revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Rupturas.

Fotografía: Archivo.

María Luisa Lozano

 

María Luisa Lozano una mujer luchadora del pueblo Saraguro, tiene 39 años 4 hijos uno de ellos es mayor de edad, el resto son menores de edad, ella trabaja como conserje en una escuela en la comunidad de Lagunas, en el mismo lugar cerca de la escuela tiene su hogar, estuvo en la cárcel de Loja, luego de la detención del 17 de agosto; hoy sentenciada a 4 años de prisión; el delito, paralización de un servicio público, los jueces que sentenciaron son, Dr. Pablo Narváez, Dr. Rene Muñoz y Dra. Mercy Hurtado, el Fiscal es el Dr. Miguel Condolo.

 

 

Cree que en el Ecuador hay justicia?

 

He sido sentenciada a 4 años de cárcel, pero la justicia no me da miedo yo sigo en pie de lucha y seguiré defendiendo a nuestro pueblo Saraguro a nivel nacional

 

Ha pensado en retroceder?

 

Me siento más fuerte, con más ganas de seguir reclamando nuestros derechos, que se respete que no se viole tanto a la justicia, me siento con muchas ganas de salir adelante, nunca me rendiré pidiendo apoyo a la gente que en estos momentos está conmigo, he recibido llamadas de muchas personas a nivel local, nacional e inclusive a nivel internacional me han mostrado sus solidaridad.

 

El día 17 de agosto usted se encontraba en la movilización?

 

Lastimosamente yo no estuve en la movilización, me hubiese gustado haber estado, pero ese día fue coincidencia que tuve que salir de la casa porque mi hija amaneció enferma y me acerque a una cooperativa que queda cerca del sector San Vicente donde sucedieron los hechos, me acerque a ver lo que pasaba, había tanto policía, tanto militar rodeando las comunidades de Lincho de Lagunas entonces me sorprendí y me acerque a mirar por curiosidad, en ese entonces no habría pasado ni 3 o 5 minutos no es más y de repente comenzaron a lanzar bombas los policías; entonces, de desesperación grite que no hagan eso porque hay gente, niños, mujeres embarazadas y ancianos que por favor no hagan eso, pero nunca me hicieron caso y al momento que yo me retire e intente regresar a mi carro para poder regresarme fue imposible, porque seguían cayendo bombas en la comunidad, en ese entonces regrese un poco y avance a ver a una señora que gritaba pidiendo auxilio la señora era conocida, ya que en las comunidades toda la gente se conoce era mi amiga doña Luz Paqui, entonces yo sabía que estaba embarazada, empecé a decirles a los policías como van a arrastrarla a una mujer hasta dejarle sin sandalias y sin bayeta,(reboso es un textil pare de la vestimenta Saraguro) y es así que me acerque a los policías para decirle que le dejen que no sean así, no hay palabras para expresar ese trato que nos dieron ese día y de repente un policía grito cójanlas a las mujeres y allí fue que me cogieron, quise resistir y les pregunte a donde me llevan porque me llevan, nadie me dijo nada, imagínese querer resistir frente 5 o 6 policías sumado a ello el gas que asfixiaba no me permitía ver nada, y como el gas era asfixiante no podía caminar rápido entonces comenzaron a patearme en la altura de la cadera para que caminara más rápido, me hicieron avanzar unos pasos pero el dolor sumado a los gases me hicieron detener y me agarre de un poste para tratar de tomar aire y volvía a decir que me dejaran, porque me llevan si no he hecho nada que tengo una niña en la casa que me dejen que no he hecho nada y no me hicieron caso y así me treparon a la paila del patrullero, seguían maltratando a la gente solo miraba a la gente golpeada, maltratada y ensangrentada, a lado mío estaba otra señora que también la golpeaban con el tolete porque la señora se seguía resistiendo no quería que la lleven yo tenía las esposas puesta en una mano, no podía hacer nada, era indignante; entonces les grite que no le peguen y los policías me dijeron cállate si quieres que te hagamos lo mismo y me empujaron y me esposaron de ambas manos ahí si ya no podía hacer nada y me quede solo mirando luego comenzaron a buscar que estábamos llevando, nos fueron tocando, y así hicieron todo lo que quisieron con nosotras, nos trasladaron al bus y allí había poca gente, entonces escuche decir al señor del bus que todavía falta para llenar el bus y otro policía le decía ¿cuántos faltan? ¿cuántos faltan? En eso llegan más personas y le repite la pregunta cuantos van y le responde, el chofer van 22 y les dice ya faltan 8 y llega un nuevo grupo de gente, en eso llega mi vecina golpeada llena de gas pimienta y vi a otro vecino que se encontraban ensangrentados con un diente roto y se están asfixiando y era como un chiste para los policías, nos cerraron hasta las cortinas para que nadie nos vea adentro, algunas estuvieron con los anacos rotos, y nos esposaron a todos habían 20 policías alrededor del bus.

 

 

 Van a hacer retroceder a Luisa Lozano con esta sentencia?

 

Jamás, jamás me harán retroceder si es de irme a la cárcel, me he de ir a la cárcel con dignidad porque el pueblo de Saraguro tiene dignidad, jamás agachare la cabeza para decir que me encarcelaron, pero eso si estoy bien segura que algún rato habrá justicia

 

Puede dar un mensaje al pueblo del Ecuador a la juventud?

 

No tengamos miedo de pronto por perder los puestos de trabajo,  a veces no sabemos como enfrentar los miedos, compañeros de todas las nacionalidades del país no tengamos miedo, porque sinceramente esta lucha es para todos, ya venimos luchando y resistiendo mas de 500 años y esa es la mejor herencia que nos han dejado nuestros taitas nuestras mamas, aún estamos en pie aún estamos en pie de lucha y no nos rendiremos jamás.

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados