¿Se cae el dólar?

publicado en: Opinión | 0

Se cae el dólar

Bretton Woods, es un pequeño poblado turístico de los EE.UU. que quedó registrado en la historia del mundo porque ahí se desarrolló la Conferencia Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas, luego de terminada la Segunda Guerra Mundial, en la cual se firmaron acuerdos que dieron forma a la economía de la posguerra, con la creación de dos instituciones clave: el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, conocido hoy como Banco Mundial (BM), ambos con sede  en Washington, se cae el dólar.

Un acuerdo trascendental fue el que decidió fijar al dólar como la moneda de referencia internacional; el patrón dólar-oro hizo que todos los países cotizaran sus monedas frente al dólar, que, a su vez, como ancla o garantía, debía ser convertible en oro a un precio fijo: 35 dólares la onza troy (que equivale a 31,1 gramos de oro).

Otras monedas podían devaluarse frente al dólar, y por lo tanto contra el oro. Sin embargo, el dólar no podía devaluarse, al menos en teoría. Era la piedra angular de todo el sistema, destinado a estar anclado permanentemente al oro.

Sin embargo, en la década de 1960, este acuerdo fue roto unilateralmente por los norteamericanos, cuando comenzaron a imprimir, a su antojo,  más dólares en el banco central (Reserva Federal), lo que degeneró en la disminución del respaldo respecto al oro. Más tarde, el acuerdo fue «pulverizado», cuando en 1.971 su presidente, Richard Nixon, retiró al oro como respaldo.
Desde entonces, Estados Unidos imprimen billetes y billetes, sin cesar.
Se estima que, en los últimos meses y años, la reserva federal gringa emite millones y millones de dólares para tratar de sostener una economía al parecer colapsada, que se refleja entre otras cosas, en un fenómeno muy particular, que es el de los intereses negativos…

«Hay 14 billones de dólares en deuda soberana con rentabilidad negativa», por lo que los bancos centrales «se encuentran atrapados en el cero, y en el cero seguirán hasta que se produzca una situación de estanflación o de hiperinflación de la economía mundial», señala el analista económico Michael Pento.

«Normalmente» se considera que la deuda de los EE.UU. bordea actualmente los 23 Billones (millones de millones) de dólares, equivalente al 107% del PIB. Pero, nuevos cálculos hechos por expertos de renombre llevan a conclusiones escalofriantes. La envergadura real de la deuda pública de EEUU se reveló en el informe de la empresa financiera norteamericana Alliance Bernstein. La cadena televisiva CNBC a su vez emitió un análisis titulado ‘El nivel real de la deuda estadounidense puede llegar a ser del 2000% (en realidad es el 1832%) de la economía nacional’: la deuda total es mayor de 388 billones de dólares.

El dólar se vuelve cada vez menos atractivo para los inversores debido a que la deuda de EE.UU. sigue creciendo y la moneda se imprime para cubrirla, explicó el inversor Jim Rogers, en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF), se cae el dólar.

Entonces, surge la pregunta de rigor: ¿en que se respalda el dólar?

Hay básicamente dos hipótesis que dan respuesta a esta interrogante.

La primera es la de los petro dólares: todo el crudo del planeta se vende en dólares. El patrón monetario surgió en 1973, cuando EE.UU. llegó a un acuerdo con Arabia Saudita para negociar cada barril de petróleo en dólares de la Reserva Federal, a cambio de armas gringas y la protección militar de los campos petrolíferos sauditas. El negocio se fue extendiendo de tal modo que cualquier país que quería comprar petróleo estaba obligado a cambiar su moneda nacional por dólares. De hecho, el sistema de intercambiar petróleo por dólares generó una gran demanda artificial de dólares en todo el mundo y a medida que se necesitaba más crudo, más se incrementaba la producción de la moneda estadounidense.

Esto explica, en parte,  la presencia norteamericana en el Medio Oriente, que tiene en su subsuelo alrededor de 2/3 de las reservas de petróleo del planeta, con sus decenas y decenas de bases militares en la región y la posición extremadamente agresiva de su punta de lanza: Israel para «cuidar» los intereses norteamericanos.

Una segunda corriente dice que el dólar es respaldado fundamentalmente por el narcotráfico. Investigaciones de académicos como Pierre Kopp, profesor de ciencias económicas de la Universidad de Reims-Francia (“Dinero de la droga y lavado financiero») y James Petras, profesor de Sociología de la Universidad de Nueva York, “Dinero negro»: fundamento y crecimiento de Estados Unidos, coinciden en que Estados Unidos encabeza la lista de países que más lavan dinero en el mundo.

En las últimas décadas se habla de los carteles de la droga en Colombia, México, etc., que serían los carteles «exportadores»; pero, nunca se habla de los carteles «importadores», tema este que lo dilucidó Lindon Larouche en 1993, un ex candidato presidencial por el Partido Demócrata a los EE.UU., en su  libro titulado: «George Gush, el supercapo de la cocaína», en donde acusa al expresidente de los EE.UU. Bush ( que a la época era el vicepresidente del presidente  Ronald Reagan) de dirigir un cartel de las drogas, la cocaína en combinación con la sintética, llamada “Crack”, para distribuirlos a través de pandillas urbanas en las grandes metrópolis  de Norteamérica, principalmente en San francisco y Los Ángeles.

El petróleo abandona el dólar.

Hoy en día, China es el importador de petróleo más importante del planeta, con una diversidad de países que le proveen del crudo; Rusia, Irán, Irak, Arabia Saudita, Venezuela,  etc. China se apresta a comprar esos crudos en yuanes y no en dólares. La diferencia de estas transacciones estriba en que el país vendedor puede en cualquier momento transformar esos yuanes ¡en oro! Sí, en oro; más aún, se apresta a lanzar su cripto moneda: el cripto-yuan… y ¿se cae el dólar?

Pero, China incursiona también en otro andarivel I, este es el mercado a futuro del crudo para lo cual va hacer exactamente lo mismo, es decir, utilizar su propia moneda o el cripto-yuan, lo que ha sido calificado como el jaque mate al dólar por algunos analistas económicos.
Otro hecho muy revelador indica que los chinos ya tienen su propia tarjeta de crédito desde hace nueve años; los rusos lo implementaron desde el 2014 y ahora Europa piensa hacer lo mismo, todos con un denominador común: no utilizar al dólar.

Asimismo, muchos países africanos barajan la idea de favorecer la divisa china por encima de la estadounidense. La posibilidad fue planteada en la cumbre del Instituto de Gestión Financiera y Macroeconomía de África Meridional y Oriental, realizada en marzo del año anterior en Zimbabue.
Desde septiembre del 2018, Irán e Irak realizan sus acuerdos financieros con euros, el dinar iraquí y el rial iraní. Además, tras la retirada de EE.UU. del pacto nuclear, la Unión Europea (UE) considera emplear euros para pagar el suministrado por Teherán.

Rusia, por su parte, evalúa usar con Alemania el euro y/o rublo para su comercio de gas con la UE.  Actualmente existe un gasoducto entre Rusia y Alemania construido en el 2011, pero a inicios del próximo año se terminará un segundo, el denominado “Nord Stream 2″, que pasa por debajo del Mar Báltico, pues los rusos proveen de gas a Alemania y otros países europeos. Otro gasoducto, que va de Rusia a Turquía, ha estrechado las relaciones entre estos dos países y optan también por una divisa alternativa, que puede ser la de esos dos países, convertibles en oro.

Finalmente, el gobierno de Venezuela comienza a deslindarse del dólar al implementar el Petro, moneda respaldada en el petróleo venezolano.

Su objetivo, entre otros, es eludir las sanciones unilaterales de EE.UU., que actualmente limitan su acceso a los mercados de capital.

Vale recordar que gobernantes como Sadam Hussein, en Irak y, Mohamar Gadafi, en Libia, hicieron algo parecido, al intentar negociar su petróleo en euros y dinares de oro, respectivamente;  pero fueron asesinados de una forma atroz y sus países fueron objeto de cruentas invasiones que han destrozadas esas naciones.

Bajo la gestión de Dominique Strauss-Kahn entre 2007 y 2011, el FMI intentó impulsar el uso de los DEG (derechos especiales de giro) como principal moneda de reserva global, en reemplazo del dólar. Ésa osadía le costó su puesto, pues fue destituido luego de ser acusado de una violación en un controvertido juicio.

La presencia del oro.

Hay un segundo problema que está enfrentando el dólar: Se trata del acuñamiento masivo del oro por parte de países como Rusia y China principalmente, que en los últimos años han comprado ingentes cantidades, lo que ha generado una subida  importante del metal, que no se veía desde hace varios años y que actualmente bordea los $1 500 la onza, con proyecciones de subir aún más si es que la demanda se generaliza en otros países.

En efecto, los bancos centrales de numerosos países, principalmente europeos han comenzado a comprar ingentes cantidades del metal. El gobierno alemán almacena alrededor de la mitad de sus reservas de oro en las bóvedas de la FED de Nueva York.

En 2013 Alemania decidió repatriar parte de ese oro, pero la Fed le señaló que hasta 2020 no se podría llevar a cabo la repatriación.El gobierno alemán solicitó entonces visitar las bóvedas de la FED para inventariar el oro y determinar su existencia real, pero la Reserva Federal se negó a permitir a Alemania examinar su propio oro. Las razones aducidas fueron de “seguridad” y de que “no se permiten visitantes”. Alemania finalmente envió personal propio a la FED y en la primera visita sólo se les permitió entrar hasta la antesala de la bóveda donde se les enseñó 5 o 6 lingotes de oro en demostración de sus reservas. Durante la segunda visita se les abrió una de las 9 cámaras de seguridad y les dejaron ver el oro, pero no se les permitió entrar o tocar. A nadie, excepto al personal de la FED, se le permite entrar al interior de las bóvedas para ver o inventariar el oro. En realidad, no existe evidencia alguna de que oro almacenado, salvo la confirmación de la FED.

Lo mismo sucede con las reservas de oro depositadas en Fort Knox. Fort Knox es una base militar del Ejército de Estados Unidos, en donde se supone que están depositadas las mayores cantidades de oro del mundo, no sólo de EE.UU. sino de otros países. Durante la Segunda Guerra Mundial,muchos países llevaron allá sus tesoros para que no fueran saqueados por los nazis.  Durante mucho tiempo nadie ha visto el oro depositado ahí. La última auditoría, se realizó en 1953. En aquella auditoria no se permitió la presencia de expertos externos y el equipo encargado únicamente examinó el 5% del oro ahí depositado.
Así pues, en 66 años no se ha realizado una auditoría de las reservas de oro de Fort Knox. En la actualidad varios políticos estadounidenses han afirmado que existe una alta probabilidad de que ni Fort Knox, ni la FED tengan oro, o tal vez sólo una cantidad muy pequeña y han exigido realizar una auditoría, pero la FED se ha negado radicalmente.

Algunos analistas aseguran que durante la II Guerra Mundial la FED les indicó a todos los países de Asia, América Latina y África, que sus reservas de oro podrían no estar seguras debido a la guerra, y que se debía permitir a la Fed llevarlo a los EE.UU. para su custodia. Muchos países obligados, recibieron certificados de oro de la FED a cambio, pero cuando más tarde intentaron canjear esos certificados y recuperar su oro, se les dijo que los certificados eran falsos, que contenían faltas de ortografía y otros errores que nunca hubiera cometido la FED, y que los números de serie estaban equivocados.
Y la Fed aún tiene todo ese oro; Long Xinming[1] afirma que esto se lo hicieron a Chiang Kai-Shek, llevándose el oro de Taiwán, que había sido robado a China y nunca fue devuelto.

Al parecer, pocas son las personas que han tenido éxito presentando los certificados a la FED, con la documentación respectiva; la mayoría de las personas que intentan canjear estos certificados son arrestados por el FBI por fraude1

Frente a este panorama el mercado del oro papel va a venirse abajo; la gente querrá oro en físico, y de eso no hay disponible a estas alturas. Ya nos podemos imaginar que, cuando todo el mundo quiera ponerse a proteger sus activos, aunque sea comprando un porcentaje mínimo de sus activos en oro, será el momento en el que el precio del oro se dispare».  Peter Schiff, director ejecutivo de Euro Pacific Capital, cree que la Fed trata de ocultar el mal estado de la economía estadounidense, con el único fin de conservar la confianza de los consumidores. «La burbuja ya explotó»: el experto cree que la Reserva Federal solo ‘maquilla’ el desastre económico de EE.UU, se cae el dólar.

¿Se cae el dólar? Esto explicaría el comportamiento cada vez más agresivo y mafioso de los gringos que utilizan al dólar y al sistema financiero internacional como un medio de presión y de chantaje; igualmente como una forma de amenazar y sancionar a quien le dé la gana por el solo hecho de ser el país que maneja la divisa predominante en el planeta; es decir, el dólar se ha convertido en una “herramienta de castigo” para aquellos países que no sigan las órdenes imperialistas impartidas desde Washington.
Cansados entonces, de tanto atropello, muchos países optan por dejar al dólar como medio de Canje y entonces, la presencia cada vez más expresiva del oro, tiene una explicación evidente.

Sin embargo, vale destacar que hay otra presencia muy importante y generalizada en el planeta: la droga, que se ha convertido en una verdadera plaga mundial, a través del tráfico, microtráfico, consumo, producción, en casi todos los países del mundo. Si bien, esta no es sino una de las taras del sistema capitalista, no hay que desconocer que su masiva presencia es también el resultado de un desesperado esfuerzo del imperialismo norteamericano por sostener su divisa mafiosa.
En el escenario actual, hay muchos expertos que piensan que la caída del dólar será paulatina, que durará todavía algunos años, hasta establecerse dos bloques: uno, dominado por el imperialismo norteamericano en occidente, en franca decadencia y otro dominado por el imperialismo chino, en franca ascendencia sumado al imperialismo ruso en un bloque de oriente. El problema para el primer bloque es que los países dependientes cuentan con pueblos que hoy en día despiertan, se levantan, insurgen…

Sin embargo, hay otros analistas que no descartan que la caída del dólar puede ser estrepitosa, provocando una hecatombe mundial.

Si es esta última la posibilidad más real, ¿qué pasará con los países dependientes y dolarizados como el Ecuador?

NOTAS.
[1]. ¿Existen reservas de oro en la Reserva Federal y Fort Knox?

¿Existen reservas de oro en la Reserva Federal y en Fort Knox?

Mariano Santos
Últimas entradas de Mariano Santos (ver todo)
Seguir Mariano Santos:

Ing. Geólogo, Dr. en Geología. Exdirigente nacional de los trabajadores petroleros. Escribe sobre temas petroleros, energéticos y política en general. Es articulista en el periódico quincenario Opción y la revista digital Rupturas. Autor del libro "El Feriado petrolero: de chiros y choros", 2.009.