revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por:  Rupturas

Fotografía: Encuentro de Mujeres

Segundo Encuentro de Mujeres de América Latina y el Caribe

 

Quito:  28, 29 Y 30 de septiembre

 

Entrevista a Cecilia Jaramillo: Dirigenta de Mujeres por el Cambio

 

Revista Rupturas –RR- Dentro de algunos días va a realizarse en Quito el Segundo Encuentro de Mujeres de América Latina y del Caribe, los días 28, 29 y 30 de Septiembre.

 

Una gestión extraordinaria que tendrá gran significación para el Movimiento Internacional de Mujeres. ¿Cuáles son los principales aspectos de este Encuentro de Mujeres a Nivel Continental?

 

Cecilia Jaramillo, Dirigente Nacional de <Mujeres por el Cambio> -CJMC- Debemos tener en cuenta que este Segundo Encuentro de Mujeres de América Latina y El Caribe a realizarse en Quito, en Septiembre de este año, tendrá la concurrencia de mujeres trabajadoras manuales e intelectuales de quince (15) países.

 

Serán alrededor de 500 mujeres de todo el Continente además de las delegadas de nuestras Provincias del Ecuador quienes le imprimirán a este Segundo Encuentro una notable dimensión para el Movimiento de Mujeres que se desarrolla en el mundo porque allí vamos a debatir múltiples aspectos: Son once (11) ejes que tienen que ver con las distintas demandas, preocupaciones, aspiraciones de las mujeres trabajadoras, mujeres de los estratos populares, intelectuales, profesionales, trabajadoras del hogar, jóvenes, indígenas, negras, campesinas, jubiladas, mujeres de la diversidad sexo genérica de América Latina y de El Caribe cuyos debates tienen el propósito de ir generando un movimiento de mujeres que levante, por supuesto, sus propias luchas vigentes hoy en día y en pleno auge pues este Encuentro Regional de Mujeres se lleva a cabo cuando hay una reactivación del movimiento de las mujeres a escala continental y mundial y también en nuestro país.

 

 

 

Hemos visto desde años pasados pero principalmente desde hace tres años que esta corriente del movimiento de mujeres se va tornando en una fuerza muy importante. Basta recordar que el 25 de Noviembre en España, Italia, en algunos países de Oriente Medio y del Norte de África así como en Argentina, Brasil y México se dieron multitudinarias manifestaciones.

 

Por ejemplo, en Madrid, superó el millón de mujeres que participaron en una sola tarde y noche contra los delitos sexuales y contra el abuso a las mujeres y las niñas. El pasado 8 de marzo la humanidad entera fue testigo de cómo se movilizan millones y millones de mujeres por sus reivindicaciones más importantes donde se han principalizado los temas de la violencia, el femicidio, el derecho al aborto, los delitos sexuales contra las mujeres.

 

Esto es de destacar porque hay un despertar que va incorporando a cientos de miles de mujeres en el mundo por esos temas que son de vital importancia para la familia y para la humanidad entera.

 

En este <Segundo Encuentro de Mujeres de América Latina y del Caribe> vamos a examinar este notorio auge del movimiento mundial de mujeres. Vamos a plantear que dichas justas reivindicaciones debemos trabajar para vincularlas al movimiento social, al movimiento de los trabajadores, de la juventud, de los pueblos por su emancipación, pues estas genuinas demandas deben ser integradas adecuadamente a dichos movimientos sin ser relegadas, colocadas en segundo plano.

 

Hay temas donde se advierte un poco de esto: Temas que no son tomados en cuenta por las multitudinarias movilizaciones de mujeres que están relacionados con los efectos de la explotación del capitalismo, del imperialismo, hacia las clases trabajadoras, de las cuales somos parte las mujeres.

 

Los temas de los derechos sociales, de los derechos sindicales de las mujeres trabajadoras no han sido muy motivadores en las movilizaciones gigantescas de las mujeres. El primero de Mayo no se movilizaron las mujeres en la misma dimensión de participación de las mujeres como si las tuvo el pasado 8 de Marzo.

 

Eso nos interesa y también preocupa a <Mujeres por el Cambio> porque vemos que existe como un sesgo que toma en cuenta solo una parte de la problemática de las mujeres y no toma en cuenta lo que les ocurre a las mujeres en lo profundo de la actual sociedad.

 

 

 

RR- ¿Estas manifestaciones tienen que ver con la repulsa de las mujeres hacia él <machismo> o <androcentrismo> que las golpea brutalmente?

 

CJMC – Aquí cabe una precisión: Es cierto que el machismo o androcentrismo es una expresión cultural que se manifiesta en la superestructura pero debemos ubicar, que está en el imaginario de toda la sociedad; no solo en los hombres sino en toda la sociedad capitalista. Sin embargo tiene expresiones concretas en todos los campos de la vida social: En las relaciones económicas de producción, sociales, educativas, políticas, artístico culturales, etc.

 

Por ello es necesario tomar en cuenta esta concepción que se ha ido fraguando conforme se ha ido desarrollando la humanidad.

 

Lo más grave que debemos entender es que esta visión <machista>, androcentrista, sexista, es alimentada por la ideología dominante, es alimentada por el capitalismo, porque al capitalismo le interesa mantener a este enorme sector social de la humanidad que representa más del cincuenta por ciento (50%) de la sociedad, subordinada, sometida a una ideología por medio de la cual se olvida, mejor se desorienta y oculta el papel de las mujeres trabajadoras en todas las actividades de la vida social; por medio de la cual se minimiza, se mediatiza, se aplasta el rol que jugamos las mujeres en los procesos de transformación social.

 

Lo más grave es que hay entidades que están vinculadas al desarrollo social actual de la humanidad como la ONU que trabajan para promover esta orientación política a nivel mundial, así como ONGs y otras entidades que subvencionan cursos, seminarios; que motivan, que generan, que desarrollan políticas orientadas a principalizar este aspecto de la situación de las mujeres que lo único que consigue es ocultar todo el carácter opresor ideológico, económico, social y político que impone el sistema capitalista sobre las mujeres del mundo.

 

 

Por eso uno de los aspectos en que estamos trabajando es el de debatir a lo interno del <Movimiento de Mujeres por el Cambio>cual es el rol que debemos jugar este momento: Como debemos trabajar por este tema contra la violencia, contra el machismo, sin olvidar que estos temas no son problemas de la lucha de las mujeres contra los hombres -que es así como aparecen en la prensa roja y en los noticieros sensacionalistas-: Sino que en el fondo es un tema de carácter social, económico, político y cultural: Una situación que es resultado de la dominación del capitalismo sobre hombres y mujeres. Un tema alimentado por el capitalismo y el imperialismo.

 

De allí que los temas que en <Once Ejes> vamos a debatir en este Gran Evento Continental de Mujeres son temas que deben ser considerados y sobre todo alrededor de ellos debemos luchar para que los Estados principalmente tomen medidas efectivas para poder incorporar a las mujeres trabajadoras no solo por sus reivindicaciones más sentidas que hemos destacado han cobrado mucha actualidad y que por supuesto son importantísimas sino también sobre los temas que están relacionados con la explotación, el discrimen, el trato diferenciado hacia las mujeres trabajadoras. Aquí en el Ecuador <Mujeres por el Cambio> estamos analizando la necesidad de incorporar en el <Código del Trabajo> algunas demandas que son importantes para las clases trabajadoras y en especial para las mujeres trabajadoras.

 

Enuncio algunas, primera: La igualdad plena de acceso al trabajo para las mujeres porque en la normativa existe una aparente igualdad: En los hechos las mujeres tenemos que cumplir una serie de requisitos que nos sacan del mercado laboral. Por ejemplo, un tema muy concreto, es que se eliminen una serie de “normas” que discriminan a las mujeres para el acceso al trabajo. La prueba de ello es que de cada diez (10) personas en la desocupación seis (6) son mujeres. Este es un número muy alto. Este es un tema.

 

El otro tema que lo hemos planteado para el debate al Frente Unitario de Trabajadores, FUT; a la Unión General de Trabajadores del Ecuador, UGTE: Es el tema de la erradicación del trabajo infantil. Este es un serio asunto vinculado a la situación de pobreza de las familias ecuatorianas y particularmente de las mujeres trabajadoras que se encuentran en el subempleo o en la desocupación.

 

Cuando se incrementa el número de niñas y niños que se vinculan desde tempranas edades a actividades productivas en condiciones de sobrexplotación sin que tengan ninguna garantía social. Esto da cuenta de una situación de crisis que tiene que ser resuelta; por la que debemos trabajar y luchar para resolverla de manera integral y que tiene que ver con la  atención prioritaria para las mujeres que deben ser incorporadas al trabajo.

 

El Tercer tema es que se recuperen algunos derechos ganados por las mujeres; que puedan recuperarse como obligación de los empresarios: La obligatoriedad que los grandes empresarios y grandes comerciantes tienen, están obligados, a organizar centros de atención infantil: Las guarderías para los hijos e hijas de los trabajadores y trabajadoras cuando estas fábricas superan las sesenta (60) personas contratadas que laboran en sus empresas.

 

También la atención primaria de salud que tenía obligación cada empresa de proporcionar a sus trabajadores y trabajadoras. Eso fue eliminado con la famosa <Ley de Justicia Laboral> durante el <correísmo> que no fue <De Justicia> sino <De Injusticia> pues lo único que hizo fue garantizar los intereses de los empresarios.

 

El otro tema no menos importante es el de la jubilación de la mujer trabajadora a los treinta (30) años de trabajo sin límite de edad y de manera prioritaria para las mujeres que cumplen actividades muy peligrosas para su salud, por ejemplo: auxiliares de enfermería, de servicios de salud que siempre tienen que estar manejando desechos tóxicos; las mujeres concheras, las mujeres que trabajan en el procesamiento de mariscos; en las bananeras; las mujeres palmicultoras; las mujeres que trabajan en las florícolas quienes cubren esos mercados laborales y requieren de un trato realmente diferenciado por sus condiciones de trabajo; como también ocurre con las maestras en los diversos niveles: pre-escolar, escolar, medio y superior quienes demandan, obligatoriamente de parte del Estado, una jubilación temprana.

 

Estas son banderas que <Mujeres por el Cambio> estamos planteando y que están vinculadas a otras justas reivindicaciones de las mujeres de sectores populares

 

Por ejemplo: Una bandera prioritaria es la dotación de viviendas para las mujeres jefas de familia y que tampoco tienen garantizado su trabajo: Este Programa planteado por el gobierno tiene que dar prioridad a las mujeres y a las familias más pobres, no por coincidencia, sino más pobres, porque históricamente han sido y son explotadas por el capitalismo, quienes tienen a su cargo la atención a las familias y a los niños; igualmente deben entregarse viviendas para las mujeres que cuidan a personas con discapacidad porque esa atención a familiares con enfermedades catastróficas les impide acceder al mercado laboral.

 

De otra parte: En los programas de educación técnica y tecnológica que se están reformulando tiene que haber un cauce orientado para las mujeres a fin de que éstas adquieran desarrollo de sus conocimientos; de sus capacidades para el trabajo digno, estable y seguro.

 

En ese sentido, entonces, relacionado con el primer aspecto del multitudinario movimiento de mujeres contra la violencia, los abusos sexuales, etcétera, estamos de acuerdo con la lucha que en ese sentido libran las mujeres del país, de Argentina, de Latinoamérica y del mundo.

 

Es más, libramos una lucha vigorosa fortaleciendo esas acciones contra el femicidio, el derecho al aborto en el tiempo de 14 semanas, etcétera, pero no debe, no puede ser una lucha desvinculada de estos otros temas vitales para la vida, para el trabajo de las mujeres de los sectores populares que soportan en nuestro país y en el mundo entero.

 

 

 

Son once ejes (11) que están contemplados para ser examinados y debatidos en el <Segundo Encuentro de Mujeres de América Latina y El Caribe:

 

1- Salud integral de las mujeres

2- Violencia contra las mujeres

3- Sostenibilidad y cuidado del ambiente

4- Mujeres y trabajo

5- Derechos humanos, participación política en las mujeres

6- Mujeres en las educación, cultura, ciencia y tecnología

7- Mujeres y medios de comunicación

8- Mujeres e interculturalidad

9- Mujeres  diversas

10- Mujeres jy movilidad humana

11- Mujeres campesinas

 

Esta es la diversidad de temas que en Mesas de Trabajo y Debate se van a discutir en el <Segundo Encuentro de Mujeres de América Latina y del Caribe>.

 

De igual manera se va a exponer la situación de las mujeres en cada uno de nuestros países. El Segundo Encuentro de Mujeres de América Latina y El Caribe tiene como uno de sus objetivos prioritarios el de generar lazos de confraternidad, de amistad internacionalista.

 

Por ello también habrá un examen de la lucha que libran las mujeres en nuestras distintas latitudes. Hay necesidad de analizar las experiencias de la lucha que vienen librando las mujeres en distintos países.

 

Por ejemplo: Este pasado 8 de marzo fue impresionante la movilización y participación de las mujeres argentinas por los problemas de las mujeres trabajadoras y también por sus problemas particulares como el derecho al aborto bajo determinadas circunstancias del embarazo: Al punto que lograron que la Cámara de Diputados de Argentina aprobara por mayoría simple el derecho de las mujeres al aborto bajo determinadas circunstancias en que se produce y/o se desenvuelve el embarazo.

 

 

 

Y pese a que por siete (7) votos esa victoria de las mujeres fue anulada en la Cámara del Senado de Argentina: Aquella primera victoria del Movimiento de las mujeres de Argentina en la Cámara de Diputados sienta un importante precedente respecto de este tema que está en vigencia y debate en el mundo y particularmente en América Latina y en El Caribe.

 

Por la situación de la lucha que las mujeres libran en todas partes del mundo y en nuestro Ecuador tenemos no solo que preocuparnos sino sobre todo aprender de ellas en base a una evaluación clara y profunda.

 

En Argentina ya vienen realizando unos treinta (30) encuentros multitudinarios. Es una experiencia política, organizativa e ideológica que va a servir de mucho para que en todos nuestros países podamos fortalecer también nuestros movimientos de mujeres por un objetivo común que es tener una América Latina y un Ecuador libre, soberano, independiente, donde los hombres y las mujeres vivamos con libertad y dignidad.

 

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados