Otro descarado fraude electoral

publicado en: Opinión | 0
Tiempo de lectura: 3 minutos

Desde que en la antigua Roma se construyó el Estado éste legalizó la explotación y opresión sobre los esclavos, los agricultores, los artesanos legalizando, institucionalizando la gran corrupción devenida de la explotación y opresión sobre los esclavos. Este fue el signo de la época esclavista.

El Estado se perfeccionó durante el período feudal echado abajo -el Estado esclavista- por levantamientos históricos múltiples como el liderado por Espartaco.

Ya durante el capitalismo y el imperialismo en la época contemporánea perfeccionó aún más su carácter de instrumento de dominación de los acaparadores de la riqueza social, legalizando, embelleciendo éticamente la explotación y la expoliación de los países y pueblos sometidos desde Europa, Estados Unidos a su dominación.

Tras la instauración de la República luego de las Guerras Independentistas en Indoamérica y en lo que es hoy Ecuador se legalizó esta expoliación con la Doctrina Monroe impuesta por el imperialismo de Norte América sobre América Latina convirtiéndonos en abastecedores de caucho, tagua, banano.

El llamado “período petrolero” instauró en Ecuador durante la dictadura militar del carnavalazo del 72 la conversión en país abastecedor de hidrocarburos.

Para maquillar un limitado y falso desarrollo el imperialismo yanqui permitió la construcción de la Refinería Estatal en Esmeraldas pero limitó el desarrollo de nuestra propia industria petroquímica convirtiéndonos en grandes deudores de sus préstamos agiotistas que sirvieron para enriquecer a las oligarquías criollas intermediarias representadas por los gobiernos “democráticos” que durante 40 años se instauraron y maquillaron la democracia electoral, que, repudiada por mantener la miseria social, educativa, sanitaria y de toda índole fue echada abajo por Tres ocasiones en que sus serviles Presidentes fueron sacados de Carondelet por grandes alzamientos populares, el último, la asonada de “Los Forajidos”, tras la cual se instauró la que se convirtió en la demagogia explotadora corrupta, antipatria y represiva pro China de Correa y su Banca Criminal.

II

Manipulado demagógicamente por lo que ha adquirido el apodo que identifica tanto la anticultura de la explotación del Estado sobre los trabajadores, las juventudes y los pueblos como el saqueo “ilícito” de los recursos del mismo Estado que deben servir para empleo, salud, educación, desarrollo de los pueblos: el “correísmo” instauró a un nivel más sofisticado la corrupción ideológica, política, financiera y ética del Estado ecuatoriano embelleciendo con nuevos slogans calcados del chavismo venezolano: “socialismo siglo 21”, “revolución ciudadana”, convirtiendo al Estado en un instrumento de mayor corrupción instaurado por la intelectualidad lumpen que se arremolinó capitaneada por el mayor delincuente generado y perfeccionado por la cultura del asalto aprehendida del oligárquico gansterismo guayaco instaurado por los turcos de ancestros filibusteros y por los criollos que han asaltado el Poder de la República para enriquecerse y mantener en pie la explotación oligárquica de los intermediarios del capital financiero ayer de Estados Unidos y luego de la moderna China imperialista que con Moreno ha retornado a la centenaria expoliación mercantil y financiera norteamericana representada por el FMI.

III

El fraude electoral de la farsa “democrática” manipulada por los agentes de las oligarquías fue roto por la Revolución Liberal de Alfaro que se reinstauró luego del crimen histórico en El Ejido; alcanzó mayor dimensión luego del genocida crimen contra los trabajadores alzados en la Primera Huelga General del 15 de Noviembre del 22 que reimplantó la corrupción oligárquica echada abajo por la Revolución Juliana de 1925 liderada por los jóvenes militares apoyados por el pueblo; “La Gloriosa” de Mayo del 44 pudo crear una nueva democracia realmente popular pero fue traicionada por la falsa izquierda pseudo socialista; para silenciar la voz de los de abajo se asesinó a Jaime Hurtado Gonzáles un miércoles 17 de Febrero de 1999 mientras Correa y Pozo  desde el CNE ilegalizaron al MPD.

La farsa democrática electoral reinstaurada con el fraude que colocó en el sillón de Carondelet a la farsa antihumanitaria, cínica y corrupta de Moreno y adláteres fue sentenciada por su corrupción electoral apoyada por las masas que envió a la cárcel a Correa y a los promotores del “Arroz Verde” que se ha reinstaurado hoy pero que ha sido abiertamente desenmascarada por el manejo que Pita, Atamaint, Verdesoto y más sirvientes de las oligarquías quienes a través del CNE han colocado al Ecuador en la vergonzosa, repudiable, histórica y políticamente miserable situación de ver como se ha montado un corrupto aparato electoral para impedir que por primera vez en la historia del Ecuador llegue al Gobierno un auténtico representante de los pueblos indígenas, de los trabajadores, de las juventudes populares, de las mujeres democráticas y colocarnos ante la repudiable perspectiva de reinstaurar en Carondelet a un Gobierno del más pútrido latrocinio histórico del último medio siglo, a un Gobierno de Ladrones que legalizó el asalto de los bienes y recursos públicos y/o a un Gobierno de la “legalizada” corrupción expoliadora y explotadora de los banqueros, exportadores e importadores intermediarios del imperialismo de los Estados Unidos y/o de la modernizada dinastía asiática de Hi Jing Ping entronizada utilizando la pandemia sanitaria para imponer la multilateral pandemia de la corrupción.

Ese anquilosado histórico tiene un nombre que será la vertiente de la nueva historia: El agua: Yaku y no el reemplazo de la proveeduría de petróleo para el imperialismo por el oro, la plata, el cobre y el uranio en vías de ser super expoliado con el aval de estos gobiernos antipatria.

Amanecerá y veremos dijo el ciego con el ojo del cerebro.

Antonio Guerrero
Últimas entradas de Antonio Guerrero (ver todo)