revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Odiseo Runa

Fotografía: Archivo

La muerte de Stan Lee creativo guionista de los marvel comics: la agresión cultural estadounidense

 

A propósito de la muerte de <Stan Lee>: pseudónimo de un ícono de los artistas norteamericanos catalogado por los medios de comunicación de los EE.UU. como el principal artífice de la creación de sinnúmero de los <Marvel Comics> actualiza sustanciales aspectos de la agresión artística cultural imperialista sobre nuestras identidades y culturas populares latinoamericanas.

 

1

Al nonagenario guionista estadounidense recientemente fallecido se le atribuye con acierto la creación de incontables historietas de <Súper Héroes> que han acrecentado esta saga artística cultural identificada con la dominación cultural de los Estados Unidos de Norteamérica sobre nuestros países de América del Sur:

 

Los 4 Fantásticos, el Hombre Araña, La Mole, Los X Men, Capitán América, Doctor Strange, Iron Man, Thor, Los Vengadores, entre otros personajes ficticios llevados a la pantalla grande por la millonaria maquinaria cinematográfica norteamericana están presentes en lo cotidiano de la niñez, la juventud y los pueblos de Ecuador y América del Sur.

 

La adjetivación de “éxito de taquilla” es la medida mercantilista por la cual se califica la penetración en las audiencias mejor conocida como <masificación de la cultura artística> que se mide por la masiva asistencia de públicos a los estrenos y por la permanencia de sus producciones cinematográficas de altísimas inversiones en las salas de cine debido a la unión de personajes ficticios y tramas entrelazadas con universos de ficción que pueden plasmar gracias al desarrollo e introducción de innovadora tecnología denominada <efectos especiales>

 

El logro de significativos ingresos de taquilla está dado por la respuesta que las “masas” dan a este tipo de espectáculos enraizados en el arte de la cinematografía utilizada para la alienación masiva que últimamente ha proliferado con creaciones artísticas que abarcan un abanico de personajes increíbles, alucinantes, que rompen con las cualidades físicas e intelectuales del común de los seres humanos.

 

 

Creaciones artísticas atribuidas a Stanley Martin Lieber -verdadero nombre de Stan Lee- cuya muerte  provocó una eclosión en los medios de comunicación del mundo. Los principales medios televisivos del Ecuador también  brindaron amplia información de la vida, las creaciones de Stan Lee y su muerte encuadrándose así dentro de los parámetros “globales” que coparon al mundo al cubrir al unísono la noticia de la muerte a los 96 años de uno de los creadores de estos “nuevos” héroes fantásticos.

 

Este fenómeno propagandístico coloca en la balanza de la cultura artística mundial capitalista “postmoderna” el peso que tiene la concepción imperialista de la <globalización> en el marco del mercado de las multinacionales del entretenimiento que funcionan con estricto apego a las normas y leyes mercantiles del capital cuya influencia cultural actualmente es hegemónica en todo el orbe.

 

Para los espectáculos masificados de diversión artística subrayamos se califica como éxito a las superproducciones que generan cientos de millones de dólares que afluyen a los bolsillos de las multinacionales del divertimento masificado; por los ingresos logrados durante los estrenos de estos espectáculos cinematográficos que también se contabilizan por su tiempo de permanencia en las modernas salas de las cadenas de cine, creadas para atraer en forma multitudinaria a las audiencias asiduas a estas expresiones artísticas que se difunden en ambientes creados por las empresas multinacionales para masificar a través de la cultura artística su visión de superioridad específicamente de los Estados Unidos de Norteamérica sobre “Países del Tercer Mundo” usándola para degradarnos culturalmente y ubicarnos como “pueblos atrasados e inferiores”

 

2

Este fenómeno ha dado un viraje de calidad debido a los cambios tecnológicos introducidos en el arte cinematográfico por las poderosas transnacionales derivados de la <revolución científico tecnológica> particularmente los infaltables <efectos especiales> tales como el CGI por sus siglas en inglés <Computer Generated Imagery> que no son más que imágenes introducidas en las películas por computadora que potencian a la cinematografía como un arte que al insertar otras artes atraen a los públicos provocándoles estallidos emocionales y mentales.

 

Esto dista abismalmente de los inicios de la <Industria Cultural> que a fines del siglo XIX e inicios del siglo XX impulsaron las primeras empresas transnacionales del espectáculo de diversión masificada: Columbia Pictures, Metro Goldwin Meyer, 20th Century Fox etc., hoy en competencia por el Mercado del entretenimiento con las nuevas y grandes multinacionales como Netflix, Amazon, Hulu, la poderosa industria cinematográfica estatal de la nueva potencia imperialista de China y otras transnacionales del entretenimiento masivo.

 

3

El impacto de la muerte de Stan Lee el más proficuo creador de historietas de superhéroes a través de su editorial y ahora también estudio cinematográfico <Marvel Comics> se debe a que desde fines del siglo veinte y principios del siglo veintiuno la difusión del arte cinematográfico tiene hoy una potenciación exponencial inimaginable debida a la celeridad con la que los medios de comunicación viralizan la publicidad a través de Internet usando como herramienta los SmartPhones, las Tablets, las computadoras personales, tv cable etc., generando una masiva, acelerada e increíblemente calificada difusión de sus diversos géneros considerando edades, aficiones, géneros como romanticismo, erotismo, violencia en diversos rangos que puede alcanzar la violencia extrema producida particularmente por la industria cinematográfica norteamericana sin que se queden atrás los japoneses, europeos, chinos e incluso el cine latinoamericano particularmente las telenovelas producidas por las empresas productoras de Colombia, de la televisión multinacional de Brasil, México, Argentina, etcétera, en cuyos ambientes se reproduce y desenvuelve de manera multiplicada el género.

 

Espectacularidad del arte cinematográfico utilizado hábil y profusamente por los norteamericanos que conservan su hegemonía en la industria produciendo de manera prolífica y con claros propósitos de masificación mercantilista el género de los “Comics” que ha dado un giro superlativo en las últimas décadas gracias al poder de la maquinaria publicitaria norteamericana exacerbando el genio de creativos como Stan Lee y elevándolos al status de dioses de la creación de novelas gráficas y personajes fantásticos  lo cual ha evidenciado que las multinacionales de este género a la par que aprovechan las cualidades de la intelectualidad artística que trabaja para beneficiarlas también propician el individualismo al personificar en individuos como Stan Lee este tipo de creaciones artísticas con el propósito de afianzar la idea de la <superioridad individual> del imperialismo como categoría financiera, política y cultural dejando en segundo plano a los artistas dibujantes de dichos <comics> cuales son los casos de Jack Kirby y Steve Ditko quienes trabajaban para Stan Lee al punto de llegar a ser coguionistas con gran habilidad para hacer más “accesibles” o como ahora es lugar común vulgarizar lo popular “más populares”, más atractivos para las masas, los <Marvel Comics>.

 

 

Esto pone en claro que si bien el imperialismo necesitó, utilizó y enriqueció a Stan Lee, éste también necesitó del concurso de historietistas como Kirby y Ditko para sustentar y propulsar la masificación de los <superhéroes> y se apropió de sus cualidades como dibujantes artísticos.

 

Según testimonios de quienes han sido fieles seguidores de la producción artística de Marvel Comics tanto Kirby como Ditko eran mal pagados por Stan Lee por lo que finalmente renunciaron al tutelaje de quién murió nonagenario y multimillonario debido a la penetración de estas creaciones artísticas difundidas a través del cine, la televisión, medios gráficos <comics> y virtuales.

 

La masiva difusión de la muerte de quien por supuesto también fue un prominente escritor de <comics> muestra hasta qué punto los medios de comunicación por medio de sus herramientas visuales están involucrados particularmente en América del Sur, a la visión, al concepto de la cultura globalizadora aplicada exitosamente a través de la arrasadora difusión de la saga de los <superhéroes>

 

4

Este aspecto de la cultura artística apropiado por las transnacionales del espectáculo subordinadas a los intereses norteamericanos está impreso en la cotidianidad del mundo capitalista. Es parte sustancial de la cultura imperialista de dominación que desplaza a las culturas nacionales de los países de América Latina de cuya cadena de dominación artístico-cultural forman parte los medios de comunicación masiva de propiedad de las burguesías criollas, adquiriendo así un rango inferior pero a la vez transnacional de sesgo latinoamericano –como <Globo> en Brasil- las cuales difunden masivamente estos signos artístico-culturales de dominación imperialista al engraparse a la cultura de la <globalización>.

 

De este modo la agresión cultural imperialista llevada a cabo a través de esta rama artístico cultural burguesa de los <súper héroes> afianza por esta vía dichos valores extraños a nuestras culturas indoamericanas; a los valores autóctonos, pluriculturales y multietnicos de nuestros países.

 

La <globalización> es enajenante, desvaloriza, desnacionaliza nuestras culturas e identidades; desarraiga de los valores artístico-culturales de nuestros pueblos, mestizo, indígenas y negro; de sus ricos y diversos cruces y mestizajes.

 

La agresión artístico cultural forma parte de la dominación económica, social, política, militar, cultural, que a través de estas vías artísticas refuerza la dominación imperialista de manera cotidiana, atosigante, masiva, introduciendo los antivalores del individualismo, de la supuesta “superioridad” norteamericana,  europea, asiática, etcétera, sobre nuestros pueblos y países dependientes al utilizar, hábil, profusa y aceleradamente estas expresiones artísticas de los <súper héroes>.

 

5

El fenómeno artístico de la introducción e imposición de esta anticultura que difunde la “superioridad”, “invencibilidad”, “indestructibilidad” particularmente norteamericana se lleva a cabo en forma multimillonaria para subordinar en el campo de las ideas toda manifestación opuesta a la dominación imperialista; para neutralizar, apagar desde la niñez que en muchos casos es arropada, vestida por los mismos padres a sus pequeños hijos quienes se sienten entusiasmados al ser encajonados, sin saberlo conscientemente, en esta tendencia artística anticultural imperialista.

 

La penetración del individualismo en la conciencia de niños desde temprana edad apunta a neutralizar y eliminar toda expresión emancipadora que ahora y en el futuro se está generando y se potenciará más adelante de manera masiva entre la juventud de nuestro país y de los países dependientes del imperialismo.

 

6

Este fenómeno está íntimamente relacionado con la introducción en el espíritu y la conciencia de nuestros niños y jóvenes del individualismo que les obstaculiza, les impide ver la potencialidad libertaria del colectivismo, de la solidaridad, que conducirá, si trabajamos como debemos hacerlo, para  que los niños y jóvenes especialmente los provenientes de familias trabajadoras de las ciudades y los campos; la intelectualidad ligada a la vida de los niños y jóvenes a través de la educación preprimaria, primaria, media y superior canalicen su espíritu hacia los cauces emancipadores frente a la múltiple dominación imperialista norteamericana, china, rusa, europea, que, a través del cine, del Internet y otros medios penetra en sus conciencias deformándolas, apartándolas de una formación solidaria, opuesta a la alienación cultural extranjera que cuenta con el aval de los gobiernos títeres de las oligarquías criollas serviles del imperialismo que hacen de “la vista gorda” a esta penetración ideológica artístico-cultural extranjera, monopolista.

 

 

7

La multiplicidad de estos individuos fantásticos, invencibles, que se enfrentan y derrotan incluso a invasiones intergalácticas como es el caso de los <Transformers> se ha acrecentado en forma increíble; se ha calificado tecnológicamente a través del hábil manejo de los <efectos especiales> que crean ambientes inverosímiles los cuales deslumbran los sentidos y las conciencias de niños, jóvenes, adultos y ancianos en forma ininterrumpida, cotidiana, convirtiéndose en una carga espiritual y mental encubierta bajo el slogan de que <el arte es diversión> con el cual se encubren las multinacionales productoras de las artes-espectáculo de masificación.

 

Los antiguos y clásicos <súper héroes> como <Súperman>, <Batman>, la <Mujer Maravilla> entre las más destacadas creaciones artísticas de <súper héroes> fueron introducidos en el mundo capitalista-imperialista a inicios del siglo veinte, y hoy, mientras éstos “nuevos” <súper héroes> han proliferado al mismo tiempo aquellos antiguos íconos de la dominación imperialista, siguen vigentes y se han convertido en “franquicias”.

 

<Súperman>: Creado por el escritor estadounidense, Jerry Siegel, y por el artista canadiense, Joe Shuster: <Kal El> personaje portentoso quien tras ser enviado en una nave espacial desde el planeta Kriptón que estaba a punto de extinguirse por sus padres, Jor El y Lara Lor, siendo un bebé, llega a la tierra y es rescatado por Jonathan y Martha Kent quienes lo adoptan y le dan  la identidad de Clark Kent quien gracias a la luz del sol adquiere formidables súper poderes que le permitirán <salvar al mundo de la delincuencia común y de la sofisticada>

 

La historia del descubrimiento de <Kal El> por una mujer de mediana edad de apellido agregado de su esposo, Kent, quien se acerca a la nave espacial  que lo trajo a la tierra está grabada en la memoria colectiva de nuestra niñez y de nuestros jóvenes.

 

El <joven Superman> introduce esta desmemoria histórica en sus mentes de inicio con sus espectaculares acciones devenidas tras descubrir los <súper poderes> de que está investido que posteriormente se plasmarán en sugestivas acciones espectaculares que lleva a cabo en <Villa Chica> como el joven Clark Kent quien posteriormente oculta sus poderes fantásticos utilizando la doble identidad de un hombre maduro y torpe periodista que usa lentes para superar su deficiencia visual quien se esconde como reportero del diario <El Planeta>.

 

Tras esta fachada el adulto Superman esconde una poderosa visión que penetra la materia con su vista de <rayos x>; vuela a la velocidad de la luz; es capaz de romper con sus puños hasta un planeta y se encarga de los delincuentes comunes que roban una joyería y/o de enfrentar al súper inteligente delincuente que se propone destruir la tierra: <Luthor>.

 

Esta historia fue vendida por 130 dólares a <Detective Comics> cuya primera aventura fue publicada en <Action Comics> en Junio de 1938 a inicios del siglo veinte y se ha convertido en un ícono de la <supremacía e invencibilidad de los Estados Unidos de Norteamérica> en el mundo.

 

Su simbología es una franquicia que penetra en todos los hogares de la tierra especialmente de los trabajadores, los pueblos, la juventud, la niñez, particularmente de los países dependientes en América del Sur y  El Caribe: Sus símbolos, los colores de su traje azul y rojo, su capa y logotipo que en el pecho tiene gravada una <S> enmarcada, se han convertido en una “identidad” de la niñez particularmente de la llamada <clase media>: Si preguntas a un niño de una edad entre seis y diez años cuál es su héroe en un significativo porcentaje responderá: <Súperman>.

 

 

En otro nivel aunque igualmente alienante están <Batman> y su compañero Robin. El personaje del <Hombre Murciélago> creado por los estadounidenses, Bob Kane y Bill Finger, es de otra índole: Un multimillonario, Bruce Wayne, oculta su identidad secreta y hace uso de su riqueza “humanitariamente” invertida en tecnología de punta para actuar en secreto con esta doble identidad para <proteger a los ciudadanos honestos de Ciudad Gótica>.

 

La creación de la historieta <La Mujer Maravilla>, por William Moulton Marston, psicólogo nacido en 1893 y muerto en 1947 saca a relucir, según su creador norteamericano, los valores de la mujer para confrontar al machismo.

 

En los hechos la <Mujer Maravilla> si bien se contrapone al súper héroe varón complementa esta ofensiva multilateral artificiosa, irreal, alienante, que penetra en la niñez, la juventud, entre los países y los trabajadores, los pueblos del mundo capitalista aún sometidos al poder militar, político, económico, de la superpotencia de los Estados Unidos que se aglutina con fines comerciales en la saga de la <Liga de la Justicia> que integra a todos estos <súper héroes>.

 

8

Esta corriente artística norteamericana está dirigida a presentar a los propietarios de las enormes fortunas generadas por la súper explotación de los capitales financieros norteamericanos como <medios> para <salvar a la humanidad de los malos>; muestra de manera deformada a los dueños de las multinacionales monopólicas que dominan al mundo capitalista-imperialista como <los buenos> mientras <la gente común> es subordinada a la inteligencia y al poderío de las grandes fortunas obtenidas a costa de súper-explotar a los trabajadores de sus propios países imperialistas,  expoliar a nuestros países y sobre-explotar a los pueblos de los países dependientes utilizando  la cultura artística de los <súper-héroes> como instrumento del arte mercantilista imperialista que afecta a la niñez y a la juventud latinoamericana incidiendo en su desmemoria histórica.

 

 

Cabe recalcar en esta idea gravitante: Al preguntar a un niño, o niña, de entre los 6 a 10 años por un héroe especial es bastante probable que acudan a su memoria infantil los nombres más característicos de esta saga de súper héroes.

 

Muy lejos llegan a sus conciencias infantiles los nombres de nuestros héroes reales, verdaderos, que en Indo América han contribuido a construir nuestra verdadera historia basada en las acciones de los verdaderos transformadores de nuestras comunes historias: Los trabajadores, los pueblos, las juventudes verdaderamente revolucionarias, democráticas, patriotas.

 

Los nombres de Rumiñahui, Eugenio Espejo y su hermana Manuela Espejo; Eloy Alfaro, Daquilema,  Manuela Sáenz, Manuela Cañizares, o de la heroica líder indígena, Manuela León, dirigente del gran levantamiento de los pueblos indígenas realizado en Chimborazo junto a su marido y compañero de lucha, Fernando Daquilema, no están en la cotidianidad  espiritual ni mental de nuestros niños y jóvenes particularmente de los estratos populares.

 

En nuestro país y pese a los aspavientos <antinorteamericanos>   del mal llamdo <socialismo del siglo XXI> reformista, jamás se objetó dicha agresión artística cultural imperialista norteamericana pese a que se llenaron la boca de un supuesto <combate a los Estados Unidos>: Más del 25%  de películas, videos, libros, de exhibición de toda esta masiva penetración artístico-cultural imperialista estadounidense y también europea y asiática siguió y sigue penetrando en la cotidianidad; igual ocurre durante el gobierno de Moreno.

 

La lucha en el frente de la cultura artística con nuevas y vigorosas creaciones artísticas y literarias propias, independientes, que a la par que contribuyan a afianzar el combate que libran hoy nuestros pueblos, nuestras juventudes, contra la política antipopular y antipatriótica de los gobiernos de banqueros, empresarios y oligarcas, confrontemos en esos escenarios con nuestras creaciones propias, independientes, la persistente agresión cultural imperialista.

 

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados