CREO engaños y mentiras, Paquetalasso

publicado en: Opinión | 0
Tiempo de lectura: 5 minutos

El mandatario que tenemos en la actualidad es totalmente diferente al de sus inicios. El Lasso del 24 de mayo, día de su posesión, aquel personaje bonachón, bondadoso y amigable desapareció totalmente del firmamento político y hoy muestra una cara diametralmente opuesta, que preocupa al Ecuador entero pues no es este el Guillermo Lasso que se presentaba en la campaña electoral. Ahora es arrogante, prepotente y engaña y miente por cada diente, como veremos en las próximas líneas.

 

Hace pocos días, en la entrevista con el periodista Carlos Vera, manifestó que con mucho gusto iría no a una, sino varias veces a cualquier comisión de la asamblea, para comparecer por lo de los Pandora Papers en los que está seriamente involucrado, y de probarse las numerosas y contundentes acusaciones, podría ser destituido. 2 días después se retracta y dice exactamente lo contrario que ya no va a ir, que los de esa comisión si es que quieren vengan a Carondelet.

 

Personalidad cambiante

 

Ya antes había hecho exacta mente lo mismo, cuando en reunión con sus coidearios Nebot y Correa, en casa del legislador Henry Kronfle, en Guayaquil, negociaban la nueva mayoría: CREO-UNES-PSC, las autoridades de la nueva Asamblea Nacional a inicios de mayo del presente año, reunión para la cual envió su avión privado a traer a Pavel Muñoz, de Alianza UNES. Al día siguiente dio un giro total de 180°, dijo ya no estar de acuerdo y los dejó guindados, razón por la cual Jaime Nebot dice que la palabra de Lasso no tiene ningún valor.

 

Antes, el país entero lo recuerda, dijo frente a las cámaras, micrófonos, numerosos periodistas, medios de comunicación y a el excandidato Yaku Pérez, de que estaba totalmente de acuerdo con la apertura de las urnas en 17 provincias del Ecuador, promesa que, para variar, incumplió descaradamente pocas horas después, cuando expresaba públicamente, sin rubor alguno, que Nó.

 

¿Qué le hizo cambiar de parecer de un día para otro?, ¿Será que Lasso adolece de algún problema psicológico?, pues no es normal que tenga esos comportamientos, cambios tan repentinos o, es que la visita del secretario de Estado Norteamericano, Antony Blinken, lo ha terminado de perturbar.

 

 ¿A qué vino este señor?, a, darle instrucciones o darle órdenes.

 

Pues, a pocas horas de su venida al País, Lasso decretó el estado de excepción, en varias provincias del ecuador, que evidentemente no es únicamente para “combatir la delincuencia” sí no para combatir, en lo fundamental, a las marchas que se avecinan, principalmente la del próximo 26 de octubre. A lo mejor fue el mismo gringo, quien SUGIRIÓ que ya no asistiera a la comisión de la asamblea que averigua los Pandora Papers… ¿fue su propia decisión?

 

Regresando a lo de la entrevista con Vera, Lasso decía que su patrimonio está en el Ecuador y en el extranjero, declaraciones que llama la atención. Acaso no se acuerda este mismo Lasso (o, ¿será otro Lasso?) que antes había dicho, no una sino varias veces, que su patrimonio estaba todo, toditito en el Ecuador?…. parece mal de Alzaimer.

 

El 2 de abril del 2017 se presentó en segunda vuelta a las elecciones presidenciales de ese año y, juró que ya no tenía activos en las guaridas fiscales, pues la ley, en base a la consulta aprobada previamente le impedía participar. Sin embargo, es cuestión de revisar varios vídeos, incluso algunos de hace poco tiempo en los que declara paladinamente que “sus activos en los paraísos fiscales los FULMINÓ”, palabras textuales del propio Lasso, a fines del 2017…

 

¿Cómo es que afirma que en los últimos 15 años ha pagado $588 millones en impuestos, si en contrapartida, la corporación Multi BG (dueña del 80,8% del banco de Guayaquil, de la que Lasso es el principal accionista), apenas pagó solamente algo más de $2 millones entre 2006 y 2008?, el resto, 12 años, pagó CERO($0,oo), ¡nó pagó nada!.

 

Así las cosas, podemos pasar revista a declaraciones de antes y posteriores, y, nos podemos dar cuenta que estamos frente a un personaje que dice, se desdice, dice, se desdice, a cada rato.

 

Ahora, Lasso se quiere pasar de sabido y vivaracho, comportamientos que reflejan su personalidad EXTREMADAMENTE CAMBIANTE, de engaños, ¿a quién quiere engañar?, pues cómo explicar que habla de un congelamiento, cuando en realidad se trata de un aumento descarado, como es el caso del diésel que lo ADELANTA nada menos que 6 meses, una burla que raya en lo sádico ante un pueblo que mayoritariamente está en el desempleo, subempleo, pobreza y miseria. Creo que no se han dado cuenta, pues adelanta el paquetalasso para la navidad y año nuevo: ecuatorianos, ¡Feliz navidad y próspero año, por adelantado!, tercera medida trascendental en menos de una semana, ¿otra sugerencia de Blinken?, o, es solo una coincidencia…

 

Es claro, Lasso intenta desviar la atención de los Pandora Papers, en donde hay numerosas inconsistencias, en donde existirían varios delitos, que ameritarían su destitución, con lo cual alguien pasaría del Paraíso ¿al infierno?…

 

Lo peor es que, vale reiterarlo una vez más, los combustibles ¡No tienen subsidios!, pero como cada vez nos acercamos a la Alemania nazi-fascista de Hitler, una mentira repetida mil veces se convierte en verdad.

 

Por eso es que en sus demenciales mentiras que rayan en el delirio, numerosas autoridades, periodistas, medios de comunicación al servicio del poder, se inventan otras y variadas cifras como las que han posicionado en el imaginario de la población, de que este “subsidio” viene desde hace bastante tiempo, desde hace 47 años, algunos hablan de $60.000 millones, otros más audaces $70.000 y más millones; una ignorancia generalizada y completa y/o de mala fé. Sería de preguntarles a estos facinerosos, ¿Quién se la inventó?, ¿con qué información?, et. etc.

 

Lo que sí es cierto es que los números, tratados de una forma responsable y fría, ¡NÓ MIENTEN!, es cuestión de revisar cifras, de hacer sumas y restas. El cálculo es muy sencillo, para determinar cuánto es el SUBSIDIO a los combustibles:

 

  • Por un lado, los EGRESOS, hay 2 rubros, los costos de producción, refinación, almacenamiento, transporte de lo que se procesa en el País, en las 3 refinerías con que cuenta el país (Esmeraldas, La Libertad y Shushufindi); y, por otro lado, la cantidad en dólares de lo que se gasta en la importación de los combustibles.

 

  • En el lado opuesto, tenemos los INGRESOS, en donde se consideran aquellos obtenidos por la exportación de combustibles (fuel-oil principalmente); y, los dineros que se recauda por la venta, tanto de los combustibles producidos en el país, así como los importados

 

Cuadro Nro. 1

paquetallasso

Fuente: ANTEP (Asociación Nacional de Trabajadores de Energía y Petróleos)

 

Haciendo entonces, una suma resta de los 2 elementos considerados, la resultante, como se puede apreciar en el cuadro, es que no hay pérdidas para el Ecuador; dicho de otro modo, no hay subsidios, sino más bien existe una UTILIDAD que, para el año 2019, estuvo en $152,2 millones, para el 2020 en $280,27 millones y, para el primer semestre del presente año 2021, en $124,62 millones.

 

Esas utilidades podrían incluso ser muy superiores si es que quienes, desde los diferentes gobiernos de turno, administran adecuadamente, lo que no ocurre desde hace mucho tiempo, la principal industria de nuestro país, la hidrocarburífera.

Mariano Santos
Últimas entradas de Mariano Santos (ver todo)