Chevron (Texaco) y sus amigos ”ecuatorianos”

publicado en: Opinión | 0

El pasado 16 de septiembre, la agencia EFE anunciaba que la Corte de La Haya emitió un fallo a favor de Chevron en caso contra Ecuador. La corte holandesa consideró que la sentencia de Lago Agrio que obligaba al pago de una indemnización de USD 9.500 millones es fraudulenta; en un fallo de primera instancia, rechazó un pedido de Ecuador para anular un laudo arbitral que desestimó la condena contra Chevron, por daños ambientales en la Amazonía.

 

La Corte rechazó el pedido de anulación planteado por Ecuador tras considerar que la sentencia de la Justicia ecuatoriana contra Chevron fue producto de un fraude. Así lo asegura la petrolera en un comunicado firmado en California. Antes, en agosto del 2018, hubo también un pronunciamiento de esta misma corte y en el mismo sentido. En contrapartida, en el Ecuador, este caso ya atravesó (y ganó) tres instancias legales, estuvo en el Juzgado de lo Civil de Lago Agrio, en la sala provincial de Sucumbíos, y en la Corte Nacional de Justicia— y      una cuarta, la Constitucional que la ratificó el 10 de julio del 2018.

  1. Algunos antecedentes.

 

¿Cuál es el sustento básico de la Corte de La Haya?, ¿Por qué habla de un fraude procesal en el Ecuador?, ¿Por qué dice que ¿la justicia en el Ecuador es corrupta?

 

El sustento básico es una declaración juramentada de uno de los exjueces de Sucumbíos, llamado Alberto Guerra, quien asegura que el fallo de la Corte de Sucumbíos fue preparada y redactada por los demandantes, previo al pago de coimas a los jueces, entre otros él mismo. Pero, lo inverosímil es que este exjuez, sin ninguna calidad moral, que se fue a vivir junto con su esposa e hijos a los EE.UU. dijo después exactamente lo contrario, pues era un asalariado de Chevron. Una nota de El Telégrafo [1] señala “…el portal estadounidense CRS Wire difundió una investigación que revela que Chevron habría renovado contrato para seguir pagando “un cuantioso salario y otros beneficios a su testigo ESTRELLA, pese a que, incluso, ha admitido que cometió perjurio e intentó boicotear el juicio ambiental” …”, luego dice “…Los pagos de Chevron a Guerra, que datan de 2013 a enero de 2015 (primer contrato), alcanzarían los $ 2 millones.

 

El nuevo contrato continuaría bajo similares condiciones y abarcaría igualmente beneficios como: salario; seguro de salud para él, su esposa y 3 hijos mayores de edad; pago de abogados en EE.UU. y Ecuador; pago de contador e impuestos; entre otros…”. ¿Cuánto habrá “ganado” hasta hoy?, ¿4,6 millones?

 

Texaco fue la transnacional petrolera que trabajó en el Ecuador desde el año 1964 hasta 1992 en que abandonó el País.

 

En 1.987 esta transnacional se acogió al código de bancarrota para eludir el pago de $10.500 millones [2], claro, una quiebra FRAUDULENTA. Luego, en el 2.001 Chevron la adquirió y, se conformó la empresa Chevron-Texaco, para finalmente desaparecer el nombre Texaco y quedar solo como Chevron. a su vez, Chevron fue “parida” por La Standard Oil de California (una de las “7 hermanas, otra era Texaco, cartel coaligado para reducir o eliminar la competencia y controlar el mercado a fin de obtener mayores beneficios, ) y, se convirtió en solamente Chevron. Texaco, ¿Se escondían de alguien?

 

¡SÏ!, por sus acciones delincuenciales en varias partes del mundo y, para variar, por el juicio que diversas organizaciones ecuatorianas emprendieron para llevarla al banquillo de los acusados y pague por los daños IRREPARABLES que ocasionaron en nuestra amazonia.

 

Pero, no es la única fechoría, pues esta transnacional ha estado acostumbrada al PILLAJE, MUERTE, en un largo listado de países como en Birmania, Filipinas, Kazajistán, Chad, Camerún, Irak, Angola, Nigeria, Australia y en los propios Estados Unidos y Canadá, datos que son detallados en un “informe anual alternativo” preparado por un consorcio de organizaciones no gubernamentales.

 

2. ¿Qué hizo Texaco en Ecuador?

 

Pues, bastantes fechorías en aire, aguas y tierra, ver [3] algunas nacionalidades indígenas se vieron tremendamente afectadas, casi al borde de su extinción, como los Cofanes, Záparos y Huaoranis; los Tetetes y Sansahuaris fueron desaparecidos. Se estima en más de 1.400 los muertos de cáncer, miles de enfermedades, deformaciones genéticas.

 

Un verdadero ¡GENOCIDIO!

 

Este último término es precisamente el que utilizó la artista NORTEAMERICANA Trudie Styler, cuando aterrorizada por lo que vio, al visitar la amazonia, declaraba hace unos 4 años:  “Esto va más allá de un juicio, es un genocidio”.

Tengo mucha rabia con Texaco, puedo decir, con confianza que, si Texaco hubiera hecho en Estados Unidos lo que hizo en Ecuador, sus jefes estarían encarcelados, “quizá bajo PENA de MUERTE”…

En mayo de 1.994 se conformó el FRENTE DE DEFENSA DE LA AMAZONIA con numerosas organizaciones sociales de la Amazonia. Desde entonces los afectados, indígenas, campesinos, etc. han tratado de que la petrolera estadounidense les indemnice a través de causas abiertas en diferentes países donde Chevron cuenta con filiales.

 

Al inicio, la demanda de las comunidades amazónicas fue presentada en los propios EE.UU. en una corte de Nueva York en 1.993, pero, la petrolera pidió no ser juzgada en ese País, por lo que el denominado “juicio del siglo”, diez años después, un juez del Estado de Nueva York decidió que el proceso debía sustanciarse en Ecuador; por lo que continuó entonces acá, en Lago Agrio, hasta su culminación en la Corte Constitucional el año 2018, al que hacíamos referencia en líneas anteriores.

3. Los malos gobiernos, los malos ecuatorianos.

 

  • Alberto Dahik.

 

Dahik, como vicepresidente de Durán Ballén, fue quien lideró directa y personalmente la negociación del contrato de remediación ambiental suscrito el 4 de mayo de 1995 en la que textualmente deciden…”el Gobierno y PETROECUADOR liberarán, absolverán y descargarán para siempre a TEXPET, Texas Petroleurn Company, Compañía Texaco de Petróleos del Ecuador S.A., Texaco Inc.,.y a todos sus respectivos agentes, sirvientes, empleados, funcionarios, directores, representantes legales, aseguradores, abogados, indemnizadores, garantes, herederos, administradores, ejecutores…”

 

Sí, liberan totalmente a Texaco de su responsabilidad. Más aún, allí decidieron que el Ecuador ya no iba a presentar absolutamente ningún reclamo contra la Texaco, claro, si ya la habían legitimado como libre de todo pecado lo otro estaba por demás. Sin embargo, hay otros “ecuatorianos”, que también participaron (como suscriptores del contrato) en este hecho ANTIPATRIA, Galo Abril, ministro de energía y Federico Veintimilla, presidente ejecutivo de Petroecuador. Dahik era un prófugo de la justicia Al que Rafael Correa lo perdonó  una sentencia por, Acordémonos, los gastos reservados que le permitió regresar de su exilio en Costa Rica al Ecuador, sin embargo, no son estos las únicas”travesuras” de Dahik, hay otra, como por ejemplo el haber implementado. Con su compinche Durán-Ballén los famosos tratados bilaterales de inversiones (TBI)con EE.UU. en 1993.

 

¡Qué “coincidencia” !, Decía Pablo Fajardo, abogado del frente de defensa de la Amazonia, pues firman en 1993 este TBI (1.993) antes del contrato de remediación(1.995), para proteger las inversiones de las compañías norteamericanas en el Ecuador, que permite demandas de ellos en contra del Estado ecuatoriano, pero no al revés.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU declaró el 2003 que dichos tratados son atentatorios a los derechos humanos.

 

Ese tribunal de La Haya, cuyos jueces probablemente fueron “comprados”, práctica muy común en la Texaco, antes y, luego en CHEVRON ahora, aplican este TBI retroactivamente, pues las fechorías de Texaco fueron antes, entre 1964 y 1992, lo cual es ilegal.

 

  • Jamil Mahuad, un ex vice alcalde de Quito y otros…

 

En septiembre de 1.998 se firmó un acuerdo de finiquito con TEXACO, con la misma conclusión de la de tres años antes (1.995), liberando de toda responsabilidad a la Texaco, es decir decretar que todo estaba arreglado y no había pasado absolutamente nada. Este es otro de los argumentos que utiliza La Haya para CASTIGAR al Ecuador. Para ese año Texaco ya había “remediado” el 32% de las casi 1.000 piscinas tóxicas; pero, los enfermos y muertos por cáncer?, ¿la desaparición de los Tetetes y Sansahuaris?, ¿la enorme cantidad de esteros, ríos, lagunas, contaminados?, ¿los miles de millones de metros cúbicos de gas echados a la atmósfera? Y otras tantas fechorías ¿no cuentan?

 

Con justa razón, el año 2.003 el ex contralor Genaro Peña, en que realizó un examen especial a los trabajos de remediación y a ese  acuerdo de finiquito suscrito, señalaba en las conclusiones del organismo de control graves violaciones al contrato de remediación y a la normativa ambiental: “No se cumplieron con todos los trabajos que debían ejecutarse de acuerdo con los compromisos suscritos; una de las conclusiones que señaló es que “los daños ambientales causados por al patrón tecnológico aplicado por la Texaco en las operaciones hidrocarburíferas son económicamente muy elevados, de difícil y a veces imposible reparación, por lo que el objeto del contrato, únicamente se orienta a remediar una parte de las afectaciones ambientales durante el largo periodo de explotación de la compañía”.. más adelante señala…”los trabajos y el plan de reparación ambiental han sido elaborados con omisiones y deficiencias técnicas y legales, lo que trajo como consecuencia que su ejecución no sea correcta y por ende queden afectados gravemente el medio ambiente y en especial los intereses del Estado…”

 

Con base al referido documento, la Fiscalía del Estado, inició el año 2004 una indagación previa en contra de varios exfuncionarios: Giovanni Rosanía, Hugo Jara Román, Jorge Albán Gómez ex subsecretario de Protección Ambiental del Ministerio de Energía y Minas, ex vicealcalde de la ciudad de Quito I que es quien firma el documento de liberación de todo a Texaco) y otros.

 

El instrumentalizador del saqueo y feriado bancario, Mahuad, tiene aquí entonces otra “medalla”. René Ortiz, hoy ministro de energía con Moreno, que pretende subastar todo lo que huela a Estatal fue también ministro de ese nefasto  gobierno…

 

  • Iñigo Salvador, el Procurador General del Estado, ¿del Ecuador?.

Salvador fue designado Procurador en 2018 por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, luego de una terna que el encabezara, enviada por Lenin Moreno.

 

En septiembre 2015 la Corte de Canadá falla en favor del Ecuador

 

La Corte Suprema de Justicia de Canadá dictaminó que las víctimas de la contaminación causada en Ecuador por Chevron pueden reclamarle a la empresa petrolera una compensación en ese país norteamericano en donde tiene activos muy importantes. El fallo, que fue emitido en segunda instancia por el Tribunal de Apelaciones de Ontario, reconoce que los ecuatorianos pueden ejecutar la sentencia que exige el pago de nueve mil 500 millones de dólares a la empresa.

 

Sin embargo, esa misma Corte canadiense dio un giro de 180° en abril del 2019, cuando sentenciaron nuevamente, pero, ahora en favor de Chevron, es decir que los afectados ya no podían cobrar a esta petrolera en Canadá y, esta transnacional no debía pagar un solo centavo. ¿Qué pasó?… hubo una carta enviada a esa corte canadiense firmada por Salvador en febrero de 2018, en la que admite la validez del laudo arbitral de agosto del 2018.

 

En un informe presentado por el Procurador a la asamblea nacional en 2.019, Salvador, con toda la desfachatez del caso dice que ya prácticamente no hay nada que hacer pues señala que hay los Acuerdos de Liberación de responsabilidad para Texaco suscritos en 1995 y 1998.
Pero, Salvador no tenía buenos antecedentes. El trabajó en asesoría legal en el fallido proyecto Refinería del Pacífico (mayo 2010 – marzo 2012) y, que le ha costado al País más de $1.600 millones, como tal, emitió informes en favor de la compañía Worley Parsons, que, a su vez, realizó trabajos de ingeniería para Odebrecht.

 

Worley Parsons recomendó iniciar las obras en la Refinería del Pacífico sin tener financiamiento alguno y, fue la que se encargó de la gerencia del proyecto de Refinería del Pacífico; el valor del contrato fue de USD 155,5 millones. ES LA misma QUE también GERENCIÓ Y FISCALIZÓ LA REPOTENCIACIÓN DE LA REFINERÍA DE ESMERALDAS ( que “costó “$2.369 MILLONES) pero, resulta que WPI NO OPERÓ DIRECTAMENTE, LO HIZO A TRAVÉS DE AZUL, el grupo empresarial ecuatoriano de propiedad del ex”combatiente” norteamericano en Vietnam,  WILLIAM PHILLIPS, CÓNYUGE DE MÓNICA HERNÁNDEZ, ASESORA DE RAFAEL CORREA. Phillips, quien en su momento fue condecorado por el propio Correa por “actos relevantes a la patria”, es uno de los que acaba de ser condenado, con sentencia ejecutoriada al igual que la de Correa, a ocho años de prisión por el caso sobornos o arroz verde, aunque está prófugo en los Estados Unidos

 

4. el ministro de Energía René Ortiz y su asesor Fernando Santos.

 

Son dos connotados empresarios, radicales partidarios de las privatizaciones, criterios que sin tapujo alguno lo han expresado en numerosas oportunidades públicamente.

 

Hace pocos días, cuando le preguntaron en una entrevista a Ortiz sobre la sentencia de La Haya, se limitó a decir simplemente es un caso cerrado, no hay nada que hacer, hay que pagar, dejando entrever una reprimenda a las comunidades amazónicas por haber desafiado presentar una demanda a la todo poderosa Chevron

Ortiz, como decíamos en líneas anteriores, fue ministro de energía en el gobierno del feriado bancario, de Yamil Mahuad, gobierno en que se firmó el acta de finiquito ya mencionado, en donde se liberaba POR SIEMPRE de toda culpa a la Texaco por el genocidio ambiental.

 

Ortiz ha sido varias veces Presidente Ejecutivo de la Asociación de la Industria Hidrocarburifera del Ecuador (AIHE), que aglutina a las petroleras asentadas en el país, Entre sus miembros se cuentan empresas como Andes Petroleum Ecuador, OCP Ecuador, Tecpetrol, Halliburton, Exxon-Mobil, Schlumberger y Tenaris, entre otros. Sí, aquí está OCP (oleoducto de crudos pesados, empresa privada en la que participan las petroleras privadas tanto nacionales como extranjeras) … Hace poco hubo una tremenda pelea entre Ortiz y el hasta esos días gerente de Petroecuador, Pablo Flores. Flores defendía (al igual que otros ejecutivos de Petro)que Petroecuador debía pagar una tarifa al OCP de solamente $1,40 por el barril de crudo ecuatoriano transportado en el OCP, mientras Ortiz decía que nó, que el Ecuador debía pagar $2,0 por barril (tesis que hasta el momento se impone) … Entonces, se entiende por qué Ortiz defendía al OCP y no al estado ecuatoriano…

 

Fernando Santos, es un conocido abogado de las petroleras a los que les realiza consultoría; fue ministro de energía durante el gobierno neoliberal de León Febres Cordero y, entre sus acciones ANTIPATRIA fue, la de implementar los nuevos contratos (a la época) de prestación de servicios, en donde les concedió una rebajita del impuesto a la renta que pagaban las petroleras. Así, Texaco pagaba el 87,5% de impuesto a la renta y, Santos  en esos “innovadores” contratos los bajó muy “generosamente” a la mitad, al 44,4% para favorecer la inversión extranjera.

 

Pero también fue el que dijo que el Ecuador no estaba capacitado para manejar las operaciones petroleras del Consorcio CEPE TEXACO, que le correspondía haberlo hecho desde el año 1.982 hasta 1.992, por lo que cuando fue ministro, no tomó la decisión que por ley le correspondía.

Al igual que Ortiz, recrimina a las comunidades amazónicas por haber osado desafiar a Texaco: ¿para qué se meten?.

 

Algunas reflexiones.

 

En tribunales de justicia como los de La Haya, no son sino instrumentos de dominación, herramientas que utiliza el imperialismo norteamericano para defender a sus transnacionales y “EXTRAER” dinero de los países dependientes; los ejemplos más cercanos para el Ecuador son este, el de la Haya, y el del Ciadi(del Banco Mundial), en donde se perdió un fallo contra la OXY( y otros como los de las compañias. Gurligton, Perenco, etc aunque existen otros  tribunales en varios países con características similares.

La decisión de ese tribunal, es ilegal e ilegítima, pues no puede obligar a la justicia ecuatoriana a retractarse: un tribunal por más internacional que sea, no le puede decir a un Estado soberano como el nuestro de borrar una sentencia, aquella de los $9.500 millones.

 

Por el contrario, esos tribunales ni la Texaco puede borrar las contaminaciones en esteros, ríos, lagunas, la muerte de centenares  de habitantes,  la desaparición de pueblos como los Sansahuari, Tetete y muchas cosas más.

 

Por otro lado, el litigio judicial de los afectados amazónicos es un proceso entre particulares, por lo tanto, no puede ser afectado por una decisión de un tribunal arbitral privado creado para resolver controversias comerciales entre estados y empresas”, por tanto, el laudo a favor de Chevron es ‘inaplicable’ dicen los demandantes ecuatorianos.

 

¿Cómo puede la Texaco o Chevron demandar al Estado ecuatoriano, si no fue el Estado ecuatoriano quien los demandó, sino las comunidades amazónicas?

 

La preocupación mayor surge porque estamos frente a un gobierno (Moreno) y autoridades totalmente sometidos y serviles a los norteamericanos, que harán todo lo posible para que el Ecuador PAGUE a esta trasnacional DELINCUENTE una  INDEMNIZACIÓN por “sus gastos”, por “DAÑO MORAL”, aunque parezca increíble…Claro, si por la misma razón hemos pagado los famosos bonos de deuda al 100%, cuando los mismos se cotizaban al 20-25% y otros países como Argentina pagan al 54%.

 

A propósito de esta “corte”, no todas las naciones han cumplido las decisiones del tribunal y en algunas ocasiones incluso han desconocido su autoridad, comenzando por los propios EE.UU., Francia y otros, cuando sus laudos han ido en contra de sus intereses.

 

Sin embargo, esos mismos gringos son tan audaces que hoy día amenazan con enjuiciar e imponer otras sanciones a esta misma corte por pretender ésta, enjuiciar a sus compinches criminales sionistas de Israel que se dan gusto matando palestinos por doquier, en el medio oriente.

 

Por último, cabe una reflexión muy importante: debes tener cuidado de aquellos que desde afuera te quieren comprar; pero, mucho más cuidado hay que tener de aquellos que estando adentro te quieren vender…

 

Notas.

[1]. “Es reprochable que Guerra haya vendido su testimonio a Chevron”. El Telégrafo, 17 de noviembre de 2015.

[2]. Texaco se acoge al código de bancarrota para eludir el pago de 10.500 millones de dólares. Diario El País.

https://elpais.com/diario/1987/04/14/economia/545349609_850215.html

[3]. Mariano Santos, laudo de Chevron Texaco, fallo inmoral, 10 noviembre 2018.

http://periodicoopcion.com/laudo-de-caso-chevron-texaco-fallo-inmoral/

Mariano Santos
Últimas entradas de Mariano Santos (ver todo)