revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: David Rosero

Fotografía: archivo

Propuesta para el Consejo de Participación definitivo

 

Hasta mediados de marzo la Comisión ocasional de la Asamblea tiene plazo para cumplir el mandato popular respecto a legislar sobre la elección por voto popular para cambiar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

 

Las palabras: ¨concurso de méritos y oposición¨, han caído en la crítica de la opinión pública por la opacidad con la que se realizaron estos procesos para imponer autoridades. El gobierno anterior mediante este mecanismo concentró todo el poder, tomándose las instituciones del Estado Ecuatoriano, lo que generó un incremento de la corrupción. La meritocracia fue sustituida por la palancocracia, las veedurías maniatadas y las impugnaciones archivadas. En su debido momento, denuncié varios casos con documentos.

 

El contundente mandato del soberano en la consulta popular debe ser respetado; en ese sentido se debe legislar para facilitar el proceso de cambio del CPCCS, mediante el voto de la gente; sin las artimañas de los tristemente célebres ¨concursos¨ y peor aún que este proceso sea dirigido por el actual Consejo Nacional Electoral (prorrogado en funciones) quienes incluso impusieron a los actuales y cuestionados miembros del CPCCS; cesados por el pueblo.

 

 

Por ello planteo a los asambleístas cambiar la Ley Reformatoria a la Ley Orgánica del CPCCS enviada por el Presidente ya que la misma incluye que para ser candidatos, el CNE realice primero el cuestionado ¨concurso de méritos y oposición¨, el mismo que vulneraría el mandato ciudadano que votó masivamente por ir a una elección popular.

 

Propongo en cambio que las organizaciones sociales de carácter nacional que quieran participar puedan postular un candidato o candidata al CPCCS. También los ciudadanos que deseen participar puedan adjuntar un respaldo de firmas de al menos 0,25% de personas registradas en el padrón electoral nacional. Los candidatos deben cumplir requisitos como título profesional y experiencia además de no estar incurso en las prohibiciones.

 

Un nuevo CNE debe facilitar franjas publicitarias para los candidatos en iguales condiciones. La campaña debe desarrollarse en medio de propuestas, debates, caminatas, entre otros, excepto la entrega de dádivas y el clientelismo. Para garantizar la paridad de género puede incluirse que: luego de la calificación de los candidatos definitivos que irán a la votación popular, el CNE realizará dos papeletas: Una de candidatas mujeres y otra de candidatos hombres. Los electos serán los siete hombres con mayor votación y las siete mujeres con mayor votación. El número de votos de cada una de las catorce personas electas, determinará quienes serán los siete consejeros y consejeras principales y los siete suplentes respectivamente.

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados