Bolívar, la Serie

publicado en: Entreletras | 0

Introducción

La gran epopeya de la liberación del yugo colonialista español sobre América del Sur es un acontecimiento histórico extraordinario que tuvo como caudillo trascendental a Simón Bolívar.

La formidable gesta de las Guerras Independentistas contra el colonialismo principalmente de España libradas a inicios del siglo 19 constituye un fenómeno histórico que es material de estudio para reafirmar el rumbo al que debe conducir aquella eclosión social, económica, política y armada.

El peso de aquellas victoriosas guerras debemos ubicarlo comparativamente con otros estallidos históricos de gran significación social, económica, política y militar acaecidos en el mundo capitalista, particularmente la reformista pócima para Latinoamérica del socialismo del siglo XXI que hizo una fanesca de la teoría y praxis científica de la esclavitud del trabajo asalariado y su proyección filosófica y política.

Socialismo siglo XXI que ha sido aprovechado por la derecha neoliberal de todos los matices para denostar contra el socialismo de los trabajadores en América Latina.

La serie Bolívar montada por la transnacional televisiva Caracol y difundida internacionalmente por la multinacional norteamericana  Netflix sirve para reintroducirnos en un tema de actualidad: La real perspectiva de una auténtica revolución social que abra las perspectivas para una vida digna en todos los terrenos de las grandes mayorías trabajadoras de ciudades y campos.

Simón Bolivar

La infancia y adolescencia de Bolívar en Venezuela se desenvuelve en la Gran Hacienda esclavista de San Mateo en el Valle de Aragua de propiedad de su acaudalada familia Bolívar y Palacios junto a sus hermanas y hermano, María Antonia, Juana y Juan Vicente, rodeado de sus esclavas y esclavos de casa: las negras Hipólita y Matea y el negro Dionisio a quienes el niño Simón en rumbo a la adolescencia llama “mamá” y “hermanos”: ribetes paternalistas al fin y al cabo esclavistas.

Gran hacienda de producción de caña de azúcar y otros productos dirigida férrea pero democráticamente sobre el campesinado esclavo por la viuda María Concepción, madre de Bolívar, con el apoyo de su abuelo Feliciano mientras ronda sobre aquellos la ambición del tío Carlos Palacios de despojar a los Bolívar de aquella gran propiedad latifundista; propósito que luego de la muerte de María Concepción debido a la peste fracasa debido a la vigilancia de los hermanos Bolívar y del esposo de María Antonia con quien la madre de Bolívar ha amarrado en matrimonio: loco pero alucinadamente certero en su juicio respecto del “jeta de marrano” tío Carlos.

La gran hacienda de San Mateo que Concepción antes de su muerte deja bajo la regencia del cabal y ordenado hermano de Simón,  Juan Vicente, establece los aspectos sociales y económicos que forman la inicial personalidad de Bolívar que es complementada por las enseñanzas prodigadas por el maestro Simón Rodríguez a quien se le entrega la educación de Bolívar; confluencia histórica anticolonialista porque a través de este singular maestro el joven Simón se verá envuelto en un acontecimiento que despertará sus primeras alertas contra la opresión monárquica de España pues  Rodríguez tiene contactos con patriotas entre ellos la honesta  personalidad del sastre Montesinos y de su hija Adela relacionados con patriotas traídos prisioneros a la cárcel de La Guaira de por vida por sus actividades independentistas de España con quienes Montesinos se propone robar armas a los españoles para iniciar acciones patrióticas que es descubierta y por la cual es ahorcado el sastre patriota hecho que marcará las iniciales visiones patrióticas de Bolívar, semillas de sus posteriores  convicciones emancipadoras antiespañolas.

De aquella circunstancia vívida de Bolívar como joven y acaudalado dueño de la hacienda esclavista de San Mateo devendrá su visión política y militar que se concretará más adelante en una serie de acciones en las que participará Bolívar  introducido en los prolegómenos de la lucha política contra España en una Junta Patriótica conformada con los mismos notables hacendados criollos que tendrá como sustento social y militar a los contingentes de esclavos, hombres y mujeres, a quienes Bolívar incorporará a la lucha política en armas por la emancipación de la dominación monárquica de España.

La visión y praxis liberadora de Simón Bolívar se sustentará en la unión de “los mantuanos” criollos dueños de grandes haciendas latifundistas esclavistas y el campesinado esclavista de aquellas haciendas alzados en armas en torno de cuyas acciones se irá construyendo la figura del Libertador Simón Bolívar como ícono libertario antiespañol.

II

Estas ideas anticolonialistas se irán fraguando progresivamente luego de cumplida una carrera militar aprovechada por Bolívar dentro de la estructura para la formación militar montada por los Virreinatos de España en América para mantener su dominación colonial, luego de la cual, Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios contrae matrimonio en Madrid con la joven María Teresa Rodríguez del Toro y Alaiza perteneciente a una connotada familia de abolengo español; matrimonio al cual el padre de María Teresa se opone debido a que el joven Bolívar no es español sino criollo americano, más, su entusiasmo amoroso, persistencia, habilidad política y fortuna lograrán superar dichas trabas.

Ya realizado el matrimonio en la respectiva ceremonia religiosa católica en Madrid, Simón Bolívar vuelve a San Mateo a posesionarse de sus propiedades apoyándose en su hermano Juan Vicente y en sus hermanas María Antonia y Juana con el efusivo aval de su esposa María Teresa que vislumbra el propósito del matrimonio entre Simón y María Teresa de convertir aquella gran hacienda esclavista de San Mateo en el Valle de Aragua en un gran emporio productivo de café.

En ese rumbo y en el proyecto de afianzar su matrimonio progresista como acaudalado hacendado que da un trato democrático a sus esclavos y esclavas mientras enfrenta y supera las maniobras de su tío Carlos Palacios de apoderarse de su fortuna.

Aquel proyecto de Bolívar vendrá a derrumbarse con la enfermedad de María Teresa contagiada por la peste que se la lleva al sepulcro desmaterializando su objetivo de convertirse en gran hacendado criollo junto a su amada esposa.

Punto de quiebre de Bolívar, quien, para superarlo deja la Hacienda de San Mateo a cargo de su solidario y eficiente hermano Juan Vicente y de sus hermanas y viaja a Francia donde observa cómo opera la dominación de Napoleón Bonaparte. Tras configurar una idea del don de mando político y militar basado en la habilidad persuasiva de Bonaparte, Bolívar cuestiona su práctica dictatorial que lo ha llevado a erigirse en Emperador. De este modo se va gestando en Bolívar la perspectiva de convertirse en un líder carismático que debe asumir históricamente, sin características monárquicas, la tarea de echar abajo el andamiaje colonialista español estableciendo en la Nueva Granada un gran sistema republicano que obedece a la visión del establecimiento de una Gran Colombia similar al erigido en Estados Unidos luego de conquistar su Independencia de Inglaterra.

La Serie “Bolívar” contribuye a formar una idea acerca de la combinación temperamental del Bolívar libertador con su visión política de construir una Gran República capitalista emancipada de la dominación colonial de España en torno de la cual se funde la base social campesina esclavista con la de los hacendados criollos que explotan y oprimen a dicha base social que, contradictoriamente, es la que lleva a cabo las acciones políticas armadas que culminarán con la expulsión de España de Nueva Granada.

III

El retorno de Simón Bolívar a Venezuela, a su hacienda de San Mateo en Aragua luego de su corta estadía en Francia empata con la situación devenida de la existencia  de la Junta Soberana Suprema de Caracas conformada por los “mantuanos” criollos dueños de haciendas esclavistas, quienes, si bien no se oponen a la dominación de la Monarquía de España, su Junta de Notables es amenazada por la Junta Suprema de Cádiz quien amenaza a la Junta de Caracas con enviar dos grandes barcos a detener la exportación de los productos de sus haciendas esclavistas  proclamando que la única Junta Suprema es la que representa directamente desde Cádiz a la Monarquía española.

Esta dicotomía de Poder es aprovechada por Bolívar, quien, durante su viaje a Caracas solicita al Mandante de la Junta de Caracas lo invite a la reunión que está enfrascada en la decisión de la Junta de Cádiz de no aceptar jerárquicamente a la Junta de Caracas y amenaza con cortarles sus exportaciones al extranjero.

Momento crucial en que el mantuano criollo Bolívar dueño de la gran hacienda de San Mateo en Aragua propone con el apoyo de Andrés Bello un intelectual patriota viajar a Inglaterra a solicitar interceda en favor de la Junta de Caracas abriéndole sus puertas a la exportación de los productos de sus grandes haciendas esclavistas lo cual es aceptado; el costo del viaje diplomático es financiado por el hacendado criollo Simón Bolívar.

En Inglaterra Bolívar y Bello toman contacto con Miranda quien es una figura de gran connotación en Venezuela a quien le proponen asuma el liderato de la lucha anticolonialista contra la España monárquica que Miranda acepta. Con ello se da inicio a una nueva situación política que culminará con la proclamación de la ya pincelada Junta Patriótica que proclama la Independencia de Venezuela de la dominación de España.

La formación de la República venezolana es festejada por el pueblo. Excepto por la población de la Provincia de Valencia quien se opone a la Independencia y expresa la mantención de su subordinación a la dominación de la Corona española que dará inicio a la primera batalla entre el ejército patriota de los desarrapados que combaten con ímpetu a las tropas españolas durante el cual se va forjando el liderato de Simón Bolívar en los combates en armas.

En esta primera batalla en arnas victoriosa para las fuerzas patrióticas de Bolívar afloran las vacilaciones mercenarias de Miranda quien cuestiona las iniciativas libertarias de Bolívar con sus tropas; situación que culminará con la prisión de Miranda y abrirá paso a la intensa epopeya librada por las fuerzas emancipadoras contra las tropas españolas del sanguinario coronel español Monteverde: Gran periplo libertario bajo el mando de Bolívar en el que se incorpora Dionisio el negro esclavo auto liberado del esclavismo durante su adolescencia en la Hacienda de San Mateo quien pese a ser compañero de infancia de Simón se fuga e aquel ambiente esclavista pero luego al conocer y admirar las acciones libertarias de Bolívar se une al contingente de sus tropas y se convierte en pieza clave de los combates emancipadores que lidera Bolívar liberando poblaciones*1 de la dominación de las tropas españolas y sus impuestos a lo largo del río Magdalena remachada con la entrada victoriosa a Caracas de Bolívar y su contingente de tropas armadas desarrapadas que levantan con energía las banderas patrióticas.

IV

Más aquí es cuando y pese a las victorias logradas afloran dos amenazas: De una parte las del coronel español Monteverde quien declara la guerra a muerte a todo venezolano o venezolana: niños, niñas, adultos, ancianos, a quienes asesina sin discrimen alguno, sean civiles o combatientes armados, lo que obliga finalmente al General Bolívar, ya con esa distinción aprobada por los iniciales poderes republicanos, a decretar la guerra a muerte contra las tropas españolas que no acepten el ejercicio del poder civil y armado libertario; y, de otra parte, la formación de un ejército comandado por Bowen que proclama y lleva a la práctica la entrega de tierras y casas a sus soldados combatientes de los llanos de Venezuela quien declara la guerra a muerte contra los mantuanos criollos dueños de grandes haciendas latifundistas y contra las tropas del ejército emancipador de Bolívar.

A esa altura las fuerzas militares de Bowen son superiores a las de Bolívar quien además debe enfrentar las tropas armadas del coronel español Monteverde. La situación se agrava porque Bowen ataca San Mateo donde Bolívar guarda las armas, pertrechos y municiones para la continuidad del proceso liberador las cuales, para evitar que caigan en manos del mercenario General Bowen, son hechas estallar por Antonio Ricaurte uno de los jefes combatientes de Bolívar.

La amenaza de Bowen y sus fuerzas y de las tropas españolas de Monteverde obliga a Bolívar acompañado de Dionisio a viajar a Cartagena apoyado por la Orden de la Junta Patriótica de Caracas a solicitar al Comandante de las fuerzas militares de Cartagena de Indias, Castillo, quien también es Gobernador de Cartagena, les dote de armamento para fortalecer el ejército patriota bajo la comandancia de Bolívar; pero Castillo se niega rotundamente e increpa los afanes libertarios de Bolívar calificándolo de “niño rico que juega a la guerra”; la situación de complica aún más con el informe de que el Rey de España, Fernando VII, ha enviado una flota de 45 barcos bien pertrechados de armas, municiones y diez mil soldados españoles bajo las órdenes del General Morillo que Bolívar trasmite al Gobernador Castillo pero que éste siendo Jefe de las tropas patriotas de Cartagena de Indias, hace oídos sordos a estos informes mientras dedica el tiempo a preparar su boda. En tanto el contingente de diez mil soldados armados del General español Morillo llega a Cartagena de Indias.

El incrédulo Gobernador Castillo se ve obligado a auto encerrarse dado que Cartagena es una ciudad amurallada: blindaje que somete a su población a un cerco de hambre asaeteado por las tropas españolas de Morillo quien establece su campamento cerca del ingreso a la ciudad, que, en cuanto Castillo abre sus puertas asesina inmisericordemente al Gobernador y a la población.

Mientras tanto en Caracas la Junta de Mantuanos hacendados criollos ha escapado huyendo de la amenaza de ser aniquilados por Bowen y su ejército mercenario.

Bolívar se ve obligado junto a Dionisio y al patriota D’ Elhuyar a retirarse a Jamaica.

*1- El primer periplo libertario acaudillado por Bolívar a lo largo del río Magdalena a la par que conquista la navegabilidad del citado río libera las poblaciones de Tenerife, Mompox, Chiriguana, Tamalameque, Puerto Real de la dominación armada del Virreinato español y de sus impuestos, gesta tras la cual las tropas patriotas ingresarán victoriosas a Caracas

Antonio Guerrero
Últimas entradas de Antonio Guerrero (ver todo)