Correavirus y Morenovirus

publicado en: Opinión | 0

No hay duda que el coronavirus trae coletazos de gran envergadura. Caen las bolsas de valores (la peor desde la crisis de 2008), la epidemia se propaga por los cinco continentes, la OMS (organización mundial de la salud) ya habla de una pandemia, la economía mundial se hunde, los precios del petróleo a la baja. Lenin moreno acaba de hacer un pronunciamiento público para tomar medidas… Que, como se puede traslucir, no afectan al gran capital: no afectan a las transnacionales, al fondo monetario (en caso de una moratoria), tampoco a los grandes grupos económicos ecuatorianos. Con la rebaja de sueldos a los servidores públicos el gobierno aspira recaudar 226 millones de dólares este año; los funcionarios con sueldos de $801 hasta $1.500 “contribuirán” con el 4%.  De $1.501 en adelante “contribuirán” con el 8%. ¿Moreno, es que acaso no se ha dado cuenta que estos trabajadores, sobre todo los que ganan menos de $1.000, apenas cubren la canasta familiar?

 

¿Por qué no se plantea una contribución similar es decir del 4%, por lo menos, a los 270 grandes grupos económicos del Ecuador? En el Ecuador existen 270 grandes grupos económicos que manejan anualmente una cifra que bordea los 68.000 millones de dólares. Los integrantes de esos poderosos grupos monopólicos, más sus respectivas familias, mas sus allegados, etc., etc., representan mucho menos del 1% de la población ecuatoriana, estimada hoy en día en unos 17 millones de habitantes, es decir que serían unos 170.000 ecuatorianos; y, esto, exagerando, pues no creo que superen los 100.000 ricos.

 

Pero, resulta que esos pocos y poderosísimos ecuatorianos, manejan aproximadamente las dos terceras partes de la economía del Ecuador (es la relación de los 68.000 millones de dólares con respecto a 108.000 millones, que es el PIB del Ecuador para el año 2019), con lo cual, significa que el 90 y 9% de los ecuatorianos apenas maneja un tercio de la economía nacional. Si estos números los ponemos ahora en blanco y negro, encontramos una realidad lacerante: la gran mayoría de ecuatorianos sólo tiene acceso a una comida diaria, pues los dos restantes, de las tres comidas con las que se supone debe tener acceso, se las “engullen” esos pocos ecuatorianos bastante emprendedores.

 

¿Cómo no iba a estar molesta la gran masa de la población en octubre pasado, que se debate entre la pobreza y la miseria, entre el desempleo subempleo, cuando Moreno intentó subir el precio de los combustibles? ¿Que inmediatamente provocó el alza de los pasajes del transporte y los artículos de primera necesidad?

 

Pero no, seamos algo GENEROSOS y no les pidamos ese 4% que moreno quiere pedir a los servidores públicos, tampoco pidamos el 2%; seamos realmente bastante generosos con los ricos, pidámosle solamente el 1,8%, que es el planteamiento que realizó la CONAIE el parlamento de los pueblos en octubre del año anterior; con este solo 1,8% el país se verá beneficiado con el ingreso de 1223 millones de dólares este año 2020.

Sin embargo, Moreno es generoso con los ricos y quiere que “aporten” solamente 0,75% más en las retenciones en la fuente de Impuesto a la Renta, pero aplicando la medida a grandes y chicos. Con esto, según el ministro de economía Martínez, se recaudaría 426 millones, tres veces menos que lo que propone la CONAI y el parlamento de los pueblos. Sin embargo, Moreno tiene amnesia, pues olvida que hay unos contratos de preventas petroleras, TREMENDAMENTE LESIVOS para el Ecuador.

 

Así, para que los chinos nos presten dinero nosotros tenemos que garantizar los préstamos cuatro veces más con petróleo. ¡Es como que si tú, estimado lector, ¡Compras una vivienda y la hipotecas al banco, pero resulta que el banco abusivamente te pide la hipoteca de tu casa y3 casas más!, Por lo cual con justísima razón tu podrías denunciar a este banco ladrón. Igual pasa en esto de las preventas, pero, moreno en vez de denunciar este atraco, lo saluda efusivamente y, fue por eso que ya viajó a China a fines del año 2018 para santificar el negocio y pedirles más plata y más preventas a los chinos…

 

Si el Presidente renegocia esos lesivos contratos de preventas, lo cual es factible según varios analistas, el país no sólo que libera varios millones de crudo para venderlos a quien quiera, sino que recupera los tres o cuatro dólares por barril del “peaje”, con lo cual el país se beneficia en varios centenares de millones de dólares anuales.

 

Sin embargo, Moreno adolece de otro mal, el mal de Alzheimer, pues no recuerda nada, absolutamente nada nada, de los gigantescos robos y asaltos que realizaba su socio Rafael y, olvida también que hay unos contratos petroleros lesivos para el Ecuador. Resulta que en la actualidad y, no sabemos durante cuánto tiempo, todos los ecuatorianos, si, absolutamente todos los ecuatorianos, estamos y vamos a seguir, no sabemos por cuánto tiempo más hasta que dure el CORONAVIRUS, subsidiando a muchas compañías petroleras… Moreno pretendiendo eliminar el subsidio pero mantiene el mismo para las compañías petroleras…

 

Analicemos el caso.

 

Resulta que hasta diciembre anterior el precio de nuestro petróleo tenía un premio con respecto al WTI, que es el crudo de referencia para la venta de nuestro petróleo, es decir que el precio estaba por sobre el WTI; pero, misteriosamente, las cosas se invirtieron y, desde enero del presente año, coincidiendo con la aparición del coronavirus, nuestro petróleo pasó a tener ya no un premio sino más bien un castigo, por lo cual ahora se lo está vendiendo por debajo del WTI REFERENTE. ¿En cuánto se está vendiendo nuestro crudo?; al 12 de marzo el WTI bordea los $31 el barril y, según fuentes oficiales el “castigo” sería de 6 o 7 dólares, es decir, que siendo generosos el precio de nuestro crudo estaría en los $25 el barril.

correavirus morenovirus

Pero, resulta que con el “imaginativo” Correa, se privatizó la casi totalidad de la extracción petrolera, con lo cual son las petroleras las que hacen y deshacen de la producción Hidrocarburífera. Entonces, el estado, es decir todos los ecuatorianos pagamos una tarifa a estas empresas, en su mayoría extranjeras, las mismas que van desde los $16 hasta los $58 por barril extraído. Con la creación de la empresa pública Petroamazonas en el 2013, se suponía que esta iba a realizar este trabajo, dando una continuidad a lo que realizaba la filial Petroproducción de Petroecuador; cuan EQUIVOCADOS estábamos pues la misma en la actualidad no realiza este trabajo, sino que éste es realizado por las compañías quedando la empresa pública como una simple empresa observadora, intermediaria…

 

Pero, el asunto no quedó ahí, pues se implementaron tarifas leoninas que debemos pagar los ecuatorianos a esas compañías; así:

 

  • A la Compañía china Andes Petroleum que explota el hidrocarburo del Campo Tarapoa se le fijó una tarifa de USD 35 por barril;
  • se fijó 35,95 a la Compañía gringo-española Repsol en la explotación de los campos petroleros Tivacuno y Bogui-Capirón y, en el bloque 16.
  • A la Compañía AGIP en la explotación del bloque 10 se fijó $35.
  • A Petroriental se paga una tarifa de USD 41 por barril en la explotación del crudo de los bloques petroleros 14 y 17.
  • En el campo Libertador, se paga a un consorcio de compañías una tarifa de $25,5

 

Si nuestro crudo se lo está vendiendo actualmente en $25 el barril, ya nos podemos imaginar cuanto habrá que pagar en más, el ¿DIEZMO?, es decir subsidiar a esas empresas…

 

A manera de caso anecdótico, vale señalar que el campo petrolero Singue que hoy está en la picota pues Exministros están siendo juzgados a partir del día de hoy, tiene una tarifa de $33.5 por barril, es decir que todos los ecuatorianos debemos subsidiar a la empresa que gerencia la hija de Wilson pastor, exministro de Hidrocarburos, y otros, con $8.5 por barril lo cual representa algunos milloncitos para sus bolsillos… “Coincidentemente”, Wilson pastor fue el cerebro de esos contratos así como, Carlos pareja fue el cerebro de los contratos en las refinerías; eran los brazos ejecutores de Correa, que era ambidextro(¿!).

 

Otro caso “extraño” es el del bloque 61, privatizado en su totalidad, en donde se festinaron, hablando de coronas, 2 joyas de la corona: Auca y Cononaco, en donde se suponía que la empresa ganadora, Shaya Ecuador S.A.,, que es la “fachada” de una transnacional texana, la Schlumberger, con la tarifa ganada que es de $26.5, asumía todos los gastos. Qué equivocado estaba pues resulta que la extracción petrolera y otros trabajitos los realizan los obreros de Petroamazonas y, esta transnacional nos factura también este costo adicional que bordearía aproximadamente cinco dólares más; es decir que el costo total o la tarifa total que se gana esta petrolera es de $31,5 por barril, con lo cual el subsidio que pagamos todos los ecuatorianos a Schlumberger es de $6.5 por barril, que representan un perjuicio para el país de unos $155 millones de dólares anuales, pues en este bloque 61 se extraen 65.000 barriles diarios de petróleo.

 

Entonces, Moreno debe renegociar estos contratos para ponerlos acordes a la Constitución del Estado ecuatoriano, en donde se señala que el Ecuador debe retenerse por lo menos el 50% de los ingresos de los recursos naturales. Con esta medida, el Ecuador deja de perder dinero y, puede ganar no menos de unos 400 millones de dólares anuales.

 

Igual debe hacerse con los contratos mineros, pues datos recientes revelan que en aquellos que comenzó su extracción en el suroriente ecuatoriano, Mirador y Fruta del Norte, el Estado apenas se ataja el 25%, aunque sería preferible su no explotación por las consecuencias ambientales catastróficas: haya quedarán grandes boquerones material contaminado y ríos igualmente contaminados.

 

Pero, la deuda sigue ¡intocada!; más aún, Richard Martínez, ministro de Economía, declaró “Todas las obligaciones se honrarán puntualmente”. El Presidente aseguró que se está gestionando créditos con dos instituciones de financiamiento internacional, por alrededor de $2.000 millones.

Con plazos y tasas en mejores condiciones que las que ahora ofrecen los mercados internacionales, ¿le creemos?; No hay que olvidar que según las últimas encuestas a Moreno apenas le cree el 7% de la población. Estos recursos llegarían a finales de marzo o principios de abril.

 

¡Ah!, Pero el gobierno de moreno tiene bastante imaginación. Como quieren vender varios bienes públicos sin pedirle permiso a todos los ecuatorianos han inventado una nueva palabra: monetización, que significa concesión, venta, corrupción al máximo, ya lo pusieron en el presupuesto del presente año 2020 y se aprestan ellos, a la subasta del Ecuador entero: Refinerías empresa telefónica campos petroleros centrales hidroeléctricas etc. etcétera. Y, hasta ya tienen el valor que van a recibir: $2000 millones.

¿cuál será el valor del Peaje?

 

Si antes el Correavirus enfermó al Ecuador entero, ahora debemos enfrentar una pandemia similar: ¡el Morenovirus!!

Mariano Santos