revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: José Maria Sison*

Fotografía: Archivo

Significado Histórico de la Gran Revolución Socialista de Octubre

 

Marx y Engels establecieron los principios fundamentales de la teoría y práctica del marxismo en la época del capitalismo competitivo libre. Utilizaron los conocimientos más adelantados de la Filosofía, Economía Política y Ciencia cocial de su tiempo con el propósito de llegar a la perspectiva del proletariado del materialismo dialéctico e histórico, las leyes del movimiento en el  capitalismo que conducen al socialismo y la línea general política, estrategia y tácticas para derrotar la dictadura de clase de la burguesía y que triunfe la revolución socialista.

 

En su tiempo, la observación principal de Marx y Engels fue la Comuna de Paris de 1871 como el florecer de la revolución proletaria la cual fue rápidamente aplastada  por la burguesía... Ellos no fueron desilusionados por la masacre y derrota de los comuneros. Ellos estudiaron los puntos fuertes y débiles de la Comuna de París para utilizarlas como guía para revoluciones subsiguientes. La lección más importante que se aprendió fue que la revolución proletaria tiene que imponer la dictadura de clase del proletariado para destruir la maquinaria militar y burocrática del estafo burgués.

 

Lenin asumió la tarea de heredar, sostener, defender y desarrollar aún más los principios fundamentales de la teoría y práctica marxista en la época del imperialismo moderno y revolución proletaria. En el campo de la filosofía, Lenin combatió la filosofía idealista subjetiva de la burguesía y propuso la unidad de los opuestos como la más fundamental ley de las contradicciones y explicó la ley del desarrollo desigual. En el campo de la economía política, presentó una crítica del capitalismo monopolista o imperialismo y sembró las bases de la economía socialista de acuerdo con el poder proletario y tomó en cuenta las medidas transitorias que eran necesarias para realizar las reformas democráticas y enfrentarse a las demandas de la guerra y la intervención extranjera.

 

Lenin fue el gran maestro de la ciencia social quien estableció el primer estado socialista de acuerdo con los principios del socialismo científico. Él aprendió de manera comprensiva, profunda y meticulosa, con la comprensión retrospectiva y visión para resolver problemas y establecer el programa de acción y camino para adelantar y subsecuentemente lograr la toma del poder político por el proletariado conjuntamente con las amplias masas del pueblo, especialmente el campesinado el cual representaba un sector grande de la población. Él comprendió que a nivel global debido a la ley del desarrollo desigual, el imperialismo solamente puede desarrollar el capitalismo de manera inadecuada y espasmódica con el propósito de apropiarse de ganancias extravagantes y que el proletariado y el pueblo se pueden movilizar a rebelarse y establecer el socialismo en el eslabón más débil de la cadena de los países imperialistas.

 

Aún mientras se enfocaba sobre las tareas prácticas de los Bolcheviques en la Rusia revolucionaria acelerada, le pagaba atención al trabajo teórico en la primera mitad del 1916. Lenin escribió El imperialismo: fase superior del capitalismo y definió su carácter decadente y moribundo y cinco elementos de dominación de los países industriales capitalistas: fusión del capital industrial y de los bancos para constituir el capital financiero; la gran importancia que se le concede a la exportación del capital sobre el de productos básicos; el nacimiento de los carteles, sindicatos y otras combinaciones monopolistas a escala global. Él describió al imperialismo como el antecedente de la revolución socialista y animó al proletariado y pueblo a que convirtieran la guerra imperialista en una guerra revolucionaria civil. En el verano del 1917 él escribió Estado y revolución para para enfatizar la necesidad de la dictadura de clase del proletariado para así derrocar a la burguesía y construir el socialismo.

 

Luego de la derrota del tsarismo en la revolución de febrero de 1917 y la instalación del gobierno provisional de Kerensky constituido predominantemente por liberales y social-revolucionarios, él anticipó que se agudizarían y complicarían la lucha de clases entre la burguesía y el proletariado e hizo todo lo posible por estar en Rusia lo antes posible para participar de manera directa en el proceso revolucionario. Él estaba seguro que el gobierno de kerensky y la burguesía iban hacia abajo debido a que deseaban continuar la guerra inter-imperialista ya que estaban motivados por el social-patriotismo y defensa revolucionaria, ellos no nacionalizaron la tierra para los campesinos que estaba tan hambrientos por tierras y no podían arreglar la economía la cual estaba destruida.

 

En abril cuando arribó a la estación de Finlandia en Petrogrado, Lenin hizo un llamado para todo el poder a los soviets (los consejos revolucionarios) de trabajadores, campesinos y soldados quitándoselo al gobierno burgués de Kerensky.  Observó la primera etapa de la revolución la cual entregó el poder a las manos de la burguesía y hacia la segunda etapa la cual debía entregar el poder a las manos del proletariado y los sectores más pobres del campesinado. Lenin señaló todos los puntos principales que se debían implementar. Él clarificó que las circunstancias y sucesos se movían en transición hacia el socialismo a pesar de que el socialismo no era en ese momento la tarea inmediata.

 

 100 años revolucion rusa centenario revista rupturas

 

Lenin hizo un llamado para un congreso del partido de los Bolcheviques para cambiar el programa político el cual ya estaba anticuado y cambiar el nombre del partido (hasta ese momento se llamaba Partido Laboral Social Demócrata Ruso) para diferenciarse de los social chovinistas de la Segunda Internacional y partidos social demócratas de Europa que respaldaban a sus respectivas naciones en la Primera Guerra Mundial. También hizo un llamado para la creación de una nueva Internacional de partidos comunistas. La Internacional Comunista (La Tercera Internacional) sería creada en 1919.

 

Los sucesos se movieron en la dirección anticipada por Lenin. El Gobierno Provisional envió un nota en mayo a la Alianza Central, indicando su deseo de continuar con la guerra hasta lograr la victoria. Decenas de miles de trabajadores y soldados de Petrogrado y eventualmente de otras ciudades bajo el liderato de los Bolcheviques lanzaron la consigna "¡Abajo con la Guerra!" y "¡Todo el Poder a los Soviets!" El 1 de julio cientos de miles de trabajadores y soldados se congregaron en Petrogrado bajo las mismas consignas. Expresaron la oposición del pueblo a la guerra y su deseo por pan y libertad.

 

Durante todo el mes de julio, el Gobierno Provisional fue afligido por una crisis severa cuando colapsó su ofensiva contra la Alianza Central. Intentó reprimir a los Bolcheviques y a las masas. Asaltaron las oficinas de Pravda y del Comité Central de los Bolcheviques y ordenó el arresto y enjuiciamiento de Lenin quien sr vio obligado a ir al clandestinaje. El gobierno disparó sobre la manifestaciones de trabajadores y soldados quienes exigían el fin a la guerra y que se concediera todo el poder a los soviets. El gobierno fue aislado aún más políticamente. Cuando el comandante en jefe General Kornilov intentó dar un golpe militar, Ketensky acudio al Soviet de Petrogrado para ayuda el cual era dirigido por los Bolcheviques para derrotar el golpe. Luego de la derrota de Kornilov, el prestigio revolucionario de los Bolcheviques creció aún más.

 

En septiembre y octubre de 1917, las huelgas de trabajadores se extendieron a escala mayor más allá de Petrogrado y Moscú, con sobre un millón de trabajadores en los levantamientos y tomando control de la producción y distribución en muchas fábricas y plantas. Se dieron más de 4,000 levantamientos por campesinos en contra de los terratenientes. Las masas campesinas se enfurecieron aún más cuando fueron atacadas por tropas del gobierno y los policías y los matones de los terratenientes. Los soldados y marinos rehusaron reconocer la autoridad y no implementaron las órdenes del Gobierno Provisional.

 

El 23 de octubre, el Comité Central de los Bolcheviques votó 10 a 2 a favor de la resolución declarando que un levantamiento armado era inevitable, y el momento oportuno. El 25 de octubre 1917, (o 7 de noviembre en el calendario gregoriano) los Bolcheviques dirigieron sus fuerzas al levantamiento, de acuerdo con el plan para tomar los edificios del estado burgués y asaltar el Palacio de Invierno. Los Guardias Rojos tomaron los edificios y facilidades cuando los soldados de Petrogrado se unieron al levantamiento. Lenin emitió la proclamación "A los Ciudadanos de Rusia”, con el cual se terminó con el Gobierno Provisional y se instaló al Poder Soviético como el único estado luego que el gabinete de Kerensky se rindió.

 

Bajo el liderato de Lenin, los Bolcheviques y los soviets pudieron consolidar el poder. Prevalecieron sobre el Ejército Blanco en la Guerra Civil e intervención extranjera para el 1920. L guerra fue librada mayormente en el campo. Luego de la guerra Lenin promulgó por decreto la Nueva Política Económica (NPE) la cual ya había sido adoptada por el gobierno bolchevique ya había aprobado en el transcurso del Décimo Congreso del Partido Comunista Ruso de 1921. El NPE sustituyó al sistema de racionamiento del “comunismo de guerra” que se basaba en la escasa producción debido a la guerra y revivió la economía al adoptar los métodos del capitalismo de estado y brindándole concesiones a los empresarios y campesinos ricos y medianos.

 

Durante el periodo de ruina de la guerra, la coalición austro-húngara y la coalición anglo-francesa, ambas enemigas del poder soviético, estaban distraídas por su guerra y no atacaron a poder soviético. Pero en la lucha en contra de Kolchak y Deniken, el poder soviético creó el Ejército Rojo para derrotarlos. En el siguiente periodo de lucha contra la ruina económica, logró derrotar la hambruna y dirigir el desarrollo considerable en la agricultura e industria liviana. Lenin señaló hacia la creación de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS) como una forma nueva de estado. El Congreso de Soviets ratificó la Declaración y Tratado de la unión de las Repúblicas en 1922.

 

Luego de la muerte de Lenin en 1924, Stalin asumió el liderato del Partido Bolchevique y la URSS. Fue fiel a Lenin y el Leninismo. Él terminó el NPE en 1928 y procedió a la implementación de una serie de planes de cinco años para construir la industria socialista y la colectivización y mecanización de la agricultura. Estos resultaron en grandes éxitos al transformar a la URSS en un poderoso estado industrial de cara al empeoramiento de la crisis económica, el surgimiento del fascismo en varios países capitalistas y la amenaza del comienzo de la Segunda Guerra mundial.

 

La Gran Revolución de Octubre hoy significa todos los grandes logros del Partido Bolchevique de Lenin y Stalin en la revolución y construcción socialista. La misma confirmó el principio revolucionario que la dictadura de clase del proletariado es un requisito para el derrocamiento de la burguesía y garantizar la revolución socialista, sobreponerse a la guerra civil, la intervención extranjera, revivir de la economía usando medidas de transición, construyendo la economía socialista, desarrollar el sistema educativo y cultural de la clase trabajadora, promover el movimiento comunista internacional, luchar en contra de y derrocar el fascismo y aspirar a mayor revolución socialista y construcción de cara a las amenazas del imperialismo de EEUU luego de la Segunda Guerra Mundial.

 100 años revolucion rusa centenario revista rupturas

 

 

 

Impacto Global y Validez Actual de la Revolución de Octubre

 

Los cañonazos de la Revolución de Octubre resonaron a través del mundo. El establecimiento y desarrollo del socialismo desde el 1917 al 1956 sobre una sexta parte de la superficie de la Tierra no puede ser ignorada por los pueblos del mundo, especialmente la clase trabajadora y los pueblos y naciones oprimidas. Los grandes logros de la revolución y construcción socialista tienen la fuerza del ejemplo al inspirar a las masas oprimidas y explotadas para que luche por un mundo esperanzador y mejor en el socialismo. Y el Partido Comunista de Lenin aseguró por medio de la Tercera Internacional que partidos comunistas y movimientos revolucionarios de las masas surgirán y se desarrollarán a nivel global, sosteniendo la teoría y práctica del marxismo-leninismo y aplicándola a las condiciones concretas de varios países.

 

El impacto global de la Revolución de Octubre también se puede medir en la reacción negativa de los poderes imperialistas y la burguesía internacional. Estos siempre han estado aterrorizados por el “espectro del comunismo” y deseaban destruir al socialismo antes que se estableciera. Tan temprano como 1918 a 1920, los poderes imperialistas enviaron a Rusia fuerzas militares para la intervención, de las cuales las fuerzas japonesas se quedaron hasta el 1925, en el norte de Rusia y Siberia, ayudando a los contrarrevolucionarios. Pero al estallar la Gran Depresión resultando en los gobiernos fascistas en varios países capitalistas y comenzó la Segunda Guerra Mundial, los Poderes Aliados solamente podían obtener una victoria sobre los Poderes del Eje por los roles decisivos de la Unión Soviética para derrocar las fuerzas de la Alemania Nazi y de China bajo el liderato del Partido Comunista Chino para de igual manera derrocar las fuerzas invasoras de Japón fascista.

 

Durante y luego de la Segunda Guerra Mundial, las masas trabajadoras bajo el liderato de partidos comunistas sobresalieron en su lucha contra del  fascismo y en el proceso asumieron el poder político. La contra-ofensiva soviética en contra de las fuerzas Alemanas Nazi resultó en el establecimiento de estados bajo liderato comunista en el este de Europa llegando hasta Alemania del Este. La victoria del pueblo chino dirigidos por el Partido Comunista Chino en contra del Japón en 1945 y luego en contra del Kuomintang en 1949 significó que otra parte grande del mundo se convirtió en pérdida para el imperialismo. Movimientos de Liberación Nacional se propagaron y florecieron, enfatizadas por las guerras de liberación nacional contra la agresión de EEUU en Corea y Vietnam. Países que recién lograron su independencia promovieron la descolonización y la independencia nacional en Asia, África y América Latina.

 

Ya para los 1950s se podía decir que una tercera parte de la humanidad estaba bajo gobiernos de partidos revolucionarios del proletariado y que el mundo estaba dividido entre los campos capitalistas y socialistas. Sin embargo, poco después de la Segunda Guerra Mundial, los EEUU junto  sus aliados imperialistas se afincaron para la Guerra Fría en contra de la Unión Soviética e intentaron usar las guerras de agresión y el chantaje nuclear. Pero el surgimiento y crecimiento del revisionismo moderno, de Jruschov a Gorbachov, se convirtió en una fuerza peor y más letal que las amenazas descaradas y acciones del imperialismo de EEUU en cuanto a subvertir y destruir al socialismo en la Unión Soviética y Europa Oriental.

 

El Camarada Mao dirigió al Partido Comunista Chino en la lucha por defender al marxismo-leninismo en contra del revisionismo moderno desde 1956. Eventualmente, presentó su teoría y práctica de continuar con la revolución bajo la dictadura del proletariado a través de la Gran Revolución Proletaria Cultural (GRPC) del 1966 al 1976 con el propósito de combatir al revisionismo moderno, evitar la restauración del capitalismo y consolidar el socialismo en China. La GRPC obtuvo grandes victorias pero eventualmente fue derrotada por un golpe con Deng Xiaoping a la cabeza de los revisionistas y restauradores del capitalismo, poco después de muerte de Mao.

 

En cuanto a luchar y lograr el socialismo científico en la ciencia social, el partido revolucionario del proletariado como el destacamento más avanzado tiene que asumir el marxismo-leninismo-maoísmo en este momento y hacer un análisis concreto de las condiciones concretas en el pais que dicho partido trabaja. Debe ganar la batalla por la democracia cuando la burguesía utiliza el terror fascista para reprimir el movimiento revolucionario por el socialismo en los países desarrollados. Debe implementar las dos etapas de la revolución democrática y la revolución socialista en países semi-coloniales y semi-feudales. De todos modos,  el partido proletario revolucionario debe animar, organizar y movilizar a las amplias masas del pueblo para derrocar la dictadura de clase de la burguesía e instalar la del proletariado como la clave del socialismo.

 

La desintegración de los sistemas gobernados por revisionistas y el colapso de la Unión Soviética en los años 1989 a 1991 hicieron aparentar a los ERUU como el gran ganador de la Guerra Fría y como la única superpotencia. De hecho, sirvió para expandir el sistema capitalista mundial. Pero no lo ha fortalecido. Ha servido para debilitarlo. Ha aumentado el número de poderes capitalistas como competidores y rivales políticos, y ha intensificado las contradicciones entre los poderes políticos. Las potencias imperialistas tienen poco espacio para maniobrar ya que estas están motivadas por una crisis tras otra a re-dividirse el mundo. La adición de China y Rusia como grandes protagonistas en el mundo capitalista ha agravado la crisis y complicado los problemas para el grupo original de 7 y los países de la OECD (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico).

 

Los EEUU se aprovechó por completo de su posición de única superpotencia desde el 1991 al asumir la ofensiva en todos los campos, especialmente en el militar y económico. Impulso la política económica neoliberal de globalización y la política de agresión  e intervención neoconservadora más que nunca antes. EEUU subcontrató la manufactura de productos para el consumidor a China para mantenerla integrada al sistema global capitalista. A su vez se hizo dependiente de la manufactura para consumidores y créditos de China y se concentró en la producción de artículos grandes para el complejo militar industrial y el financiamiento de la economía de EEUU. Implementó la política neoconservadora de agresión e impunidad en contra de la desaparecida Yugoslavia, Afganistán,  Irak, Libia, Siria y otros países, asesinando e hiriendo a millones, destruyendo hogares y la infraestructura social convirtiendo en refugiados a millones adicionales.

 

Pero, estas políticas de los EEUU han sido autodestructivas si consideramos los altos costos financieros y el crecimiento acelerado de la deuda pública. Esta es mucho más grande que la deuda reconocida de $19 trillones. La política económica neoliberal es adicta a dosis enormes de deuda para ambos, los países imperialistas y los que no son imperialistas, para las corporaciones y hogares como si no existieran límites a la orgía crediticia.  Los límites se han tornado conspicuos con el recudimiento y empeoramiento de la crisis de la sobreproducción del capital financiero.  La declinación estratégica de los EEUU ha acelerado de ser la única superpotencia en los 1990s a una que lucha por la hegemonía en un mundo multipolar. La ironía de todo es que el principal instigador de la política neoliberal supuestamente se está tornando hacia el proteccionismo bajo Donald Trump.

 

Esos que más han sufrido de la política neoliberal son los trabajadores de todos los países y los pueblos y naciones oprimidas. Por lo tanto, ellos detestan escuchar la mantra de que la clave para aumentar la producción y empleo es permitir que los burgueses monopolistas tengan más capital para reinvertir a través de la concesión de reducirles los impuestos, y bajando los salarios, reduciendo los servicios sociales e implementando la desnacionalización, liberalización, privatización y reduciendo regularizaciones de la economías. La concentración y centralización del capital en los países imperialistas y en las manos de un puñado de burgueses ha resultado en un desempleo masivo, pobreza y malestar social. Pero la reacción de los EEUU y otras potencias imperialistas es agitar el chovinismo nacional, la producción militar, terrorismo de estado y guerras de agresión.

 100 años revolucion rusa centenario revista rupturas

 

Conclusión

 

El aumento en la explotación y opresión por los imperialistas y sus títeres reaccionarios en varios países está incrementando la resistencia del proletariado y los pueblos del mundo. La lucha centenaria entre la burguesía y el proletariado continúa. Como también lo hacen todas las formas concretas de lucha nacional y de clase en varios países. Los pueblos no desean que la avaricia y violencia de unos pocos los siga victimizando para siempre. Ellos luchan por la liberación nacional y social del imperialismo y la reacción. Y aspiran por más libertad y justicia social para prevalecer bajo los principios del socialismo científico.

 

Existe una necesidad urgente de un partido del proletariado en muchos países. Dicho partido debe sostener la línea ideológica marxista-leninista-maoísta en contra del revisionismo moderno y toda forma de subjetivismo y debe ser políticamente capaz de dirigir al proletariado y al pueblo a través del movimiento  antiimperialista y democrático de masas. Tiene que asegurar que la línea política general puede lograr la victoria de la democracia y el socialismo y derrotar al imperialismo y todas formas de reacción y que no se pueda descarrilar por el oportunismo ya sea de “Izquierda” o de “Derecha”. El mismo debe concentrar la voluntad colectiva y fuerza material de los proletarios  revolucionarios mediante la aplicación del principio del centralismo democrático.

 

Las condiciones de crisis del actual momento generan los temas inmediatos de la lucha en contra del capitalismo monopolista y la reacción local. Pero, al reclutar, adiestrar y desarrollar a sus miembros, los partidos revolucionarios del proletariado debe hacerles conscientes de la misión histórica de construir el socialismo al nivel de la teoría y práctica de continuar la revolución hasta establecer la dictadura del proletariado. Tenemos que combatir la propaganda del enemigo que el socialismo es exitoso solamente hasta cierto punto y entonces fracasa debido a la naturaleza egoísta y antisocial del ser humano y sus líderes. Y debemos asegurar al proletariado y al pueblo que n existe otra alternativa al capitalismo que no sea el socialismo. Que el revisionismo moderno y la restauración del capitalismo se puede evitar y que el socialismo se puede consolidar repetidamente hasta que el socialismo asuma el dominio sobre el imperialismo a escala global y llegue al umbral del comunismo.

 

* Presidente,  del Comité Coordinador Internacional  de la Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos (ILPS)

 

 

 

 

 

 

 

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados