Lecciones del alzamiento popular de Chile

publicado en: Mundo | 0

 1

El día viernes 18 de octubre Chile fue remecido por una movilización de la juventud frente al alza del precio del Metro de 800 a 830 pesos: Esta resultó ser la gota que rebosó el vaso del descontento popular acumulado en las conciencias del pueblo chileno desde la lucha contra la dictadura militar de Pinochet.

¿Qué ha ocurrido en Chile tras la obligada entrega del Poder por parte de Pinochet debido a la resistencia y otras formas de lucha del pueblo chileno? Se han instaurado: “regímenes democráticos”  los cuales han mantenido la política neoliberal privatizadora, incluida la Constitución “pinochetista” que continúa vigente: Democracia Representativa de reemplazo de aquella dictadura militar por falsos “gobiernos democráticos” que no han echado abajo sino remachado aquel proceso privatizador impuesto por la fuerza en Chile el cual durante 30 años se ha descargado sobre las amplias mayorías trabajadoras, como la seguridad social como un negocio capitalista dejando de lado su función de servicio social; la privatización de la educación: montaje de un salvaje neoliberalismo presentado hacia afuera como el milagro chileno.

 

2

 

Contra este falso modelo económico neoliberal privatizador que pretende implantar el actual gobierno de Moreno, primero con demagogia, y ahora utilizando el engaño y el miedo del “terrorismo económico” clamando por la paz arguyendo que se ha montado en nuestro país el vandalismo, el terrorismo amenazando con la “represión contra el terrorismo social”, es decir, contra el derecho constitucional a la resistencia que genera la movilización popular contra el neoliberalismo que es el camino irreverente y libertario que debemos afirmar en nuestra cotidianidad alzada y combatiente, reforzado por la lucha librada por el pueblo chileno contra aquel salvaje neoliberalismo implantado por medio de la fuerza, la mentira y el engaño en Chile, en que un anciano de 90 años tiene que trabajar porque la pensión jubilar no le alcanza para sobrevivir.

Tal es uno entre la enorme cantidad de aspectos que han generado una tremenda crisis social en Chile que ha motivado la lucha altiva, en contra de los ATP, del TAC, del incremento al salario básicos, así como en congelamiento de las tarifas eléctricas; lucha sin miedo a la represión, que se ha levantado tras 30 años de gobiernos, primero, el del régimen fascista de Pinochet y luego de falsos gobiernos “democráticos”, unos de derecha como el actual de Piñera, y otros de un  falso socialismo como el de Bachelet, contra cuyas políticas se ha levantado la juventud, los trabajadores, los pueblos de un Chile enfervorizado contra dicho modelo neoliberal antipopular en cuyas consecuencias debemos reflexionar para librar a nuestro Ecuador de ese proyecto cuyo montaje ha iniciado agresiva y demagógicamente el Gobierno de Moreno reafirmándonos en las importantes lecciones del Levantamiento Popular de Octubre en nuestro país.

 

3

 

El viernes 18 de octubre arrancó la gran movilización anti-neoliberal de la juventud, las mujeres, los pueblos de Chile, obligando al régimen de Piñera a declarar el Estado de Emergencia; el 19 de Octubre miles de gentes se alzaron con mayor furor a pesar de la brutal represión del gobierno de Piñera, levantando banderas contra la grave situación social que venían soportando.

Las acciones de calles y plazas del pueblo chileno no cejaron: Se fortalecieron y ampliaron desde la capital, Santiago, a otras ciudades como Valparaíso y Viña del Mar a pesar de que Piñera suspendió el alza del precio de los combustibles.

El domingo 20 de octubre, Piñera declara: Estamos en guerra contra un enemigo poderoso: Señal de que la represión brutal debía lanzarse contra la juventud y los pueblos; pero la lucha alcanza mayores dimensiones pese a que el estado de emergencia remachado por Piñera se extiende a nueve de las dieciséis regiones de Chile con toque de queda por las noches.

El lunes 21 las manifestaciones populares se reactivan al grito: ¡Militares Fuera! acompañada de suspensión de clases en la mayoría de las escuelas y universidades de Santiago que obliga a Piñera a llamar a los partidos políticos para alcanzar un acuerdo social.

La beligerancia combativa del pueblo obliga el martes 22 de octubre a Piñera a pedir perdón mientras anuncia alza de las pensiones más bajas y congelamiento de tarifas eléctricas: Declaraciones que agigantan las cajas torácicas populares pues muestran que es la fuerza del combate altivo la que logra arrinconar a Piñera lo cual hincha de mayor furor el espíritu de los alzados.

Dichas masivas movilizaciones que han alcanzado un alto nivel de combatividad pese a la brutal represión ejercida por las fuerzas armadas ordenadas por Piñera se expresa en la obtención de significativas victorias económicas y sociales, que, por éstas victorias obtenidas con la lucha incorporan con un mayor espíritu rebelde y solidario a los trabajadores de los principales sindicatos y movimientos sociales que se unifican en la lucha fortaleciendo dichas  movilizaciones con los puños en alto y los corazones desbocados de fiereza y valentía, que, dada su amplitud y fuerza, motivan la convocatoria a una Huelga General para los días 23 y 24 de Octubre que concentra en Santiago y en varias ciudades de Chile una respuesta masiva que rebasa toda expectativa: ¡Chile ha despertado luego de 30 años desde la dictadura de Pinochet!

Lecciones del alzamiento popular de Chile  

Miles de manifestantes en Santiago eclosionan multitudinariamente el 23 de octubre con un fulgor que llega a los corazones y mentes populares: Los sindicatos de las minas de cobre, los trabajadores y empleados portuarios y de la salud se incorporan a la Huelga General que aumenta su caudal con huelgas y manifestaciones parciales que la fortalecen obligando a Piñera a declarar que pondrá fin al toque de queda y al estado de emergencia.

El día 25 de octubre la tormenta popular alcanza un hito mayor al concentrar en la Capital, Santiago, cerca de dos millones y más de huelguistas: fenómeno social, político y cultural jamás visto durante los últimos 30 años en Chile.

El 8 de noviembre se ha vuelto a producir una enorme concentración de cerca de dos millones de chilenos en la capital, Santiago, mientras Piñera ha planteado que deben hacerse reformas a la Constitución lo que significa que la movilidad combativa del pueblo chileno se mantiene en auge y obliga a retroceder, más aún, al régimen de Piñera cuya represión, al mismo tiempo, se mantiene en contra de la juventud y el pueblo de Chile.

 

4

 

Un aspecto que hace saltar el corazón ha sido el resurgir vigoroso, masivo, de aquel fenómeno artístico popular que ha recorrido todos los espíritus democráticos y revolucionarios de la juventud y de los pueblos de Latinoamérica y el mundo: Fenómeno artístico popular aplastado durante la dictadura de Pinochet que se había mantenido en segundos planos durante los malhadados 30 años neoliberales: El resurgir de la canción chilena y el repicar de canciones con <Mil Guitarras> en homenaje al cantautor Víctor Jara ha mostrado que pese a que los criminales militares ordenados por Pinochet machacaron sus manos, lo torturaron y asesinaron, su espíritu reflejado en sus canciones íconos no ha muerto.

 

Lecciones del alzamiento popular de Chile

Víctor Jara: artista, cantautor asesinado por la dictadura de Pinochet: Icono de la canción popular rebelde y libertaria de Chile

 

El asesinato de aquel formidable cantautor ejecutado por la cultura fascista pinochetista; su política represiva contra el arte popular que significó un notable decrecimiento en Chile de una de las expresiones más estimadas y valoradas del arte popular, antiimperialista, democrático: La canción chilena: Ha vuelto a emerger poderoso durante estos 28 días del alzamiento popular y democrático más rotundo de la historia reciente de Chile expresado masivamente durante las multitudinarias manifestaciones combativas de los pueblos y la juventud chilena que han estado acompañadas por el resurgir de aquellas canciones libertarias:

 

Lecciones del alzamiento popular de Chile

Concentración: Mil Guitarras por Chile

 

Mil guitarras por Chile: una estruendosa y masiva ovación de miles y miles de chilenos: jóvenes llenos de vigor y alegría al haber logrado volcar, sacar de adentro de su pecho ese espíritu jamás extinguido, nunca muerto, libertario, lleno de bríos, alegría, expresado con los brazos y puños en alto, con las gargantas a flor de labios expandidas con resonancias acumuladas tras treinta años de opresión, de crímenes sin nombre, que, por medio del garrote y el disparo, de la cárcel y la muerte, sofocaron temporalmente esas canciones que recorrieron Latinoamérica y el mundo; revitalización de aquellas canciones íconos libertarias que han sonado con fuerza profunda proveniente de los pechos de los jóvenes en cuyo curso los sectores avanzados de las organizaciones sociales y políticas han demandado la instalación de una asamblea constituyente para aprobar una nueva constitución y un programa de gobierno anti-privatizador, anti-neoliberal, cuya propuesta ha fortalecido el combate masivo y vigoroso contra el régimen criminal de Piñera que se ha visto obligado a retroceder en sus medidas políticas represivas de la democracia y en las políticas neoliberales antipopulares.

 

Lecciones del alzamiento popular de Chile

El baile de los que sobran: Canción popular irreverente chilena

 

Este alzamiento de octubre y noviembre ha encontrado a los pueblos de Chile con las canciones que golpean el corazón y lo hacen retumbar, latir los pechos, remecer las memorias: Las canciones de Víctor Jara, Inti Illimani, de los hermanos Parra por sus virtualidades en la música particularmente de Violeta Parra; este alzamiento popular chileno ha vuelto a sacar a flote el alma artísticamente libertaria del pueblo de Neruda, que, durante aquel gobierno honesto y valiente de Salvador Allende, llevó a cabo importantes reformas, pero que, acechado por las figuras encasquetadas al interior de las Fuerzas Armadas del Estado que actuaron de común acuerdo con los empresarios, banqueros, explotadores inmisericordes y con la CIA norteamericana, fraguaron y ejecutaron el desabastecimiento de productos vitales que escondieron en bodegas inescrutables mientras organizaban acciones contra dicho desabastecimiento y sus consecuencias en la elevación del costo de la vida, atizando el descontento de la denominada “clase media”: eslabón de las capas más altas y conservadoras de la pequeño burguesía ligadas a los potentados propietarios del comercio, la industria y la banca prendidos como garrapatas al imperialismo norteamericano que fraguó el más brutal y ejecutó el asesinato inclemente de miles y miles de chilenos y chilenas de todas las edades especialmente de la juventud.

Cuyos “milicos” de todas las ramas de las Fuerzas Armadas se ensañaron contra aquel indescriptible espíritu chileno de amor por las artes, la música, las letras artísticas: Aquel Chile de /piececitos de niño inundados de frío/ quien os ve y no os cubre dios mío/ de la entrañable Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura; el Chile de Víctor Jara, Neruda y tantos más que en aquellos momentos que luego se convirtieron en trágicos y mortales para el pueblo de Chile, debió observar con anticipación y ojo penetrante lo que se escondía tras aquellas reaccionarias marchas de camioneros y otras incontables acciones contrarrevolucionarias: La naturaleza de clase opresora, burguesa e imperialista que se movía a trastiendas, que conspiraba al interior del Estado burgués de Chile; conspiración de Pinochet y sus secuaces del Alto Mando Militar del Estado chileno que debió haber sido claramente concebido y enfrentado con la conciencia y necesidad práctica de enfrentar la represión con la organización popular de resistencia a la represión armada del Estado, como  lo hizo el MIR dirigido por Miguel Henríquez, uno de sus héroes batalladores alzados en armas que combatió hasta el fin, hasta entregar su vida por la causa de la liberación de los trabajadores y los pueblos.[i]

 

Lecciones del alzamiento popular de Chile

Te recuerdo Amanda canción compuesta por Víctor Jara interpretada por 200 coreutas en homenaje a este queridísimo cantautor icono de la canción popular chilena.

 

Esas canciones cantadas a pecho y garganta limpia por los espíritus anhelantes de una vida distinta a la soportada con estoicidad y rebeldía por el pueblo chileno han hecho tronar de entusiasmo revolucionario las masivas concentraciones de nuestro pueblo hermano: Mil Guitarras por Chile desarrollado el 26 de octubre en la Plaza Libertad; canciones inmemorables que durante las movilizaciones populares han emergido con fuerza incontenible: El derecho de vivir en paz ejecutada en interpretación artística increíble; La Marcha de las Guitarras realizada en el barrio Puerto Valparaíso el 3 de Noviembre; o el Momento Bella Ciao durante la Marcha más Grande realizada por el pueblo de Chile que copó con más de un  millón de gentes la capital Santiago; marcha multitudinaria que como tantas otras sacó a flote el represado anhelo libertario de Chile y América Latina rubricado por la multitudinaria concentración realizada frente a la Catedral icónica de Santiago ante la cual:  La Orquesta Sinfónica de Chile interpretó con sus saxos, trompetas, guitarras y voces clamorosas, aquella  bella y resonante, libertaria canción que se ha vuelto a convertir en signo de rebeldía y unidad popular en Chile.

 

 

 

El Pueblo, Unido, Jamás Será Vencido: canción ícono libertaria chilena interpretada frente a la Catedral de Santiago, en la Plaza Italia por la Orquesta Sinfónica de Chile

 

El Pueblo, Unido, Jamás Será Vencido: Volcada hacia afuera de los espíritus por los pechos y las gargantas de miles de gentes en la Plaza Italia; o la recordada canción que el artista héroe y mártir, Víctor Jara, compuso en Londres y luego hizo brotar de sus labios y profunda caja torácica libertaria: Te Recuerdo Amanda recorriendo musical, portentosamente las calles del Chile alzado apoyadas sus  marchas, asambleas y movilizaciones por connotados artistas chilenos como: Ana Tijoux, Francisca Valenzuela, Fernando Milagros, Mon Laferte y Alex  Anwandter que han rechazado la brutal represión criminal de Piñera.

 

5

 

Por todo esto que ha remecido y remece nuestros espíritus es que el alzamiento popular de Chile, que aún persiste,  debe reforzar nuestra conciencia de clase y en particular la convocatoria a los artistas y escritores democráticos, populares, antiimperialistas, a recoger en sus músicas, en sus escritos poéticos, en sus pinturas y obras de arte lo que la vida social, la lucha de clases vigente que aflora en cada combatiente indígena, hombre o mujer; en cada obrero y obrera, en cada joven, muchacho o muchacha, en los espíritus de los pueblos de Chile, del Ecuador, de Haití y de más pueblos de Latinoamérica, de Europa y del mundo debe mantenerse en alto.

 

[i] Miguel Henríquez: respetado Jefe del Movimiento de Izquierda Revolucionario –MIR- de Chile, quien impulsó su acción revolucionaria en base de la tesis elaborada por él, por su hermano y otro dirigente: <La Conquista del Poder por la Vía Insurreccional>: Fue abatido en la Comuna de Miguel de Santiago, en una casa de seguridad desde donde dirigía el MIR en la clandestinidad, enfrentando a los agentes de la Dirección Nacional de Inteligencia Nacional, DINA, del régimen militar fascista, el 5 de Octubre de 1974, un año y un mes luego del golpe de Estado dado en Septiembre del 1973 por Pinochet.

Antonio Guerrero Drouet

Escritor at Unión de Artistas Populares
Escritor de novelas y artículos de análisis político e históricos
Antonio Guerrero Drouet