Corruptos y corruptores deben irse a su casa

publicado en: Opinión | 0
Tiempo de lectura: 5 minutos

La negación y archivo del proyecto de Ley de “Inversiones”, proyecto ciertamente antinacional, trae coletazos de alto calibre.

 

Lasso se descompuso totalmente y denuncia a su ex aliado Hervas, y a asambleístas en general, a quienes acusa de chantajistas, ladrones, corruptos, que le piden dinero, hospitales, quien sabe qué más y, en concreto, denunció ante la fiscalía a 5 asambleístas de Pachakutik.

 

Sin embargo, es pertinente realizar algunas reflexiones, para darle objetividad al análisis.

 

1. Los 5 asambleístas denunciados, que siempre votaban con el gobierno, ¿lo hicieron gratuitamente? o, ¿ya hubo algo a cambio?

 

En el Informe sobre los Pandora papers, para investigar a Lasso, votaron en contra de que se investigue y que no comparezca Lasso a la Asamblea. Pero, hay uno, de entre los 5, que se destaca notablemente, nos referimos a Edgar Quezada(Sucumbíos), quien, no solo que votó en contra en la moción que fue presentada por su coideario José Cabascango, como presidente de la Comisión de Garantías Constitucionales, para que se apruebe el informe que condenaba a Lasso, sino que fue mucho más lejos, cuando acusó a Cabascango, de haber introducido textos, en resumen, de haber falseado el mencionado informe. Por supuesto, esa “falsificación” que llegó a la fiscalía, jamás fue probada y, más bien, Lasso fue salvado no solo por los 5, sino por otros asambleístas, en este caso, de los Pandora, que claramente mostraba la tenencia de activos en paraísos fiscales por parte de Guillermo Lasso, con lo cual, de acuerdo a la ley, debía ser destituido.

 

Este accionar de Quezada, repentino y cambiante, ¿fue gratuito?

 

corruptos a la casa

 

2.   Otro ejemplo lo podemos obtener en el Consejo de Participación Ciudadana, en donde la consejera Ibeth Estupiñán, dio un giro de 180°, cuando no solo que fabricó una nueva mayoría en favor del gobierno con el hoy presidente del CPC, excandidato de Creo en las elecciones anteriores, Hernán Ulloa, sino que ayudó al asalto de este organismo, destituyendo a sus cabezas principales. Es el CPC quien tiene que nombrar varias autoridades, entre otras, al contralor, que, si tiene un accionar ajustado al derecho, no solo que debe destituir a Lasso, por lo de los Pandora, sino enviarlo a la cárcel, por perjurio y lavado de activos, según acusación presentada en fiscalía desde fines del año anterior por Yaku Pérez, al no compadecerse su declaración juramentada, de apenas algo más de $39 millones, con la realidad, que es mucho mayor (no menos de $250 millones) [1]. Por supuesto, el actual contralor encargado lo absolvió de toda culpa, “contralor”, vale la pena decirlo, nombrado a dedo, desde la cárcel, por Pablo Celi, que de acuerdo a la fiscal Diana Salazar, es un mafioso, que dirigía una banda de delincuentes, junto al exgerente de Petroecuador, P Flores y José Augusto (hoy fallecido, ¿ahorcado? en prisión), en el caso las Torres.

 

Entonces, la consejera Estupiñán, actúa ¿gratuitamente?

 

3. Al inicio de su gestión, Guillermo Lasso contaba solamente con los 12 asambleístas de Creo. Con el tiempo y como por arte de magia, aparecieron otros 17 con lo cual ya cuenta ahora con 29. ¿Como hizo para conseguir esos 17 adicionales que incluso hoy en día ya no votan tan ciegamente con el oficialismo?

 

¿De puro “patriotas” trabajan con el gobierno?

 

4. El asambleísta independiente Bruno Segovia denuncia a la presidenta de la Asamblea por los tenientes políticos en Orellana.

 

Villavicencio, que antes acusaba a Llori de algunas irregularidades al interno de la Asamblea (sánduches de $6, vehículos, et., más las glosas de contraloría), hoy se ha quedado mudo y mira para otro lado. Pregunta a Contraloría: ¿se olvidaron de las glosas a la Sra. Llori?

 

Bruno Segovia denuncia… “Ella me dijo, yo puse hasta el último teniente político en Orellana, ella puso todo”; pero al parecer también puso a gente en Petroecuador, ¿en la gobernación de Orellana?

 

¿Quién “negoció” con Llori?, ¿algún mensajero?, ¿el propio Lasso?

 

Preguntamos esto, porque el propio Segovia denuncia que ha recibido mensajes, no solamente del ministerio de gobierno, sino de la mismísima presidencia de la república, para “conversar”.

 

Lo que si es cierto es que ella es claramente una ficha de Lasso que mueve a su antojo. Su último accionar en la Asamblea, para “quemar tiempo” y que el proyecto de ley de inversiones pase por el ministerio de la ley, al desaparecerse por un buen tiempo, es algo claro y evidente.

 

Bueno, ya tendría su “cuota” y quien sabe qué más…

 

5. Lasso: “Hervas es un evasor, un corrupto”, “teniendo varias empresas, en varios años pagó $0 por impuesto a la renta”.

 

De acuerdo a expertos tributarios, Hervas con lo pagado de impuestos acreditaría solamente ingresos anuales del orden de los $ 25.000 lo cual no se compadece con la cantidad de empresas que dispone. Su pago por la salida de capitales es 3 veces superior al pago de impuesto a la renta lo cual es incongruente según denuncia el propio Guillermo Lasso.

 

¿Qué pasó?, ¿se están pisando la manguera entre bomberos?, ¿quién de los 2 miente?

 

¿Los ofrecimientos de Lasso no son suficientes? o, ¿los pedidos de Hervas son demasiado?

 

Pero si Lasso también ha pagado $0 de impuestos, si nos atenemos al informe de la comisión de garantías constitucionales que señala que, en 2020, MultiBG (del cual Lasso es el accionista mayoritario) pagó $0 y, el fideicomiso GLM (Guillermo Lasso Mendoza) pagó igualmente $0.

 

6. A fines de marzo del año anterior, previo a la segunda vuelta, Yaku Pérez reveló, en reunión con la militancia de Pachakutik, que Guillermo Lasso le ofreció “cinco ministerios a cambio de votos”.

 

7. Por todo lo visto aquí, es claro y contundente que estamos en presencia de delitos, que tiene 2 componentes: uno, el corrupto, que entrega su accionar y voto, a cambio de cosas, varias cosas, que le entrega la otra parte, el gobierno.

 

Por supuesto que esto no es nuevo, porque acordémonos, durante el gobierno de Moreno, ¡los hospitales!, cuotas del ex asambleísta Daniel Mendoza, condenado, con sentencia ejecutoriada, en prisión, quien sin tapujo alguno y, para favorecerse con la reducción de la pena, reconoció abiertamente el delito.

 

Vale igualmente recordar que, con el voto del corrupto Mendoza, en la Asamblea, le salvaron el pellejo a Diana Atamaint, para el juicio político y probable destitución, principal gestora del fraude electoral que llevó a Lasso a la “Presidencia”.

 

Sin embargo, la “justicia” no fue para las 2 partes, ya que solo se sancionó al corrupto, más no al corruptor, en este caso a la ministra María Paula Romo, como tampoco a Lenín Moreno. ¿Qué pasó?, ¿se olvidaron? o, ¿es parte de la casi generalizada corrupción en que se debate la institucionalidad del Ecuador, no se diga la “justicia”?

¿Será que ahora la fiscalía va a investigar en las 2 vías, corruptos y corruptores? Diana Salazar no tiene buenos antecedentes en estos temas, pues para concluir, vale recordarle al País, que, entre otras cosas, por los Pandora papers, en los que Guillermo Lasso está seriamente involucrado, la Fiscalía no ha movido un solo dedo para llevar el proceso adelante, desde noviembre del año anterior.

 

Entonces, si los asambleístas corruptos deben irse a su casa y, probablemente a la cárcel, igual cosa procede con Guillermo Lasso.

 

Notas. –

[1]- LASSO, ¿debe ser destituido? Parte II, Mariano Santos, Revista Rupturas, 27 diciembre 2021.

https://revistarupturas.com/lasso-debe-ser-destituido-2/

 

Mariano Santos
Últimas entradas de Mariano Santos (ver todo)