alternativas serían una verdadera solución para esta crisis educativa?  El cambio debería ir desde la base, desde la estructura de la educación, desde la educación inicial, básica y bachillerato.  El verdadero desempeño del docente en el proceso educativo, la cual se ha enfocado en papel mas burocrático en el hecho de presentar cientos de informes y evidencias y no de manera pedagógica que es la verdadera finalidad del docente como guía del estudiante como actores principales en el proceso educativo.

nada es absolutamente necesario ni absolutamente contradictorio que puede complementarse o excluirse.  Juan Durán