revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por:  Natalia Sierra

Fotografía: El Telegrafo, El Universo

El oportunismo del poder

 

Es inverosímil pero cierto. La mayoría de candidatos a las próximas elecciones de gobiernos locales han acogido el discurso empresarial de la apuesta "novedosa" por la iniciativa privada. Al parecer la solución a todos los problemas nacionales y locales es dejar que el gran capital privado asuma la competencia de los servicios públicos, como una forma de asegurar su buen funcionamiento y mover la economía en tiempos de crisis. De hecho han olvidado o se hacen los que han olvidado que en la época abiertamente neoliberal fue el capital privado, casi de manera exclusiva, el que manejó la economía del país con resultados nefastos para la sociedad ecuatoriana, que tuvieron su cerecita del pastel en el feriado bancario.

 

 

Producto del desastre económico que significó el proyecto progresista en la administración del Estado para la sociedad (desastre para los intereses de la mayoría, porque para ciertos grupos económicos nacionales e internacionales fue un verdadero éxito), ahora resulta que la apuesta neoliberal del capital privado es la "solución milagrosa" para recuperar la economía del país. Una vez más los grandes empresarios y sus voceros neoliberales salen, sin ninguna vergüenza por su protagonismo en el desastre social que provocaron en las tres últimas décadas del siglo pasado, a proponerse como la única posibilidad para el Ecuador actual. En un aclara actitud oportunista aprovechan el espacio que el correísmo les dio para lavarse la cara.

 

Nos quieren hacer creer que el problema es el papel regulador y activo del Estado en la economía, y no un tipo de administración que, como siempre, usó al Estado como mecanismo de transferencia de riqueza social a las grandes corporaciones capitalistas, vía mega inversiones en infraestructuras con sobreprecios. Quieren ocultar el hecho de que el papel del Estado como inversionista principal de las infraestructuras públicas no sirvió para que muchos grupos de poder económico, que "casualmente" resultaron ganadores de las licitaciones estatales, acumulen capital como nunca antes. Con toda esta estrategia de encubrimientos ya lograron hacer que se les condone los intereses y las multas por no pago de impuestos, igual como lo hicieron en el correísmo. En menos de cinco años han estafado a la sociedad, con anuencia a de los dos gobiernos progresistas, con la vieja promesa de que generaran fuentes de trabajo, cosa que sabemos no es así.

 

 

Más aún, quieren ocultar el hecho de que después de saquear la riqueza social con sobre precios, infraestructuras innecesarias, despilfarro, obras con fallas y defectos, ahora van por la segunda parte del saqueo: comprar a infraprecios las mejores infraestructuras y empresas estatales que construyeron en la década pasada con la complicidad de los administradores del Estado a los que hoy atacan. ¡Negocio redondo¡ Primero construyó a precios inflados y luego compro a precios desinflados. Negocio redondo que siempre lo concretan gracias a los gobiernos antipopulares que trabajan subordinados a los intereses de la gran empresa privada nacional e internacional.

 

Definitivamente es inverosímil pero cierto

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados