revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Vladimir Andocilla

Fotografía: Archivo

La Escuela, una institución peligrosa

 

La escuela en la sociedad capitalista, reproduce las relaciones de producción; las iniquidades y desigualdades de la sociedad, las violencias y frustraciones de sus ciudadanos, en definitiva es una institución peligrosa para niños, niñas y adolescentes; situación que se ha empeorado en estos últimos cuatro años por la red de impunidad y autoritarismo que la política educativa del correato impuso.

 

Los últimos casos de violencia sexual denunciados en los planteles educativos han dejado ver la  crisis a que ha llevado el correísmo a la educación, principalmente pública. El propio ministro Fander Falconí anunció que se han registrado 882 casos de violencia y delitos sexuales entre el 2014 y el 2017, de los cuales 321 se han dado fuera del sistema educativo (familiares u otro tipo de personas). En últimos días el ministro ha incluido los datos desde el 2008 y han contabilizado 948, la tendencia porcentual es la misma (35% fuera del sistema educativo y 65% dentro el sistema).

 

Estos datos, sumado a casos monstruosos como los ocurridos en la Unidad Educativa Aguirre Abad y en AMPETRA, nos hace las siguientes reflexiones: ¿Qué ocurre en nuestra sociedad? ¿Que está fallando en el sistema educativo?

 

Estas interrogantes nos permiten realizar una primera aproximación a la situación que viven nuestros niños, niñas y adolescentes en el sistema educativo:

 

Se instauró un sistema donde la cercanía al proyecto político fue el principal mérito. 4 174 de las 5 936 autoridades encargadas no cumplen con todos los requisitos para ocupar dichos cargos, esto fue posible con la reforma al Reglamento a la Ley de Orgánica de Educación Intercultural Bilingüe, en que se establecía que las autoridades encargadas salieran de ternas elaboradas por la Coordinación zonal del ministerio, lo que generó casos como las de la Unidad Educativa Chirijos de Milagro, donde el Rector es Ingeniero Industrial y no tiene posgrado en educación.

 

Se priorizó mega construcciones, donde se masifico la presencia de estudiantes, pero no se aumentó el número de docentes. 1/3 de docentes dejaron el sistema desde el 2013  y apenas 27.000 recibieron nombramientos recién en el 2017.

 revista rupturas abuso niños escuelas

 

El promedio de personal de los DECES es apenas de uno por cada mil estudiantes. Solo el 46% población estudiantil no tienen DECE.

 

Todas   las   instituciones   educativas   deberían   contar   con   un Departamento   de   Consejería   Estudiantil   (DECE),   sin   embargo, luego de diez años de “revolución educativa” correísta, resulta que apenas lo tienen 1 768 instituciones, de un total de 12 629. Es decir, solo el 14% tienen DECE, en las instituciones educativas.

 

Las leyes, protocolos sobre este tema han demostrado un fracaso. Los ministros han aprobado protocolos, para dejar constancia que han hecho algo, no para combatir el delito.

 

Las políticas de prevención fueron desmontadas, los planes y programas de enseñanza y formación en educación sexual fueron desbaratados, a pretexto de la implantación del “PLAN FAMILIA”. Desde enero de 2015 se suspendió la capacitación en Educación Sexual a docentes, no se han desarrollado talleres con padres de familia y alumnos para prevenir el abuso sexual.

 

Mediante el Acuerdo Ministerial 455 se puso mordaza a los docentes, se prohibió que participen en medios de comunicación y se sanciono con la destitución a quienes contradecían la disposición.

 

Como se puede apreciar, la política tecnócrata impuesta desde Carondelet agrava la situación de vulnerabilidad de la niñez, esto genera responsabilidades políticas, administrativas y penales a los funcionarios encargados de impulsar esta política, como es el caso del ex ministro Espinosa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados