Encuentro con una Joven Ecuatoriana

publicado en: Mundo, Opinión | 0

Estudiante ecuatoriana en Clermont Ferrand, Francia, Isabella Yánez Vaca vive el confinamiento en Brassac-les-Mines, un pueblo francés, lejos de su familia.

“Cuando escuché que en todo el mundo se estaba esparciendo el Covid-19, me dio mucho temor” Isabella Yánez Vaca, ecuatoriana y estudiante, sigue sus estudios en: Idiomas, Literatura y civilizaciones extranjeras y regionales (LLCER) mención ruso, en la Universidad Clermont Ferrand, donde ella reside el tiempo de sus estudios.

La crisis sanitaria actual ha provocado el cierre de todos los establecimientos escolares incluida la facultad donde la joven estudia. Hasta el día de hoy Isabella no ha podido reunirse con su familia en Quito, Ecuador y se encuentra trabajando y estudiando para sus pruebas parciales, sola en su departamento universitario en plena pandemia de Covid-19, una situación no muy fácil a vivir con tan solo 19 años. Para el día 10 de marzo del 2020 no había orden de confinamiento en Francia.

Anna, una amiga, estudiante de la misma facultad, regresa todos los días a su casa en Brassac- les- Mines, ella invita a Isabella a pasar una semana en su casa para trabajar y revisar sus temas universitarios. “Esto la sacará un poco de su soledad y podrá regresar unos días más tarde a Clermont Ferrand” explicó la joven. Isabella, aunque encantada por esta propuesta, debe consultar a sus padres. La respuesta no tarda en llegar, los dos, médicos en Ecuador, saben lo contagioso que es el Covid-19 por esta razón indican a su hija que este tipo de traslado no es conveniente. Es una gran decepción para las dos amigas, pero los padres prefieren no correr el riesgo de que su hija sea eventualmente portadora asintomática de la enfermedad y que contagie a sus anfitriones. Al mismo tiempo, empiezan a aparecer los primeros casos de Covid-19 en Ecuador, lo que pone intranquilos a sus padres que pensaban llevar de vuelta a su hija al país.

Por otro lado, el 14 de marzo el gobierno francés decide tomar fuertes medidas para luchar contra la propagación de la epidemia como el cierre de las fronteras, lo que hace imposible tomar un avión hacia Ecuador. Finalmente, Isabella logra convencer a sus padres de dejarla aceptar la invitación de su amiga argumentando que así ella no pasará sola esta crisis. “Me hizo sentir aliviada que mis padres cambiaran de opinión” explica la estudiante. “Les tranquiliza saber que estoy acompañada hasta una fecha indefinida”.

Es el 15 de marzo, Isabella llega a la casa de su amiga en Brassac-les-Mines, feliz y tranquila. “Desde hace tres semanas trabajamos mucho con Anna ya que nuestros parciales se acercan, las fechas de los exámenes se han mantenido a pesar de las circunstancias, no entiendo porque no fueron cambiadas, lo que nos causa estrés suplementario” cuenta Isabella.

Ahora, existe otro problema que preocupa a la joven ecuatoriana, su visa. Todas las administraciones están cerradas, incluyendo la prefectura, única entidad que puede otorgar la renovación de visa a Isabella. “He intentado ponerme en contacto con el Centro Regional de Obras Universitarias y Escolares (entidad que se encarga de guiar a los estudiantes extranjeros), les he enviado varios e-mails explicando mi situación, pero no me responden”.

 

Publicado por: El Diario “La Ruche.”

Elaborado por: Julia Guerrero

Siguenos

Revista Rupturas

Revista Rupturas, opinión, análisis político e investigación
Revista Rupturas
Siguenos

Latest posts by Revista Rupturas (see all)