El correismo no es socialista sino sirviente del gobierno capitalista

publicado en: Opinión | 0
Tiempo de lectura: 6 minutos

I

A propósito de los resultados de la 2da Vuelta Electoral entre Araúz y Lasso donde resultó derrotada la candidatura correista de Arauz se esparcen apreciaciones políticas que sostienen: “el correísmo ha sido derrotado y no volverá a alzar cabeza”.

La derrota electoral del correísmo resultado del voto de una mayoría democrática y popular que se alzó y votó contra la política corrupta, antipatriótica y represiva de aquella banda de asaltantes de los recursos de los pueblos quienes no votaron a favor de la derecha neoliberal de Lasso sino contra el correismo promotor de la candidatura del palimpsesto*1 de Correa, Arauz, no debe hacernos perder de vista el sinuoso comportamiento político del correísmo, palabreja que identifica a la banda de delincuentes políticos y a su jefe por la ejecución del más voluminoso asalto de recursos financieros del Estado ecuatoriano que debieron ser para salud, empleo, educación, vivienda; latrocinio camuflado en la inversión de recursos sobre preciados de obras piramidales que hoy muestran grave deterioro debido a su pésima construcción con las cuales presentaron un supuesto “desarrollo” que en realidad  modernizó el modelo de dominación capitalista dependiente de los imperialismos chino y norteamericano.

El correísmo agrietó profundamente las estructuras del estado capitalista pues utilizó mafiosamente su estructura para saquearlo auto titulándose “izquierda moderna”, “socialista del siglo XXI”, siendo en realidad una banda de acérrimos enemigos del auténtico socialismo de los trabajadores.

Correa y secuaces siguen siendo una ponzoña politiquera pseudo “progresista”, que, tras haberse retorcido bajo tierra luego de haber usufructuado del poder estatal durante una década ha logrado sacar parte de su cara y cola de renacuajos asaltantes de los recursos del Estado utilizando las elecciones para volver a cumplir su papel de sirvientes del capitalismo y del imperialismo cobrando por sus servicios a las oligarquías financieras de Nebot y Lasso para amnistiar a su banda de saqueadores de los fondos públicos encubriendo su accionar gansteril como “progresistas” y “socialistas” para volver a incrementar sus fortunas mal habidas depositadas secretamente en Paraísos Fiscales como Dubai cuyo protector de aquellos multimillonarios montos robados a los pueblos del Ecuador es el dictador turco Erdogán a quien el correismo le entregó el Puerto de Posorja por 50 años para que les garantizase la inexpugnabilidad de aquellos multimillonarios depósitos en ese y en otros paraísos fiscales del que también ha sido cómplice el gobierno de la demagógica “cirugía mayor contra la corrupción” de Moreno al negarse en los hechos a investigar la ruta del dinero ni los paraísos fiscales donde aquellos miles de millones de dólares que pertenecen al Estado ecuatoriano fueron secretamente depositados a través de un enjambre de vuelos de los aviones presidenciales ordenados por el egotista dictador de la “década asaltada”: Correa.

II

El correísmo se ha reinsertado en la legalidad burguesa al introducirse en las elecciones en las que invirtió parte de los millones que robaron a los pueblos para asegurar el fraude contra Yaku Pérez y el movimiento indígena y popular.

Pese a su derrota inmersa en aquel fraude descarado: otra vez se ha metido de tirabuzón, electoralmente hablando, dentro del cual él y sus secuaces persistirán en la demagógica palabrería “de izquierda”.

Tal es y será el comportamiento característico de esa intelectualidad delincuencial cuya putrefacción política y moral sirve de justificación a los propagandistas de la derecha para connotar al correísmo como “narco-comunistas”, “ladrones socialistas”, sirviendo así, el correísmo, de sustento a la agresiva ofensiva ideológica contra el verdadero socialismo de los trabajadores y la comunidad de bienes para los pobres de la tierra.

III

La gavilla de ladrones de fondos del Estado ecuatoriano se ha reinsertado audaz, cínicamente, en la politiquería burguesa a la que pertenecen utilizando la institucionalidad electoral manipulada sagazmente por la oligarquía financiera criolla que no admite que los indígenas, los trabajadores, las juventudes populares, los educadores democráticos y progresistas les disputen el control de su Estado hoy profundamente agrietado por la anticultura de la corrupción.

Aquella apariencia de dique indestructible esta cuarteada por múltiples grietas ahondadas por la utilización del sars-cov-2 para ocultar la profunda crisis cíclica del capitalismo y del imperialismo del año 2020.

Mirando la situación concreta del país: Es tal el grado de resquebrajamiento del Estado capitalista del Ecuador que éste podría devenir en una mayor quiebra de su tambaleante “institucionalidad” ya que hoy es un cascaron ineficaz para resolver las necesidades de empleo, salud, educación, alimentación, vivienda, etc., de millones de ecuatorianos y ecuatorianas de todas las edades.

El actual estado capitalista ecuatoriano tiene un presupuesto gravemente averiado por una deuda inmoral, agiotista, odiosa, que jamás, sobre todo desde el período de la producción petrolera instaurada por la dictadura militar de los 80s, le ha sido consultada a los trabajadores, ni a las juventudes populares, a los pueblos: para que contraerla.

Deuda Externa que ha servido para enriquecer a banqueros y grandes industriales y por supuesto a los prestatarios agiotistas de Estados Unidos y China.

El último medio siglo de gobiernos de banqueros, exportadores e importadores, socios y sirvientes del capital parasitario bursátil extranjero que ahorca más y más al Ecuador ha acrecentado la Deuda Externa que el Gobierno de Alfaro Decreto no pagarla, y que, durante estos catorce años de correísmo se ha convertido en un dogal para el Ecuador que se descarga miserable, inhumanitariamente, sobre los pueblos del Ecuador quienes no tienen, no tenemos porque pagarla, porque no son los pueblos quienes han ni hemos aprobado esos enormes créditos impagables que no han servido para resolver la miseria social de 17 millones de ecuatorianos.

Este brutal endeudamiento se ha incrementó precisamente cuando el país tuvo los mayores ingresos petroleros de su historia desvalijados por el delincuente correísmo lumpen que asaltó dichos recursos y que ha tenido la osadía de presentarse como “alternativa para resolver la crisis del país”: crisis financiera ahondada por estos descarados delincuentes políticos cuyo endeudamiento brutal ha persistido en continuarlo el gobierno neoliberal de Moreno y sus corruptos adláteres evidenciada en que ni Lasso ni Araúz luego del fraude que llevó a ambos a disputarse la presidencia durante la farsa de la segunda vuelta electoral mencionaron ni por atisbo la clara propuesta del movimiento electoral indígena y popular liderado por Yaku Pérez quien persistentemente levantó como justa alternativa para enfrentar la crisis y dedicar los recursos del Estado para resolver en gran medida la urgente necesidad de atender la seguridad social particularmente del IESS pagando la exorbitante deuda de 25 mil millones de dólares que el Estado tiene con sus afiliados y jubilados y para la creación de miles de empleos, la atención emergente de la salud, la educación, la elevación sustentada no demagógica de los sueldos y salarios de los trabajadores y los pueblos  ejecutando desde el gobierno de manera concreta, práctica: La moratoria de la enorme e impagable Deuda Externa por lo menos durante 5 años.

Por el contrario, los medios de comunicación televisivos, escritos y radiales manejados por las oligarquías financieras dueñas del país insisten en “la necesidad de reformas para sacar de la crisis al IESS”, o sea, aumentar la edad para jubilarse, incrementar los aportes de los afiliados, reducir el monto de las pensiones de los jubilados, y, como ha dicho públicamente Lasso lo cual fue denunciado por el Presidente del Frente Popular, Nelson Erazo: “Los nuevos trabajadores deberán incorporarse al sistema privado de seguridad social y no al IESS”: política del dictatorial pinochetismo chileno con la cual, mientras no menciona en absoluto la obligatoriedad del nuevo gobierno de pagar la enorme deuda del Estado al IESS; de mantener el cumplimiento  obligatorio, constitucional, del 40% del aporte del Estado para el pago de las pensiones jubilares.

Un Correa con piel rugosa, cabeza veteada por canas, representación artística que parecería personificar a aquel personaje de la literatura europea: Dorian Gray, representa la degeneración política y moral criolla cuya podredumbre ideológica y cultural se oculta tras la barnizada faz de un “veterano político” que agradece a “los miles que lo apoyaron”, que oferta su “apoyo a lo positivo que en bien de la patria haga Lasso”, que suelta con un lenguaje mentiroso: “que se opone a la privatización de la seguridad social y a las privatizaciones”, que él fue quien, en el ámbito petrolero, las llevó a cabo; seguridad social que él a través de sus delincuentes estatales dejó en la quiebra con sus “préstamos”, en realidad saqueos millonarios de los fondos del IESS fue agravada con la eliminación del 40% del pago de las pensiones jubilares a los hombres y mujeres que han entregado su vida para levantar al país aprobada por su banda de asambleístas, muestra de cuerpo entero el propósito de Correa de persistir habilidosamente en la manipulación demagógica, falsa, de su base social lumpen para reimplantarse como corriente política electoral.

Por supuesto, la oposición política popular a pesar de la manipulación antihumanitaria de la pandemia hoy es una fuerza mayormente fortalecida que integra al movimiento indígena, a los trabajadores de nuestras ciudades y campos, a las juventudes populares dentro de las cuales desempeñan un vigoroso e importante papel las mujeres trabajadoras manuales e intelectuales quienes han resistido y se han puesto a la vanguardia contra la alienante ofensiva política e ideológica imperialista oligárquica, que, durante la segunda vuelta electoral implemento el equipo de Lasso cuyo gobierno neoliberal deberá confrontar a la auténtica propuesta programática del próximo gobierno de Yaku Perez y del movimiento patriótico, auténticamente popular, democrático y progresista en el cual persistiremos mientras al unísono persistirá en desenmascarar al correísmo lumpen falsamente izquierdista como lo que es: Un movimiento de delincuentes políticos distorsionadores de lo honesto, lo sano, lo auténticamente patriótico y popular que hoy es representado por Yaku Pérez, Pachakutik, Unidad Popular y el vigoroso movimiento social y gremial del FUT y del Frente Popular.

Antonio Guerrero