revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Ricardo Naranjo

Fotografía: El Telegrafo, El Comercio

Hay más cupos, pero mucho por hacer

 

Las autoridades de la SENESCYT anunciaron que, a partir de este periodo, la cantidad de cupos aumentarán en un 60%, además, plantean que, para próximos periodos, se analizarán alternativas como considerar el récord académico del estudiante para el acceso al cupo universitario. Este nuevo anuncio ha generado gran expectativa, por ello, cabe analizar algunos aspectos:

 

1. Los estudiantes tenían razón y el sistema, desde un inicio fue restrictivo.-  En el 2012 cuando se aplicó, por primera vez el Examen Nacional de Educación Superior (ENES), se planteó que serviría para democratizar el acceso a las universidades en base a la meritocracia  y para medir la calidad de la educación en el país. Sin embargo, desde el principio, los problemas saltaron a la vista: a) El carácter restrictivo del sistema, ya que la cantidad de postulantes rebasó en más del 50% a los cupos, por ello, al cabo de ocho años, más de ochocientos cincuenta mil de jóvenes se quedaron fuera de la universidad, demostrando que el mérito individual resulta insuficiente en una realidad tan marcada por la desigualdad de condiciones; y, b) Su aplicación fue improvisada, lo cual se evidencia en el hecho de que, tanto el examen como el proceso en sí, ha sufrido varias modificaciones, hasta la actualidad, en que, se han unificado los exámenes ENES y el Ser Bachiller; se ha pasado de 1 a 4 postulaciones; se ha creado una nivelación. Todos estos avances se han dado pese a la resistencia de las autoridades y fruto de la lucha de la juventud que ha levantado, permanentemente, las banderas de “libre ingreso a la universidad".

 

 

2. Se han ampliado los cupos, pero siguen siendo insuficientes.- En el 2018, se graduaron, aproximadamente, 289 mil estudiantes (162 mil en la costa y 117 mil en la sierra); sin embargo, se han asignado -entre los periodos de postulación de febrero y julio- 214 952 cupos, 88 362 en el ciclo costa (febrero) y 126 590 en la sierra (julio), de los cuales el 29% corresponden a instituciones privadas. Lo cual, aparentemente, no representaría un margen tan alto, sin embargo, hay que considerar que, cada periodo, además de los bachilleres, rinden el examen cerca de 130 mil jóvenes rezagados de procesos anteriores, con lo cual, la cifra aumenta a un promedio de 550 mil postulantes para una oferta que, con las actuales modificaciones, se plantea llegar a 300 mil cupos, lo cual, según daros manejados por la propia SENESCYT, corresponde al 54,5 %.

 

3. El sistema de ingreso a la universidad no debe ser retocado, debe cambiarse radicalmente: En campaña, se anunció la construcción de cuarenta nuevas universidades, lamentablemente, no se ha avanzado en ese sentido, mientras que el número de universidades y escuelas politécnicas se mantiene en 30, solo han aumentado dos institutos públicos  (de 85 a 87) y han disminuido seis privados (de 89 a 83); Además, en relación al año anterior se han reducido 571 carreras que, seguramente, no fueron demandados en procesos anteriores (2804 a 2233),  entre tanto, las carreras con mayor demanda, siguen estando sobresaturadas, un tercio de los estudiantes deben acceder a carreras que no eran su principal elección y, el 36% de los postulantes han dado la prueba entre dos y tres veces. El actual gobierno, no ha podido negar el fracaso y la demagogia que representó el sistema de ingreso de su predecesor, desde el inicio ha planteado reformas, desde la oferta de construir nuevas universidades, la supresión del puntaje mínimo para poder aspirar un cupo y el innegable aumento de cupos (en julio del 2017 se ofertaron 77 475, en febrero de este año la cifra aumentó en un 42%  y un 60% en este periodo. Sin embargo, el libre ingreso está muy lejos de ser una realidad y las medidas planteadas, resultan insuficientes.

 

 

4. Los estudiantes han presentado propuestas que deberían ser escuchadas: Pese a que se han reducido el número de instituciones y de carreras, se ha podido aumentar los cupos, lo cual muestra que, las cifras manejadas por las autoridades no reflejan la realidad. No se puede negar que se han dado pasos para palear en algo la situación (como la creación de 35 950 cupos virtuales en cinco universidades), pero, se vuelve a cometer el error de reformar sin realizar un diagnóstico previo y sin tener en cuenta la opinión de los principales implicados. Si se ha podido avanzar en un aproximado de 35 mil cupos de un periodo a otro, la propuesta de los estudiantes de alcanzar 100 mil cupos adicionales en tres años, podría cumplirse si se cumple con la oferta de construir 40 universidades y si se cumple el presupuesto para educación superior que plantea la Constitución, habrá que decir que, al menos el 75% de estos cupos deberían ser presenciales y que, con esto, se cubriría el 80% de aspirantes que accedan a una carrera. Pero, además, urge revisar el componente curricular del bachillerato, trabajar por la creación del sistema de preuniversitarios públicos y gratuitos, que se puede cumplir como actividades extracurriculares y en convenio con las universidades que formen docentes, como parte de la vinculación con la colectividad; pero, también se puede reemplazar las nivelaciones que, actualmente acoge al año cerca de 70 mil jóvenes y es aprobado por 50 mil, por un ciclo básico común que sea parte de la carrera, tenga un fuerte componente de adaptación a la vida universitaria, la nivelación de conocimientos y no la sobrecarga de contenidos que tiene la nivelación, contribuya al proceso de adaptación del estudiante y, de esta manera, disminuya la deserción repitencia. A esto se suma el requerimiento de que se aclaren, de una vez por todas, las cifras reales, incluido la verdadera oferta por carrera y dónde se amplió los cupos,  ya que se sigue manteniendo un velo de misterio, por ello, insistimos en que se establezca una instancia de diálogo entre todos los actores, encaminada a que se generen soluciones reales a este problema que amenaza el futuro de una generación entera.

 

COORDINADORA POR EL INGRESO A LA UNIVERSIDAD

FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES SECUNDARIOS DEL ECUADOR

 

 

Mayor información: 0987601926-098367144; o a las fanpage: Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador, Coordinadora por el ingreso a al U.

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados