Es urgente la moratoria de la deuda externa

publicado en: Opinión | 0

La propagación en ascenso del COVID-19 en el territorio nacional, más de mil contagiados verificados y 27 fallecidos, requiere acciones urgentes y correctas del gobierno para proteger la Salud y asegurar la alimentación de la población. Esto implica destinar de forma OPORTUNA Y SUFICIENTE los recursos económicos para enfrentar la emergencia y priorizar la VIDA.

El anuncio del Presidente Moreno y su ministro Richard Martínez de cumplir con los pagos de la deuda correspondientes a Marzo prioriza a los acreedores, por encima de la vida del pueblo, una actitud inconsecuente que rechazamos.

En el caso de los BONOS 2020 son más de 300 millones de dólares que debieron usarse para dotar de insumos médicos y kits alimentarios que se requieren HOY, NO MAÑANA. El gobierno debe hacer público el listado de los tenedores que cobran esos bonos y cuando los compraron.

Nos sumamos a las propuestas que las organizaciones populares, académicos y diversos sectores de la ciudadanía exigen sean implementadas:

  1. Declarar la MORATORIA DE LA DEUDA EXTERNA para superar la emergencia sanitaria y hasta que se estabilice la economía ecuatoriana. Eso liberaría al año un tercio del Presupuesto General del Estado, cerca 12 mil millones de dólares que deben destinarse a la salud, alimentación y reactivación productiva. No es cierto que eso nos cerrará futuros créditos. El propio FMI ha reconocido que Argentina no podrá pagar su deuda hasta el 2024 y anuncia un programa de reestructuración de la deuda. El caso del Ecuador no es distinto.
  2. Comprar INMEDIATAMENTE todos los insumos médicos necesarios para combatir la epidemia, tratar la enfermedad, masificar las pruebas de diagnóstico, ampliar la cobertura de UCI, respiradores, así como todos los elementos de bioseguridad para proteger al personal de Salud y demás servidores públicos en la primera línea.
  3. Para garantizar la cuarentena es indispensable dotar de kit alimenticios por lo menos 1 millón 500 mil hogares en situación de pobreza. Su costo debe ser asumido por los fondos de la deuda externa y el aporte de las grandes corporaciones de comercio.( estas tienen ingresos mensuales de 500 millones de dólares)
  4. El gobierno debe coordinar la emergencia con todos los Gobiernos Autónomos Descentralizados, sin distingo de su filiación política, incluyendo la distribución de los kits alimentarios. Es necesario que se transfieran todos los recursos adeudados a las Prefecturas y Alcaldías.
  5. El gobierno debe decretar la suspensión del pago por 3 meses, sin recargo y sin intereses, del agua, luz, telefonía, internet, todos los créditos en el sistema financiero, tarjetas de crédito y de casas comerciales, los pagos se refinanciarán en cuotas prorrateadas.

Los bonos de emergencia deben cubrir a por lo menos 1 millón y 500 mil jefas y jefas de familia y ampliarse a 100 dólares por 3 meses, son 450 millones de Dólares que garantizarían la sobrevivencia de los más vulnerables y reactivaría la economía.

Latest posts by Geovanni Atarihuana (see all)