14 años de corrupción

publicado en: Opinión | 0

14 años de corrupción

El Movimiento Alianza PAIS, es la organización política con mayor tiempo en Carondelet, cobijo al gobierno de Correa que fue el de mayor duración en toda la historia republicana del Ecuador y también uno de los regímenes que más recursos económicos manejó. Según cifras del Observatorio de la Política Fiscal, durante los nueve años de correísmo, 2007 a 2015, el Fisco ecuatoriano tuvo ingresos por $ 231.669’000.000. Y sin miedo a equivocarse, es también el gobierno más corrupto en nuestra historia. La mayoría de los actos de corrupción tuvieron como sector principal lo relacionado a venta de petróleo, construcción de mega obras, hidroeléctricas, etc. La Comisión Nacional Anticorrupción estima que en el régimen correísta se llevaron 10 millones de dólares diarios. En el 2017 un informe de Transparencia Internacional ubicó al Ecuador en el tercer lugar de los países más corruptos de Latinoamérica.

 

Al llegar Moreno a la presidencia también apadrinado por Alianza PAIS, se ofreció una cirugía mayor frente a la corrupción, cirugía que nunca llego, al contrario, varios analistas hablan del fortalecimiento de toda una red de corrupción que surgió desde las entrañas de Alianza PAIS y que se constituyó en la maquinaria de corrupción más grande que sigue desarrollándose a la sombra del Estado, pues la corrupción puede ser entendida como una desviación de las obligaciones de los funcionarios públicos debido a intereses personales o beneficios monetarios. Peto también la corrupción está ligada al crimen organizado, misma que basa la motivación de su estructura en la obtención de beneficios para sus miembros. Para lo cual, la empresa criminal opera de forma racional y con mayor o menor grado de complejidad y planificación, de tal manera que detrás de cada operación llevada a cabo por el grupo hay una premeditación y una planeación como expresan los últimos casos de conocimiento público en hospitales, ministerios, gobiernos locales y que permiten colegir que existe precisamente un proceso de planeación e incluso, una suerte de división del trabajo entre varios grupos mafiosos, que aprovechando su influencia y acuerdos con en el Gobierno se dividieron áreas para el negocio en plena emergencia sanitaria.

 

Es innegable que en Ecuador se sigue robando mediante sobreprecios, coimas y que dicha corrupción tiene un peso moral, pero sobretodo un peso material, que de alguna forma se lo puede cuantificar económicamente. Recordemos los 14 millones de dólares que por conceptos de coimas habría cobrado Glas y su tío de parte de Odebrecht, esos 14 millones significo el presupuesto económico de un año (2016) de la Universidad Estatal del Sur de Manabí USD 13,191,415.00, el mismo año del terremoto, y es así, robaron antes y después del terremoto y lo siguen haciendo en plena pandemia las últimas denuncias frente a funcionarios de Estado o empresarios vinculados al correísmo, Alianza PAIS, asambleístas demuestran lo podrido que están varias instituciones y movimientos políticos, mientras la gente padece en hospitales por escases de camas, respiradores, medicinas. Algo que no debemos dejar pasar es que los hospitales, ministerios, Distritos Educativos, son dirigidos por el Gobierno mediante sus diferentes carteras de Estado, ahí están los corruptos, ahí se debe investigar, pero sobre todo sancionar y recuperar lo robado, es la exigencia inmediata que tienen las y los ecuatorianos, más aún cuando nuestras vidas están en peligro por el virus del COVID-19 y la corrupción de 14 años de Alianza PAIS y el correísmo.

Andrés Quishpe