revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Lenin Hurtado

Fotografía: El Mercurio, Luis Charro

La Unidad como herramienta

 

Tras más de nueve años de gobierno de la Revolución Ciudadana, el país según los principales indicadores económicos y sociales, se encuentra en el mismo punto en el que se hallaba en el año 2007, es decir, hemos corrido en círculos, al tiempo de haber dilapidado la mayor bonanza que recuerde el país desde el inicio de esta etapa de retorno al régimen “democrático”, fruto de los mayores precios del petróleo que hayamos obtenido durante el último periodo de su explotación. Todo lo anterior, como un penoso agravante, las libertades públicas, muy en especial, la libertad de expresión, opinión, organización y la novedad lograda en Montecristi: el derecho a la resistencia; han sido neutralizadas de forma infame, por lo tanto, la lógica conclusión en cuanto el diagnóstico de la situación del país, es que estamos PEOR QUE ANTES.

 

A todo lo anterior, se le debe necesariamente sumar, el escandaloso nivel de corrupción imperante en el país, promovido por la impunidad que, el silencio mostrado por las instituciones obligadas por ley a enfrentar y sancionarla, les asegura.

 

Es en tales condiciones que el país se apresta a un nuevo proceso electoral que esperamos termine con esta década tristemente perdida para el desarrollo productivo, en el camino de construir el real buen vivir que pregona la Constitución.

 

Las fuerzas democráticas, progresistas y las de izquierda hemos resuelto construir un proceso unitario que nos permita ubicar, en destacado primer lugar, los mecanismos para enfrentar y superar la crisis en la que se debate el país. Tales mecanismos están contenidos en el documento de debate (a la fecha aún se mantiene en ese carácter) denominado ACUERDO NACIONAL POR EL CAMBIO (ANC), con el que estamos recorriendo el país escuchando las opiniones, las sugerencias, las críticas; todo lo cual nos sirve para retroalimentar el documento, con lo que esperamos al finalizar este esfuerzo estructurando un programa de gobierno que nos permita alcanzar las transformaciones estructurales traicionadas por el actual régimen.

 

 

En el proceso de debate del ANC, no son pocas las voces que han señalado: ¿porqué no se unen todos?, lo que entendemos como el síntoma de la desesperación por evitar que una dispersión de las fuerzas que han manifestado su rechazo al actual régimen, conspire contra el esfuerzo electoral que termine con él. Frente a ello, hemos con insistencia señalado, que la unidad no es un fin per se, sino que sólo es un instrumento para lograr el objetivo plasmado en el ANC, por lo tanto, sólo podremos unirnos con aquellas personas y organizaciones que compartan el objetivo de impulsar los cambios que se requieran en la coyuntura, pero sin exigirle al pueblo mayores sacrificios que los que ha realizado en estos años del gobierno de Correa. Es decir, por un lado la Derecha tradicional, propone que se debe flexibilizar aún mas la legislación laboral, que se debe perseverar en la explotación de los recursos naturales insistiendo en el modelo de economía primario exportador que no ha resuelto los problemas del país en su afán de desarrollarse en armonía con la naturaleza, que se debe firmar acuerdo comerciales con economías con las que tenemos enormes asimetrías, en tanto ello represente ventajas comerciales para un pequeño grupo de industriales. Todo ello representa el modelo que, habiendo sido seguido por el actual gobierno, ha demostrado su fracaso, es decir, no hemos resuelto los problemas estructurales del país y se ha deteriorado el nivel de vida de un importante segmento de la población.

 

Por todo lo señalado, seguiremos perseverando en la unidad, pero teniendo en mente que sólo tal unidad será viable en tanto tenga un propósito y, desde nuestro punto de vista, tal propósito no puede ser otro que, superar la crisis en la que nos deja este gobierno y las formas para lograr tal objetivo, no pueden pasar por agravar las condiciones de quienes, durante esta administración, han sido afectados en sus derechos y aspiraciones. La Unidad sólo es una herramienta de los cambios, nada más, nada menos.

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados