revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Juan F. Borja Vivero

Fotografía: Archivo

 Reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior

 

Para recuperar la autonomía, el cogobierno, la democracia y los derechos de sus estamentos.

 

 Toma vigencia el debate de reforma a la Ley de Educación Superior, el nuevo secretario de SENESCYT, Augusto Barrera ha presentado un proyecto de reformas a la LOES para corregir aquellas imperfecciones existentes en la normativa que resultaron inaplicables: por ejemplo, que las universidades alcancen el 70 por ciento de docentes con grado académico de Ph.D, para que sean consideradas como instituciones de investigación. O corregir el grave impacto social que ha generado al dejar a más de 500 mil bachilleres fuera del sistema, o contrarrestar la inconformidad de los jóvenes que han sido obligados a escoger una carrera para la cual no tienen vocación. También propone  cortar los latisueldos de las autoridades de Yachay que han dirigido esa institución a distancia por internet.

 

 

Con la finalidad de alcanzar apoyo a sus propuestas, que siendo importantes, no tocan  la normativa vigente que restringe la autonomía y la democracia universitaria,  el Dr. Barrera  se ha reunido con Rectores de las universidades públicas y privadas  representativas del país.

 

 De lo que se ha podido ver y escuchar en  los medios de comunicación, los rectores han expresado su satisfacción por la apertura demostrada por el representante del gobierno para dialogar sobre los problemas que atraviesa el sistema de educación superior, sin cuestionar el contenido autoritario , antidemocrático y limitador de la autonomía universitaria de la actual LOES.

 

No podemos esperar mucho de los rectores en este sentido, puesto que la gran mayoría han aceptado por conveniencia, aquellas normas que les  han permitido a través de la designación de autoridades académicas el control de las universidades.

 

  El escenario es propicio para que los sectores democráticos de la Academia impulsemos cambios de fondo con la finalidad de que las universidades recuperen su autonomía y democracia.

 

El país requiere una Ley de Educación Superior que sea fruto de un consenso entre los actores universitarios: Autoridades, docentes, estudiantes, servidores, organizaciones sociales, sectores productivos y representantes del Estado, que se guie bajo los siguientes principios:

 

1. Universidad comprometida con su pueblo, el bien común, el desarrollo humano.

2. Universidad para todos y todas, que reconoce la diversidad y pluralidad cultural y étnica de los pueblos como valores cruciales de la convivencia, que se construye hacia la vigencia de los derechos humanos plenos e integrados.

3. Universidad democrática, transparente y participativa.

4. Universidad promotora de la libertad de pensamiento, la ciencia y la cultura en afirmación de una sociedad con identidad en la diversidad.

5. Universidad comprometida con la defensa de la naturaleza como fuente de vida.

6. Universidad ligada al desarrollo nacional, que apunta a formar líderes que trabajen por y para el país, que creen conocimiento, que generen riqueza, que sirvan conforme a una ética solidaria, que acentúen la autonomía de nuestros proceso de desarrollo con presencia activa en la dimensión internacional.

 

Estos principios deben guiar la normativa legal del sistema de educación superior, cuerpo legal  que deberá concretar en articulados las siguientes propuestas que sin ser las únicas, son las básicas  para cambiar una ley de educación superior que fue promulgada con el fin de someter a las universidades a un proyecto político concentrador

 

Autonomía Universitaria.

 

Nueva integración del CES

Integración de un Consejo de Educación Superior con representantes de la academia: autoridades, docentes, estudiantes y servidores. Estos integrantes deberán ser elegidos por colegios electorales conformados en cogobierno dentro del seno de las universidades y escuelas politécnicas.

 

El artículo 182 de la LOES, sostiene que la SENESCYT, ejerce la rectoría del sistema. Violenta la autonomía, y el Art.353 de la Constitución que plantea que el sistema tiene dos instancias. El Consejo de Educación Superior y el Organismo de Evaluación y Acreditación. Proponemos que la rectoría del Sistema le corresponda al CES y la Coordinación  la SENESCYT.

 

Nueva integración del CEACES

 Conformación de un Consejo de Evaluación y Acreditación integrado por representantes de las Universidades y Escuelas Politécnicas, y de la sociedad organizada. Es indispensable que los miembros del Consejo tengan experiencia en evaluación y que se respete la paridad de género, situación que no se presenta en la actual configuración de este organismo.

 

Recuperación del manejo económico

Recuperación para las universidades y escuelas politécnicas del manejo económico autónomo responsable  para lo cual se creará un Fondo Universitario y Politécnico que será distribuido en base al número de estudiantes y la pertinencia social.

 

El artículo 20 actual sostiene que los saldos no devengados, obligatoriamente se incorporaran al presupuesto del ejercicio fiscal siguiente. Es decir las Universidades pierden estos recursos.

Es  atentatorio  contra el  Art. 355 de la Constitución que consagra el principio de la autonomía universitaria; y prohibición al ejecutivo de privar rentas y de suspender y clausurar Universidades.

 

Proponemos que los saldos presupuestarios comprometidos para inversión en desarrollo de ciencia y tecnología y proyectos académicos y de investigación que se encuentren en ejecución no devengados a la finalización del ejercicio económico, obligatoriamente servirán para financiar la infraestructura y equipamiento tecnológico de la propia universidad.

 

Democracia y Cogobierno

Conformación de los organismos de gobierno: Consejo Universitario y Politécnico,  Consejos Directivos  con una participación del 100 % de docentes 50% de estudiantes  y 10 % de empleados y trabajadores.

 

Elección universal con la participación de los tres estamentos de las autoridades académicas: rector, vicerrectores, decanos, vicedecanos, directores de carrera.

 

El art. 55 de la normativa actual  dispone que en el caso de la elección de Rector, solo votarán los estudiantes a partir de segundo año de su Carrera. Es discriminatorio los jóvenes de 16 años votan para Presidente de la República y los universitarios de los dos primeros años no pueden elegir al Rector. (Viola el artículo 11 numeral 2, que sostiene la igualdad de derechos de las personas y la sanción a toda forma de discriminación.

 

El artículo 53 dice: Las autoridades académicas serán designadas por las instancias establecidas en el estatuto de cada universidad...Es antidemocrático y regresivo. Con la reforma se devuelve el derecho a la elección de la comunidad universitaria.

 

Recuperación de los derechos de los docentes

La actual ley plantea que solo el profesor con grado de Ph.D, puede ser Principal; la ley no contempla incentivos para que las universidades y el Estado financien la formación a este nivel.

 

Proponemos los siguientes requisitos para que un docente pueda ser categorizado en el primer nivel de profesor principal:

a)  Tener título o grado académico de posgrado;

b)  Ser declarado ganador del correspondiente concurso público que se normará por los reglamentos que dicte para el efecto cada institución; y,

c)  Reunir los requisitos adicionales, señalados en los estatutos y reglamentos de cada universidad o escuela politécnica, en ejercicio de su autonomía responsable, los que tendrán plena concordancia con el Reglamento del Sistema de Carrera Docente.

 

En el caso de los docentes que hayan alcanzado grado académico de Ph.D, estos serán escalafonados automáticamente en la categoría de profesores principales en el primer nivel y podrán acceder a los siguientes niveles en base a los requisitos establecidos en el Reglamento del sistema de Carrera Docente.

 

Los docentes que cuentan con el grado de maestría solo podrán acceder al primer nivel de la categoría de profesor principal, siempre que cumplan con los requisitos establecidos en el Reglamento del sistema de Carrera Docente.

 

Jubilación Complementaria.

 La Disposición Transitoria Decimo Novena de la LOES limitó el estímulo a la jubilación complementaria de los docentes universitarios a diciembre del 2014. Proponemos que no haya fecha límite para este beneficio.

 

Inclusión de la Juventud U.

Sistema de Ingreso a la Universidad

Recuperar el derecho de la juventud universitaria para decidir su futuro profesional, garantía  plena para el ingreso a la universidad. Para suplir las inequidades del sistema medio, las universidades deberán organizar un ciclo de nivelación.

 

Respeto al derecho constitucional de la gratuidad de la enseñanza, generación de un sistema de becas a nivel nacional e internacional para los estudiantes de bajos recursos económicos, a las mujeres, jóvenes provenientes de pueblos y nacionalidades, así como discapacitados.

 

Pasantias Pre-profesionales

El art. 87 plantea las pasantías sin remuneración. Precarizando el trabajo de los universitarios, violentando el artículo 327 de la Constitución, nosotros planteamos que sean remuneradas y que se promulgue la Ley de Servicio a la Comunidad, Prácticas o Pasantías Pre-profesionales de Las y Los Estudiantes de Educación Superior.

 

*Representante Docente al Consejo Universitario de la Universidad Central del Ecuador.

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados