revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Marco Villarruel*

Fotografía: Archivo

Trump desnuda su política criminal y belicista

 

El criminal bombardeo de EEUU a Siria pone en riesgo la paz mundial, pero también es la demostración de que la actitud imperial de ese país no ha cesado y es más, ha recrudecido con la presencia del Donald Trump.

 

Desde 1945 los EEUU han bombardeado o invadido muchos países en el mundo, incluso a miles de kilómetros de sus costas. El pretexto ha sido el mismo que ha dicho Trump: “los intereses y la seguridad de los EEUU están en peligro”.

 

Siempre habrá algo más para acompañar la invasión o el bombardeo militar norteamericano y en el caso de Siria es el ataque de gas nervioso a un grupo de pobladores de una aldea aliada a los rebeldes que atacan al gobierno sirio. De este ataque químico se acusa al gobierno sirio aunque está bastante claro que proviene de las fuerzas rebeldes apoyadas por EEUU que tienen  formidables bodegas de armas químicas.

 

Lo cierto es que de la manera más abusiva desde hace seis años, los EEUU, algunos países europeos y otros de la misma región del Medio Oriente, apoyaron un levantamiento civil al estilo de la “Primavera Árabe” en contra del presidente Al Assad, aduciendo pobreza y violación a los derechos humanos. Este, que era un problema interno, se convirtió en una guerra civil que ya ha provocado más de doscientos mil muertos (en cifras conservadoras), millones de refugiados y una grave crisis económica a Siria e incluso a los países vecinos, por la paulatina intervención de países imperialistas.

 

 

Los Estados Unidos, incluso en el gobierno de Obama, ya intervino militarmente en Siria. El bombardeo de Trump si bien no es nuevo, se constituye en una flagrante violación del Derecho Internacional y ha dejado, nuevamente, con las narices largas a las propias Naciones Unidas que no pueden detener las agresiones que soporta el pueblo sirio.

 

Un aspecto de gran trascendencia en esta agresión es la taimada campaña de desinformación de los grandes medios de comunicación del Ecuador sobre Siria y demás problemas del Medio Oriente.

 

Como en muchos casos anteriores esta guerra es un letal juego de intereses petroleros, geopolíticos, religiosos y de lucha por el poder. Siria es en este momento un tablero macabro donde actúan las fuerzas de derecha internas enemigas de Assad, los ejércitos de EEUU, Alemania, Inglaterra, Francia, Rusia, Turquía, Irán, Arabia Saudita, así como las fuerzas del terrorista ejército islámico.

 

Está muy cerca, y hay que relievarlo, la potencia militar israelí que también hace pocas semanas bombardeó un aeropuerto militar sirio argumentando, como siempre, que sus seguridad estaba en peligro.  Siempre al acecho, Israel persigue neutralizar definitivamente a Siria y tener el campo libre para destrozar al pueblo palestino.

 

Lo cierto es que el mundo vive una peligrosa escalada de confrontación atizada como siempre por las industrias armamentistas.

 

Al terminar esta edición se anuncia que los barcos de guerra de los EEUU enfilan su rumbo hacia Corea del Norte y a su vez se hace pública la declaración de Rusia e Irán en el sentido de que no tolerarán otro bombardeo sobre Siria.

 

Las grandes potencias vuelven a enfrentarse y la historia nos enseña que serán los pueblos pobres del mundo los que pagarán las consecuencias.

 

* Periodista y docente universitario

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados