revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Juan Durán

Fotografía: Archivo

El poder es impunidad, y el graffiti sublevación

 

“No es tirano solamente el que derrama sangre, destierra ciudadanos, impone desmedidas contribuciones sobre los habitantes; es también el que sofoca la palabra , impide y persigue la asociación, ..sumerge el espíritu en un pozo de tinieblas” .

 

Mientras el poder acapara  periódicos para decir mentiras como se fuesen verdades;  programas televisivos para confundir bienestar con consumo, currículos educativos para reforzar el pensamiento dominante como único y obligatorio, campos y avenidas para transformar a los ciudadanos en clientes quieren ahora obligar nuevamente al silencio, a quienes viven como exiliados  en su propia patria,  y que como única alternativa de  identidad e indignación sellan el espacio público con imágenes y pensamientos luminosos sobre las cosas chuecas o alegres de la vida.

 

 

Dueños de las tierras, las fábricas, los medios de información, el espectáculo y las escuelas  pretenden ser dueños también de la palabra y las imágenes; y es que el poder sabe construir su propia geografía de dominación y hegemonía sin que las personas adviertan, muchas veces, que participan en su propio proceso de subyugación. En dicha geografía se establecen atribuciones, permisos, prohibiciones y  facultades que permiten construir un mundo de sentidos, significados y comportamientos acordes con los intereses creados, particularmente con los propietarios de la libertad ajena:

 

  • ¿Qué hacen los anuncios publicitarios en las calles prometiendo prosperidad?
  • ¿Por qué los supermercados se construyen como contraseñas de felicidad?
  • ¿MacDonald s  en los aeropuertos simbolizan civilización?
  • ¿Autos e industrias quieren decir modernidad?
  • ¿Computadores y sistemas informáticos significan volvernos una sociedad del conocimiento?

 

Y mientras se modernizan a los  países a través del comercio internacional  se termina comercializando a tales países  por medio de la modernización, lo que históricamente significa: desnacionalización de la economía, despojo de recursos naturales, explotación a los pueblos y nacionalidades, cultura del desprecio hacia los países pobres y muchas injusticias y atropellos en nombre de la libertad de empresa, que sabe mandar sobre los gobiernos con absoluta impunidad y que ahora ya no necesitan del Estado local  para funcionar bajo el imperio de las ofertas y demanda Es más, con o sin Estado pretende direccionar la opinión pública hacia apetitos y gustos, que desconectan al ciudadano del pasado , de la política , de la toma de decisiones fundamentales de una nación.

 

Más cuando surge una cultura anti hegemónica como forma de resistencia y emancipación con representaciones y pensamientos  que desacralizan normas, realizan rupturas con los convencionalismos hipócritas de esta civilización de la codicia  se busca los medios legales o no, para suprimirla e invisibilizarla  ya que contradicen la implementación del orden moderno-colonial.

 

 

¿Qué altera el ornato de la ciudad? Se dice expresamente , sin embargo, no se hace un llamado a la conciencia pública que aquello, que más altera la ética y estética de una ciudad o nación es la corrupción, el robo de los fondos públicos, la compra de conciencias, y la piratería descarada de aquellos insensatos que saben ver negocio en donde se necesita solidaridad social, que sin escrúpulos inhibidores, se  mueven con la música de la monedas para institucionalizar la violencia y los saqueos  en perjuicio de los altos objetivos e ideales nacionales. “ robar a la nación es robar a todos,…… roba al que ara y siembra, roba al que empina el hacha, roba al que se une al trabajo común, roba al agricultor, al artesano, al artista , roba al padre de familia , roba al profesor, roba al grande, roba al chico, …el que roba al Estado a todos roba y todos deben perseguirle por derecho propio y por derecho público”:

 

 ¿Es un atentado a la  propiedad?  Se dice y desdice emotivamente. Bueno en una sociedad de clases sabemos que los poderosos con el uso de la fuerza y  los engaños transforman la propiedad comunitaria en propiedad privada, los recursos naturales en capital extranjero y los saberes ancestrales en patentes privadas al servicios de sus cochinos intereses.  Con palabras y dibujos en las paredes no se evidencia ninguna conducta protocriminal. Criminales ellos, aquellos que ven el mundo como su propiedad y matan árboles y personas para que sobren las aguas y las tierras. Por otra parte.  “Las paredes, me parece, opinan otra cosa. Ellas no siempre se sienten violadas por las manos que las escriben o las dibujan. En muchos casos, están agradecidas. Gracias a esos mensajes, ellas hablan y se divierten. Bostezan de aburrimiento las ciudades intactas, que no han sido garabateadas por nadie en los poquitos espacios no usurpados por las ofertas comerciales”.

 

  1 Varios autores,  frases célebres de personajes ilustres ( Quito: Exlibris, 2006), pág. 48

  2 https://www.pagina12.com.ar/2001/01-08/01-08-12/contrata.htm

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados