revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Gustavo Reyes E.

Fotos: Presidencia de la República, Internet

Proforma presupuestaria 2016, sigue recetario Fondomonoterista

 

1) Supuestos macroeconómicos.-

 

PIB    $102.426 millones.

PGE    $29.835 millones

INFLACIÓN   3.3%

PRECIO PETRÓLEO  $35 el barril.

 

Una de las primeras cosas que podemos ver de estos datos es que de acuerdo al cálculo del precio de barril de petróleo y lo que cuesta producirlo, para el año 2016 el país no espera recaudar ingresos por concepto de exportaciones petroleras; esto debido a que además, el Ecuador prevé una importación de alrededor de $2.918 millones de derivados de combustibles para ese año.

 

El crecimiento real del PIB, se proyecta en apenas un 1%; uno de los más bajos de los últimos años.

 

2) Crece el nivel de endeudamiento.-

 

En la Proforma 2016 enviada por el Ejecutivo se prevé tener unos $22.559 millones de ingresos permanentes; de los cuales $15.489 corresponden a impuestos y el resto, $7.744 millones a transferencias, donaciones, tasas, rentas y multas; de los cuales, los principales rubros se dan por los generados en la gestión de empresas públicas y por los servicios aduaneros.

 

Por otro lado, en lo que se refiere a ingresos no permanentes, en anteriores Proformas en este rubro constaba  particularmente los ingresos referidos a la venta de petróleo, pero en el año 2016 por este concepto se calcula un valor marginal de $7 millones y unos $32 millones por la venta de otros activos no financieros.  El rubro más importante de ingresos no permanentes estará cubierto por lo que se refiere a sobretasas arancelarias; es así que, en el año 2016 por este concepto se prevé recaudar unos $634 millones, vale la pena destacar que dichas sobretasas de acuerdo al Decreto Ejecutivo que las creó solo estarán vigentes hasta mediados de ese año.

 

Ahora bien, a pesar de los esfuerzos del Gobierno, el total de ingresos entre permanentes y no permanentes que se tiene previsto recaudar es alrededor de $23.233 millones, pero sólo para cubrir los gastos que se han presupuestado, incluidos los intereses de la deuda, se necesitaría un financiamiento adicional de $2.467 millones; si a esto le añadimos el monto que por compromisos financieros adquiridos con anterioridad deberá desembolsar, es decir, amortizaciones de deuda y pasivos circulantes que para el año 2016 está calculado en $4.134 millones de dólares, el total del déficit presupuestario sumaría unos $6.602 millones.

 

El Gobierno actualmente se encuentra empeñado en decir que este valor no es realmente el déficit presupuestario propiamente dicho sino una “necesidad de financiamiento”, pero llámele como le llame, esta es la brecha que deberá cubrir para poder cumplir con todos los compromisos establecidos; esto en buen castellano se denomina como déficit.  Para poder entender mejor estos conceptos de contabilidad gubernamental, debemos aclarar que, este déficit no se suma en su totalidad al monto global de la deuda que tiene el Estado ecuatoriano, el cual bordea los treinta y seis mil millones de dólares, debido a que, los $4.134 millones de nueva deuda estarán destinados a pagar deuda antigua, entonces solo se sumará la diferencia; es decir que, para el año 2016 el monto global de la deuda crecerá a alrededor de treinta y ocho mil millones de dólares, muy cercano al 40% del PIB que de acuerdo al Código de Planificación y Finanzas Públicas es el máximo techo de endeudamiento para el Estado ecuatoriano.

 

 

Del déficit previsto, $5.858 millones se los estarían financiando con créditos frescos o nueva deuda, aquí se debería tomar en cuenta los posibles compromisos que arribe con el FMI y las líneas de crédito abiertas con el Gobierno chino, los otros $739 millones se financiarán de la siguiente forma: $725 millones por las ventas anticipadas de petróleo y $14 millones de cuentas pendientes por cobrar.

 

Servicio de la deuda.-

 

 

 

A continuación una gráfica que compara los pagos que el Gobierno debe realizar por concepto de deuda adquirida y lo que destina a Educación, Salud, Bienestar Social y Sector de la Agricultura.

 

 

 

 

Fuente. Proforma Presupuestaria 2016

 

3) El financiamiento del Presupuesto tiene su mayor peso en los impuestos.-

 

En la programación cuatrianual 2016 – 2019 enviado en los anexos de la Proforma Presupuestaria 2016, el ejecutivo se propone recaudar impuestos de la siguiente forma, en millones de dólares:

 

 

Fuente. Proforma Presupuestaria 2016

 

El gobierno proyecta aumentar la recaudación de impuestos en estos cuatro años, pero su política tributaria no se rige a lo dispuesto por la Constitución, que en su Artículo 300 determina: “Se priorizarán los impuestos directos y progresivos”, es decir no se aplica el principio de quien más tiene  más paga.

 

Esto se verifica cuando comparamos el crecimiento proyectado del Impuesto a la Renta (único impuesto directo y progresivo) con la recaudación del IVA, el impuesto indirecto y más regresivo que pagamos todos en la misma proporción, es decir, ricos y pobres. Así por ejemplo, en el año 2019 la recaudación del IVA será un 61% superior a la del impuesto a la Renta, sin añadir los otros impuestos que tienen un mayor impacto en la clase media, la cual será seriamente afectada en estos próximos años, con lo cual la diferencia entre Impuestos indirectos (que paga el pueblo) vs. Impuesto a la renta o directo (que pagan los empresarios) es 159% superior.

 

Por otra parte el gobierno aspira incrementar su recaudación por impuesto a la Renta en un  promedio de $279 millones anuales acorde con el crecimiento de la economía, pero en donde no consta la recuperación de la evasión tributaria que a pesar de la Ley de remisión de multas, ésta sigue bordeando una cifra superior a los 2.000 millones de dólares de acuerdo a cifras oficiales.

 

4) Incumplimientos con el sector Educación y Salud.-

 

Disposición transitoria décimo octava de la Constitución aprobada en el año 2008.-

 

“El Estado asignará de forma progresiva recursos públicos del Presupuesto General del Estado para la educación inicial básica y el bachillerato, con incrementos anuales de al menos el cero punto cinco por ciento del Producto Interno Bruto hasta alcanzar un mínimo del seis por ciento del Producto Interno Bruto”.

 

Disposición transitoria vigésimo segunda de la Constitución aprobada en el año 2008.-

 

“El Presupuesto General del Estado destinado al financiamiento del sistema nacional de salud, se incrementará cada año en un porcentaje no inferior al cero punto cinco por ciento del Producto Interior Bruto, hasta alcanzar al menos el cuatro por ciento”.

 

En el año 2008 el total de gastos devengados fue de $14.148,9 millones de dólares, de los cuales y asimismo en forma devengada, se destinaron $1.846,9 millones al sector Educación y $880,1 millones al sector Salud. (Fuente: Informe de Transparencia y Rendición de cuentas del Ministerio de Finanzas año 2009).

 

Por otro lado, según información de la página oficial del Banco Central del Ecuador, el PIB real del año 2008 era de $61.762 millones, es decir que, para ese año el porcentaje con respecto al PIB que se destinaba a Educación y Salud era del 3% y 1.4% respectivamente.

 

Tomando como base ese año, los porcentajes de incrementos del 0,5% del PIB hasta lograr la meta del 6% del PIB para Educación y 4% del PIB para Salud debieron haber ya llegado a su cumplimiento en el año 2014; y, desde el año 2015 en adelante, estos sectores por mandato constitucional ya deben venir recibiendo estos porcentajes con respecto al PIB; y no como actualmente nos pretende hacer ver el Ministerio de Finanzas en el sentido de que sí se estaría cumpliendo la norma constitucional, pues ellos hablan de un simple incremento del 0,5% del PIB en el año 2016 con lo que respecta al año 2015 sin tomar en cuenta que el tiempo para cumplir esta meta ya pasó.

 

Lo correcto es ya no referirse a tales incrementos sino simplemente a la obligación de cubrir el 6% del PIB para Educación y 4% del PIB para Salud; de acuerdo a esta Proforma 2016 enviada por el Ejecutivo simplemente NO se estaría a lo dispuesto por el mandato constitucional.

 

Ahora bien, el PIB calculado para el año 2016 es de $102.426 millones; por tanto, lo que se debe destinar a Educación inicial, básica y bachillerato es un valor de $6.145,56 millones y según la  Proforma apenas se tiene programado destinar unos $3.670,14 millones; en lo que respecta a Salud, el valor que se debe destinar es de $4.097,04 millones, pero se tiene programado asignar $2.473,23 millones, existiendo las siguientes diferencias que las recalco a continuación:

 

 

 

  Fuente. Proforma Presupuestaria 2016

 

Es necesario señalar que incluso en lo que se refiere a valores absolutos que existe una disminución del Presupuesto que se había asignado para Educación y Salud en el 2015 en relación a lo que se piensa asignar para el 2016.

 

 

Fuente. Proforma Presupuestaria 2016

 

5) Se sigue la línea fondomonetarista de aplicar una considerable reducción a los subsidios.-

 

Para el año 2015 se tenía previsto destinar unos $5.966,86 millones a subsidios; para el presente año se tiene previsto una reducción de este monto a $3.193,61 millones.  Los montos más significativos que se reducen son los siguientes:

 

 Fuente. Proforma Presupuestaria 2016

 

El que se tenía destinado al IESS, que el año anterior era de $1.100 millones, para el nuevo año, por la aplicación de la flamante “Ley de Justicia Laboral” se reduce a una dádiva gubernamental de apenas $162.36 millones, es decir un decrecimiento del 85,24%; pero no solo es al IESS al que le reducen su aporte sino también al ISSFA en un 15.29%.

 

 Fuente. Proforma Presupuestaria 2016

 

Otro de los subsidios que sufre una considerable reducción es el que se destina a los combustibles, ya para el año 2015 se había programado una reducción de $395 millones respecto al año 2014; pero para el año 2016 esta reducción se dispara a unos $1.606,74 millones, o lo que en valores porcentuales significa una reducción del 45.97% en relación al año 2015.  Interpretando estas cifras podemos afirmar que Rafael Correa desde hace rato viene aplicando una de las principales recetas fondomonetaristas de reducir los subsidios, para lo cual ya se está aplicando la eliminación de subsidios a combustibles que se utilizan en la industria, lo cual sin lugar a dudas será transferido al bolsillo de los consumidores; así también, se ha anunciado una focalización de subsidios a las gasolinas que son utilizadas en el transporte urbano particular.

 

  Fuente. Proforma Presupuestaria 2016

 

Los bonos de desarrollo social también sufren una reducción de $750 millones en el 2015 a $621.15 millones en el 2016; de los cuales el monto destinado al bono de desarrollo social se reduce en un 24%, el destinado al bono de discapacidades Joaquín Gallegos Lara se reduce en un 17.63%, el destinado a las pensiones para adultos mayores en un 8.85% y el destinado a las pensiones para personas con discapacidad en un 22.2%.  Cabe señalar que estas reducciones no se refieren al valor individual de estos bonos y pensiones, sino a la cantidad de favorecidos; es decir que, para el próximo año el Ministerio de Inclusión Económica y Social pretende -excluir- a un significativo número de beneficiarios de estas políticas asistencialistas.

 

 Fuente. Proforma Presupuestaria 2016

 

 

6) Se reducen las inversiones en un 34% para el año 2016.

 

Respecto del año 2015 en el que el monto anual de las inversiones se programó en $8.116 millones para el año 2016 se reduce a $5.348,8 millones, es decir un 34%.

 

 Fuente. Proforma Presupuestaria 2016

 

Uno de los sectores al que más se les reduce las inversiones es el sector salud, estas caen de $870,43 millones en el año 2015 a $289,26 millones; es decir un 66.7%, esto se traduce en una considerable reducción en la construcción de hospitales, centros y sub-centros de salud.  La inversión en educación cae de $780 millones en el 2015 a $703 millones en el 2016, si bien es cierto no existe mucha reducción pero la construcción de nuevas escuelas del milenio y la remodelación de las ya existentes se reduciría en $77 millones.

 

Las obras en el sector de agricultura se reducen en un 65,28% al pasar de $463,86 millones a $151.74 millones durante este período de comparación.  Asimismo, uno de los rubros del que más se vanagloria la “revolución ciudadana”, es decir, la inversión en carreteras, puentes, mantenimientos y otras obras de vialidad se reduce  un 41,1%, al pasar de $933,64 millones a $549,86 millones del actual al siguiente año; lo cual se podría interpretar como el resultado de la aplicación de la Ley de Alianza Público Privada para dejar que la inversión extranjera se haga cargo de Proyectos que tradicionalmente eran financiados por el Estado.

 

7) Se reduce el Presupuesto a los Gobiernos autónomos descentralizados

 

Como era de esperarse, al existir una seria disminución de los ingresos permanentes, pero en especial de los no permanentes cuya principal fuente de recursos provenía de la venta de petróleo, para el año 2016 existirá una disminución en las transferencia que el Gobierno Central debe realizar a los Gobiernos Autónomos Descentralizados GAD´s por aplicación del COOTAD que establece una participación del 21% de ingresos permanentes y 10% de ingresos no permanentes en relación al Presupuesto General del Estado.

 

De esta forma, en el año 2015 la distribución del 21% de ingresos permanentes para los GAD´s se programó en una cifra de $2.948,71 millones, pero para el año 2016 será de $2.811,83 millones.  En lo que se refiere al 10% de ingresos no permanentes, en el año 2015 a los GAD´s se les presupuestó una cifra de $304,33 millones, mas para el año 2016 el presupuesto a asignarse se reduce a $50 millones, que se detalla mejor en la siguiente gráfica:

 

 

 Fuente. Proforma Presupuestaria 2016

 

8) Prioridades del Régimen de Rafael Correa

 

A pesar de encontrarnos en un año de austeridad, llama la atención que en la Proforma Presupuestaria para el 2016, aún se sigan manteniendo elevados presupuestos a instituciones que no otorgan un aporte significativo para el desarrollo de la sociedad ecuatoriana, y que bien podrían ser ajustados para ser agregados a otras áreas que necesitan con mayor prioridad estos recursos, como los sectores de: educación, salud, agricultura, entre otros.; aquí algunos ejemplos:

 

 

 

 

Pero por otro lado disminuyen los presupuestos en áreas sociales, sobre todo es de destacar los pocos recursos que se destina a programas para contrarrestar la desnutrición infantil.

 

 

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados