revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Luis Aguirre

Fotografía: Archivo

¡La unidad camino de victorias!

 

Se desarrollo la primera reunión de la CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación) con varias organizaciones sociales y populares que asistieron a la convocatoria de los maestros, evento realizado en la Secretaria de  Gobernación de la ciudad de México. Una jornada de movilizaciones a nivel nacional en defensa de la educación pública y en rechazo a la pretendida reforma educativa planteada por el gobierno demagógico de Peña Nieto es entre otras la motivación de esta importante reunión.

 

La reforma con etiqueta de educativa no es más que un intento de privatizar y de elitizar la educación, vieja aspiración del neoliberalismo, de los grupos económicos de poder y de los títeres del imperialismo. Se trata en esencia de una reforma que busca culpar a los maestros de la crisis educativa, que siendo real se convierte en una cortina de humo para espiar culpas por parte del gobierno de Peña Nieto.

 

No es posible calcular el aporte de los miles y miles de maestros que a diario sortean las dificultades más grandes con el único objetivo de construir seres humanos que no solo adquieran y dominen conocimientos, sino además que tengan una profunda visión crítica de la sociedad que los rodea.

 

Los estudiantes secundarios, de prepa, normalistas y universitarios no somos ajenos a esta realidad, nos afecta directamente la “reforma educativa”. La realización del segundo congreso de la Coordinadora Nacional Estudiantil CNE trazó el camino a seguir entre la juventud estudiosa; el respaldo a la lucha de los maestros, la unidad y el rechazo a la criminalización de la protesta social son banderas de lucha que se vuelven impostergables.

 

 

El llamado de los maestros de la CNTE a la UNIDAD de los organizaciones sociales y populares, de los maestros, estudiantes, trabajadores, campesinos, mujeres, ecologistas, padres de familia, etc., no se trata de meras quimeras, se trata de la realización de un hecho histórico en el país, la unificación de anhelos, aspiraciones y luchas por la transformación y el cambio de la sociedad. Por la construcción de un país dirigido por los trabajadores, que elimine las inequidades y las injusticias, que ponga en el centro al humano y no al capital es la tarea central.

 

Las experiencias de la UNIDAD entre la juventud, los trabajadores y los pueblos son obligatorias de estudio, trazan el camino de victorias. La represión por parte de las fuerzas “canino policiales” de Peña Nieto hacia el magisterio en general y hacia la sección 22 de la CNTE y el pueblo insurrecto de Nochixtlán, Oaxaca en estas últimas semanas, demuestran la desesperación de un gobierno que no ha podido detener la lucha callejera, la protesta social y popular. La sangre de estudiantes, trabajadores, campesinos y jóvenes luchadores corren por las manos de este gobierno. Los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, los 10 compañeros de lucha asesinados en esta jornada junto a la desaparición de otros 22 y 45 heridos por bala le demuestran al pueblo que cuando una lucha es justa no hay fuerza capaz de contenerla.

 

"Cambiar el mundo, amigo Sancho, no es locura ni utopía. Sino justicia”

 

 

 

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Calcular Page Rank

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados