Israel estado genocida y gendarme militar

publicado en: Mundo | 0
Tiempo de lectura: 7 minutos

Manipulando el Holocausto del pueblo judío: Estados Unidos y la reacción ultraderechista de Israel han instaurado un “Estado” militar y policial que lleva a cabo en Medio Oriente una limpieza étnica inhumana contra el pueblo palestino a nombre de la “Tierra Prometida” por el “Dios de Israel”

 

I

La reciente confrontación militar entre Israel y el pueblo palestino iniciada desigualmente durante días posteriores al 6 de mayo, que concluyó con el cese del fuego el día 20 de mayo: Se originó por una decisión arbitraria e inhumana de la “Corte Suprema de Israel” de desalojar a seis familias palestinas del barrio de Sheij Yarrah echándolas fuera de sus casas afectando a docenas de madres, hijos e hijas, niños y niñas del pueblo palestino para entregarles sus viviendas construidas por sus propias manos a los llamados “colonos judíos” en aplicación de una de las “leyes” autoritarias de Israel, que, para la intelectualidad democrática mundial experta en asuntos jurídicos internacionales constituye una ilegalidad histórica.

II

La política anexionista de Israel sobre los territorios de Palestina basada en que los territorios arrebatados por la fuerza militar y la ocupación luego de guerras como las de los “Seis Días” librada entre Egipto, Jordania y Siria contra Israel ganada militarmente por este “Estado Judío” implantado en base a una apreciación idealista reaccionaria de las creencias religiosas del judaísmo por las que Palestina es la “Tierra Prometida” en la que debe asentarse la población judía mundial constituye una bárbara manipulación de la terrible situación a la que fue sometido el pueblo judío por la limpieza étnica exterminadora “aria” del nazi fascismo hitleriano; manipulación política en base de la cual Israel y Estados Unidos han instaurado una similar y genocida limpieza étnica contra el pueblo palestino que va en contra de la real historicidad de esas tierras en las que secularmente ha trabajado y vivido este pueblo milenario poseedor de sus propias creencias religiosas.

Israel estado genocida y gendarme militar

III

La justa alteración política del pueblo palestino contra el propósito de desalojar de sus viviendas a las citadas seis familias palestinas basada en dicha arbitraria decisión jurídica de la denominada “Corte Suprema de Israel” desencadenó la protesta del pueblo palestino, porque, además, se realizaba durante las festividades religiosas del Laylat al-Qadr y del Dia de Jerusalén, que, reprimida  por la policía israelí causó más de 300 palestinos heridos pero obligó a la citada “Corte Suprema de Israel” a suspender por 30 días dicha inhumana resolución que echaba fuera de sus casas a las citadas familias palestinas.

IV

Este hecho desencadenó otra confrontación, desigual militarmente, atribuida, manipulando la comunicación verticalmente, a Hamas, a quien se le adjudica el lanzamiento de mísiles desde Gaza a Israel desde el inicio del citado conflicto social, cuando, lo que realmente ocurrió fue que el 9 de mayo, tras conocer dicha absurda y arbitraria “Resolución de la Corte Suprema de Israel” de desalojar a las familias palestinas: jóvenes y adultos, hombres y mujeres palestinos almacenaron en el Monte del Templo:  losas, piedras y fuegos artificiales a la espera de un enfrentamiento contra la policía y grupos judíos de extrema derecha que efectivamente ocurrió cuando fuerzas policiales israelíes irrumpieron en la mezquita de Al-Aqsa uno de los tres lugares más sagrados de los pueblos musulmanes disparando al cuerpo balas con punta de goma contra los palestinos que se defendieron lanzando, cual es su tradición de resistencia popular, piedras, lo que obligó a las fuerzas represivas israelíes a suspender la “Marcha de la Bandera por el Día de Jerusalén” que congrega a nacionalistas judíos y obligó a la citada “Corte Suprema de Justicia de Israel” a suspender durante 30 días la absurda e inhumana orden de desalojo de las citadas seis familias palestinas.*1

El repudio a la decisión arbitraria, antipopular de la Corte Suprema de Justicia de Israel, que, en aplicación de la política anexionista del llamado “Estado de Israel” por la cual los territorios que han ocupado militarmente tras diversas guerras entre Israel y países árabes en que las fuerzas militares de aquellos países árabes fueron derrotadas, en forma tergiversada le da derecho a Israel para desalojar de sus tierras y de sus viviendas al pueblo palestino.

Esto ha sido cuestionado internacionalmente por organismos internacionales, incluida la ONU, señalando que no existe derecho internacional que justifique la anexión de viviendas y tierras pertenecientes al pueblo palestino basada en la ocupación militar.

Este hecho viene llevándose a cabo desde hace muchos años ilegalmente por el denominado “Estado de Israel”, que, tras echar de sus tierras y viviendas a familias enteras palestinas las entrega a los denominados “colonos judíos”.

Tal arbitrariedad jurídica es calificada por la ONU como “Un Nuevo Apartheid del Siglo XXI”.

V

De manera premeditada los “medios de comunicación” imperialistas norteamericanos y de la reacción ultraderechista del gobierno y las fuerzas armadas de Israel atribuyeron a Hamas el inmediato lanzamiento de misiles contra Israel debido al citado conflicto social inhumano generado por la resolución de desalojo de sus viviendas de dichas seis familias palestinas cuando, lo que realmente ocurrió, fue que, aprovechando el conflicto social generado por Israel ya vivenciado: Israel llevó a cabo un inusitado y genocida lanzamiento de misiles contra la Franja de Gaza donde vive el pueblo palestino para “obligarle a entender” por medio de la fuerza militar que las leyes arbitrarias, ilegales, contrarias al derecho internacional, adoptadas por la llamada ”Corte Suprema de Justicia de Israel”: Deben ser acatadas sumisamente por el pueblo palestino sin responder a ellas con ninguna acción de protesta.

Decir que ante él conflicto social generado por “La Justicia Israelí”: Hamas respondió lanzando misiles desde Gaza contra Israel a sabiendas de que dicho “Estado” policial-militar está a la expectativa de cualquier acontecimiento para desencadenar una ofensiva militar aire-tierra con la cual persiste en afianzar la idea de que cualquier desavenencia entre “Su Estado” y el pueblo palestino se resolverá utilizando la fuerza militar moderna que Israel posee, a sabiendas además, de que los misiles rudimentarios que lanza defensivamente Hamas son contrarrestados por el “Escudo de Hierro” que Israel posee el cual bloquea en más del 80% los misiles primitivos lanzados por la resistencia militar estratégica de Hamas.

Dicho “Escudo de Hierro” fue acompañado por el lanzamiento aéreo de disparos y bombas desde los modernos aviones rasantes de Israel contra el pueblo palestino, lo cual se llevó a cabo por órdenes del gobierno de Netanyahu, desde el 9 hasta el 20 de mayo, sobre la población civil palestina y sobre edificios, que, con gran esfuerzo ha logrado construir La Autoridad Nacional Palestina con el apoyo político y militar de Hamas.

La ofensiva militar lanzada por Israel  generó más de 248 muertes, entre ellas más de 100 niños y niñas palestinos, la cual, por obligatoriedad defensiva ante la masacre que perpetraba  conscientemente el gobierno de Netanyahu fue respondida con el lanzamiento de mísiles rudimentarios de parte de la fuerza político-militar palestina de Hamas que respondió en la medida de lo que realmente son sus fuerzas militares, que, aunque heroicamente hace uso de ellas, no están a la altura de contrarrestar la ofensiva militar del moderno “Estado policial-militar de Israel” ordenada por el gobierno de Israel y apoyada por Estados Unidos, que, recién tras la criminal acción bélica de Israel y debido a la amplia solidaridad de los pueblos de Europa, América Latina y el mundo obligó al actual Presidente de los EE.UU. , Biden, a plantear un alto el fuego que recién se ejecutó de parte del gobierno de Israel el 20 de mayo.

La diferencia, aunque la comparación pueda aparecer inadecuada sirve para mostrar con cifras la desigualdad bélica entre Hamas e Israel dado que el número de hombres, mujeres y niños asesinados y heridos, por las fuerzas militares de Israel: 248 hombres y mujeres, entre ellos 66 niños y niñas, no es comparable con 13 israelíes muertos durante esta desigual confrontación militar.

Además, resultaron heridos 1900 palestinos frente a 200 israelíes; en tanto que los bombardeos israelíes destruyeron o dañaron gravemente unos 450 edificios en la Franja de Gaza incluidos 6 hospitales, 9 centros de educación primaria entre ellos 40 escuelas*2.

VI

La diferencia militar entre el denominado “Estado de Israel” y los heroicos combatientes de Hamas no es factible equipararla, porque,  si bien el pueblo armado palestino representado por Hamas en ejecución de su resistencia estratégica ha logrado construir un sistema operativo de misiles y otras armas rudimentarias para defender las vidas de niños, niñas, jóvenes, mujeres, adultos y ancianos del pueblo palestino; pese a su extraordinario valor emanado de la genuina defensa de sus tierras, de sus derechos políticos y creencias religiosas, ésta acción popular y democrática militar no se compara con la estructura  militar y policial del Estado de Israel construida desde antes de 1948 como estrategia de la reacción ultraderechista de Israel representada entonces por Ben Gurión, quien declaró la fundación del Estado de Israel con total apoyo de los Estados Unidos, que, luego de la Segunda Guerra Mundial convertido en el primer país imperialista del mundo capitalista ha convertido a Oriente Medio en sustento de expoliación de sus recursos naturales basado en el conocimiento que ya tenían de que esa región es poseedora de una enorme riqueza petrolera y de gas natural.

VII

La formación del Estado judío de Israel fue y es un atentado contra los derechos territoriales, políticos y las creencias religiosas del pueblo palestino tras las cuales continúa ejerciendo presión política y militar los Estados Unidos en franca acción antihumanitaria y genocida con las élites burguesas en el poder de Israel representadas durante el último genocidio por el gobierno de Netanyahu, que, tras arrebatar y echar de sus tierras al pueblo palestino ha ido ocupándolas por los llamados “colonos judíos” en un alevoso uso de la fuerza militar y policial que ha ido perfeccionando en cantidad y calidad con ayuda financiera, tecnológica y asesoría militar de Estados Unidos hasta convertirlo en lo que es hoy: El gendarme de los intereses financieros, recursos naturales y materias primas de los grandes capitales financieros de Wall Street.

VII

Los heraldos de la comunicación burguesa-imperialista concentran sus “esclarecidas explicaciones comunicacionales”, justificando, sobre la base del supuesto “derecho humanitario del pueblo judío” a establecerse en la “Tierra Prometida de Palestina” a nombre del “Dios de Israel”, la ejecución criminal de un proceso de “limpieza étnica” que en los hechos se practica por medio de la violencia inhumana de los diversos gobiernos de Israel concretada en 65 leyes que intentan justificar la violenta echada de sus tierras de miles de familias del pueblo palestino privándolas incluso de sus viviendas construidas con sus propias energías y esfuerzo lo que la opinión pública democrática-burguesa ha calificado como una nueva forma de “Apartheid Sionista” contra el pueblo palestino que es acompasado militarmente por un sistema moderno de control de los cielos denominado “Escudo de Hierro” y el despliegue de ultramodernos cazas que no solo ametrallan sino que lanzan misiles; con tanques sofisticados ultramodernos, una tropa de campo militarizada y una policía altamente represiva para llevar a cabo el exterminio del pueblo palestino, esté armado o no, lo que constituye un crimen de guerra, de lesa humanidad que ya fue sancionado en Nuremberg tras haber sido cometido por los ejércitos fascistas alemanes y japoneses durante la 2da Guerra; dicho exterminio está siendo practicada hoy en día por el denominado “Estado de Israel” sin diferenciar a la población civil de las tropas militares, sean aquellos: niños, mujeres, ancianos desarmados.

Estamos ante una situación histórica que rememora y deja atrás por su crueldad y genocidio los peores crímenes cometidos por el nazi fascismo durante la 2da Guerra Mundial, ejecutado ahora por las tropas, mandos medios y Altos Mandos de las Fuerzas Militares y Policiales del Estado de Israel ante los cuales la “neutralidad diplomática de la ONU” las declaraciones demagógicas del Papado del Vaticano y demás organismos de defensa y protección de derechos humanos queda en letra muerta y ante la cual es justa, necesaria, la solidaridad internacional de los trabajadores, las juventudes, las mujeres y los pueblos con el hermano pueblo palestino.

*1 y *2: WIKIPEDIA

Antonio Guerrero
Últimas entradas de Antonio Guerrero (ver todo)