Orgullosamente ecuatorianos

publicado en: Opinión | 0

Con enorme entusiasmo celebramos la acción destacada del ciclista Carapaz, que simboliza la inteligencia, la fuerza de voluntad, el valor, la tenacidad del hombre sencillo del Ecuador, por supuesto no es el único, la historia destaca también a otros deportistas, artistas, escritores como Joaquín Gallegos Lara. No me voy a referir a ellos, porque hoy deseo hacerlo sobre un ser humano que nació en Ibarra, un día como este, allá por el 1937. Formado en Quito y Paris, complementado en México, Que hizo quedar muy alto al país, el no desarrolló los muslos, tibiales, gemelos etc., sino los necesarios para moverse, pero si en cambio la capacidad de abstracción para nutrirse de libros, para penetrar en la esencia de los fenómenos, para succionar como un quinde el almíbar de los hechos sociales y políticos. Obtuvo  premios, escribió ensayos sobre la problemática social, política y cultural del Continente, ejerció la cátedra de sociología y fue fundador de la Escuela de Sociología del Ecuador, Presidente de la Asociación Latinoamericana de sociología, Jefe de la División de Estudios Superiores de la facultad de Ciencias Políticas a y Sociales de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México).

Autor de el valioso e importante texto Desarrollo del Capitalismo en América Latina, Entre la Ira y la Esperanza, Literatura Ecuatoriana, el Proceso de dominación política en el Ecuador, Literatura y Conciencia histórica en América Latina., el populismo, el velasquismo, etc.

Cueva es grande por haber escrito mucho, por haberse formado en prestigiosas universidades del Continente y de Europa, pero sobre todo por su aguda capacidad para descubrir las causas cercanas y remotas de los fenómenos sociales, económicos, culturales, ideológicos y psicológicos. Sin utilizar adjetivos irrespetuosos pulverizó a muchas vacas sagradas de la sociología y la política del continente.

Habla sobre las causas internas del ascenso y derrota de grandes movimientos en los países del cono sur, estudió

a profundidad las causas del servilismo, del comportamiento señorial, desentrañó las razones para equivocarse en política, como el pánico de nuestros intelectuales a buscar la esencia de la verdad, en el análisis de clases, en las relaciones de producción. Estudia a profundidad por qué procesos revolucionarios, patrióticos se desviaron.

Explica como el estado económico, social y cultural de un pueblo hace qué personajes varias veces repudiados vuelven a ser presidentes. Así por ejemplo, Velasco Ibarra.

Agustín Cueva invita estudiar con profundidad y rigor a Marx y Lenin, a conocer y profundizar estudios sobre el Materialismo Dialéctico para no equivocarse en política, economía, cultura, literatura etc.

Los textos de Agustín Cueva viajaron por el mundo, han sido traducidos a varios idiomas. Así por ejemplo, China, Japón, Corea, han generado gran polémica y han servido mucho a la gente que ama y trabaja por la justicia social.

Agustín Cueva es un innegable impulsor del desarrollo de las Ciencias Sociales, seamos justos en reconocer sus méritos, sin soslayar los éxitos de otros seres humanos que hacer valer al Ecuador en deporte, arte, etc. Que nos hacen sentir orgullosos de ser ecuatorianos.

Herman Rojas
Últimas entradas de Herman Rojas (ver todo)