revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por:  Odiseo Runa

Fotografía: Archivo

La obra cinematográfica: el joven Karl Marx

 

La bella, emotiva, realista obra cinematográfica: <El Joven Karl Marx> del cine alemán recoge pasajes de la vida de Marx y Engels estrechamente ligadas a las vidas de Jenny Von Westfalen y Mary Burns las dos destacadas mujeres y esposas que acompañaron a estos jóvenes en estrecha comunión de ideas y praxis revolucionaria hermosa, robusta, plena de unidad física y espiritual contribuyendo a la construcción de la doctrina científica y la praxis que Marx y su camarada de armas Engels realizaron en favor de la causa de la liberación del yugo del capital de los oprimidos y explotados particularmente de la clase obrera durante el siglo diecinueve y a la organización social y política del proletariado: La <Liga de los Comunistas> y la <Primera Internacional Comunista>.

 

Circunstancias históricas devenidas de la incidencia de la Revolución burguesa de 1789 en Francia sobre la burguesía en ascenso en el escenario de la dominación absolutista feudal en Prusia a mediados del siglo 19 así como de la presencia destacada del proletariado debido al desarrollo industrial que se fue incrementando en Prusia y Europa en cuyos ambientes se libraron profundas y agudas polémicas con pensadores reformistas como Proudhon y Bruno Bauer, con socialistas utópicos como Weitling a quien Marx describió como <dirigente con zapatos de gigante>; ambientes pletóricos de ideas, escritos, pensamientos, obras y praxis política como las de Hegel en torno de la dialéctica idealista o de Feuerbach y sus brillantes, aunque incididas aún de idealismo, tesis materialistas; escenario en el que Marx fue construyendo la teoría del comunismo científico desde el materialismo dialéctico y otras obras teóricas que culminaron con su obra cumbre: <el Capital>; trabajos teóricos desarrollados en medio de una intensa praxis política y social que tuvo el genial concurso de la obra teórica y política de Federico Engels con el aporte y apoyo de Jenny Von Westfalen y Mary Burns.

 

El arte cinematográfico nos trae con la película: <El Joven Karl Marx> una muestra de cómo lo complejo puede ser tornado en obra de arte sencilla y hermosa que contribuye a esclarecer a través de ágiles pasajes que pincelan emotivas y profundas vivencias teóricas y políticas de la vida de Marx y de su camarada de armas, Engels, nacidos en la Provincia de Renania, mayormente influenciada por las ideas de la Revolución burguesa francesa: Marx nació en 1818 en Tréveris y Federico Engels en 1820 en Barmen.

 

 

Durante su adolescencia e inicial madurez teórica y política Marx y Engels se vieron envueltos en dicha corriente intelectual que expresaba las aspiraciones de la burguesía prusiana por derechos políticos y democráticos en cuyo escenario se construyeron teorías reformistas por intelectuales de la llamada “clase media” –la pequeño burguesía acomodada- quienes pugnaban por amortiguar una revolución social proletaria. Tanto las abiertas aspiraciones de la burguesía en ascenso como las tesis reformistas de Proudhon y Bauer, sin embargo, fueron reprimidas por el absolutismo feudal prusiano; en esas circunstancias históricas emergen las ideas de estos dos jóvenes que recogen dentro del torbellino de la burguesía en ascenso y de las ideas reformistas la vigorosa lucha de clases de la clase social que despierta a la vida social y política con anhelo de rebelión y libertad: La clase proletaria junto a campesinos, artesanos, a la gente pobre explotada y oprimida por el capital cuya vida y manifestaciones políticas son desmenuzadas por Marx en el periódico: <La Gaceta Renana>, dirigida por Arnold Ruge, escritos que generaron la represión del régimen absolutista prusiano.

 

Pincelazos de la Cinta:

 

<ELLOS NO VEN EL CRIMEN PERO SIENTEN EL CASTIGO                                                      Y SE TOMARAN VENGANZA>

 

La primera escena de la cinta es pincelada por un escrito de Marx publicado en la <Gaceta Renana> reflejando a la gente pobre que recolecta trozos de madera caída de los árboles para llevarlos a sus casas. Una anciana levanta los ojos al escuchar el estruendo del galope de caballos. Aparece la tropa que se lanza sobre los pobres quienes al escuchar la batahola dejan de recolectar la madera seca que dejan caída por el suelo. Un hombre, cargados los hombros con trozos de madera, la bota por tierra y huye. <Hay dos tipos de corrupción dice Montesquiu> escribe Marx <Una se produce cuando el pueblo no observa las leyes. La otra cuando las leyes se corrompen> y pincela <Para apropiarse de madera verde ésta debe separarse con violencia de su contexto orgánico. Por el contrario, al recoger madera seca no se separa nada. Solamente lo que ya está separado se toma de la propiedad. A pesar de la diferencia, de manera intencionada, se les llama a los dos actos “robo” y se les castiga a los dos como “robo”>.

 

La gente pobre huye de la descarnada represión criminal. La jauría de hombres al galope encasquetados con sombreros, armados de palos, sables, garrotes, golpea a la gente pobre y la tira por el suelo. Una madre cubre de los golpes a su hija. La gente huye de la caballería abyecta. Una campesina choca con un árbol y cae por tierra. <Habéis borrado la diferencia entre robo y recolección pero os equivocáis cuando creéis que es en vuestro beneficio. El pueblo siente el castigo pero no ve el crimen. Y cuando no ven el crimen. Cuando son castigados deberías temerlos porque se tomarán venganza>.

 

El panfleto salido de la mente y pluma de Marx publicado en la <Gaceta Renana> origina el cerco sobre las modestas oficinas donde trabajan los redactores del periódico perseguido por el opresor gobierno de Prusia. En el escenario de aquel cerco de la policía prusiana sobre las oficinas del periódico progresista y revolucionario se produce una intensa disputa entre quien sostiene -el joven Marx apoyado por Ruge- que <debe redactarse una prensa que incite a la rebelión contra el opresor régimen de Prusia dejando atrás lo diletante en la literatura política conque desenvuelven sus escritos los “libre pensadores” hegelianos de izquierda>: La escena, tras el choque entre Marx y el hegeliano Bruno Bauer, culmina con la acción decidida de Marx que abre las puertas a la policía: <No nos hará daño unas noches en la cárcel>. La policía ingresa a las oficinas de la redacción de <La Gaceta Renana> apresa a Marx y a los redactores del periódico en tanto y ya en el coche policial que los llevará a prisión Arnold Ruge propone a Marx levantar un nuevo periódico trasladándose a París.

 

<SOY MARY BURNS: TENGO BOCA Y PUEDO HABLAR>

 

La siguiente escena se desarrolla en una fábrica de tejidos en Manchester, Inglaterra, confronta a las obreras y obreros irlandeses acusados por el dueño de la fábrica <Ermen and Engels> cuyo patrón es el padre de Federico Engels quien exige una explicación por la temporal paralización de la fábrica debido a un  daño supuestamente provocado por las obreras. Este es enfrentado por una de las líderes obreras, Mary Burns, quien denuncia que el daño ha sido causado debido a que una obrera fatigada por la falta de sueño se había quedado dormida y perdido algunos dedos cortados por una de las maquinas. La altivez de la obrera irlandesa conduce a que el padre de Engels la eche del trabajo. Su hijo, Federico, quien está detrás de su padre durante el conflicto entre el patrón y la clase obrera le solicita que no proceda injustamente. Es silenciado por el padre. Mary Burns echa por el suelo el delantal altivamente y se marcha mientras otra obrera solidaria se va escupiendo el piso frente al patrón Engels: Su hijo, Federico Engels, también se marcha expresando indignación. Sigue a Mary Burns hasta el barrio obrero donde ella y otros obreros irlandeses viven. Se presenta ante ellos quienes están bebiendo en una mesa rústica: <Odio a los caballeros que engordan a costa del trabajo de los obreros> dice y les solicita ayuda para escribir un libro que recoja las vivencias de los trabajadores de Inglaterra. Recibe las burlas de las obreras y obreros entre ellas de Mary Burns. Un soberbio golpe en el rostro de Engels dado por un robusto obrero lo echa por el piso. Despierta en la modesta vivienda de Mary a quien sonriendo le aprieta la mano: De este modo se inicia la relación entre Engels y la dirigente obrera Mary Burns quien está vinculada con la <Liga de los Justos> inicial organización de trabajadores que aboga por el ideal de un comunismo aún utópico donde confluyen personalidades como Weitling, el anarquista Bakunin y otros intelectuales y dirigentes obreros.

 

Durante esas vivencias surge hermosa y vigorosa la relación de Federico Engels y Mary Burns quien se convierte en su mujer y esposa a través de la cual debido a la estrecha relación de Mary con la clase obrera inglesa Engels recogerá aspectos sustanciales de la vida de los obreros en su obra <La situación de la clase obrera en Inglaterra>.

 

AMOR SIN BARRERAS DE CLASE

 

En seguidilla aparecen, ya en Paris donde Marx se ha trasladado con Arnold Ruge para redactar un nuevo periódico: <Los Anales Franco Alemanes>, Jenny Von Westfalen y Carlos Marx, éste de 26 años y ella, el único y soñado amor de su vida a quien en sus años mozos ha escrito algunas poesías, más joven que él, en un pequeño y modesto departamento, casados y ya con la primera hijita de su bello amor, Jenny.

 

 

 

La escena recoge las bellas imágenes de una fructífera relación que ha roto con los prejuicios de clase: Pobres debido a las deudas que Arnold Ruge tiene con Marx a quien éste, editor de <Los Anales Franco Alemanes>, periódico que no logra la misma respuesta de los lectores como ocurría en Prusia: Ruge no le paga a tiempo sus artículos. Con una niñera que hace extrañar a Jenny a su querida amiga y compañera Menche, se desenvuelve un sano, joven y hermoso amor basado en la mutua atracción física y espiritual de Jenny y Carlos. La escena de amor erótico es hermosa, llena de calor y ternura, muestra a la joven pareja amándose por encima de prejuicios sociales soportando las carencias económicas con creadora y cotidiana alegría: Cuando Marx le sugiere a Jenny que su abuela debe conocer a su nieta y de paso lograr algo de dinero Jenny le suelta: <si su hijita y ella son una carga muy dura entonces irá donde su madre para que su hermano le saque en cara que se ha casado con un ateo, judío y socialista que no puede mantenerlos con sus escritos subversivos>. Mientras su mujer corre por el cuarto seguida por Marx él se retracta. Se besan y ella agrega: <Eres injusto conmigo, con Ruge. Cierto es que es mal pagador pero gracias a él tenemos París y pudimos casarnos>*1.

 

<UNA SIERPE QUE MUERDE ASI MISMO SU COLA>

 

Sucesivamente aparece una escena donde Marx y su amor Jenny asisten a un masivo evento donde dicta una charla magistral el político y “economista” reformista Proudhon en el cual se advierten las iniciales y profundas contradicciones entre Marx y este connotado personaje respecto de la propiedad a la que Proudhon califica de “robo” sosteniendo que <la propiedad debe desaparecer>. Al escucharlo Marx picotea: <Eso es una abstracción: ¿Se refiere a la propiedad privada y a las relaciones de producción?> Cabe tener en mente la tesis científica de Marx: <la propiedad debe cambiar de carácter: En vez de ser “propiedad privada” debe convertirse en “propiedad social”. Culminada la exposición magistral de Proudhon tanto Marx cómo Jenny Von Westfalen son presentados a éste y vuelven a aflorar sus mutuas concepciones. La tesis de la propiedad calificada por Proudhon como <robo> es cuestionada con sutileza por Marx en tanto Proudhon le riposta: <Está confundido>: Jenny interviene pincelando: <Marx no está confundido solo muestra que su apreciación es como la de una sierpe que se muerde así mismo la cola>. Todos ríen con la metáfora construida por Jenny que evoca la formación cultural y política del gran amor de Carlos Marx con su compañera de la vida y la lucha por los ideales del comunismo.

 

ENCUENTRO DE MARX Y ENGELS

 

La siguiente escena muestra el encuentro entre Marx y Engels en Paris donde Arnold Ruge de común acuerdo con Marx ha decidido elaborar el nuevo órgano político periodístico: <Los Anales Franco Alemanes>. El encuentro se produce cuando Engels visita a Ruge en su departamento contiguo a las modestas oficinas que funcionan para editar dicho órgano de prensa. Engels visita a Ruge para entregarle un artículo; Marx  coincide con Engels cuando va a cobrarle a Ruge el pago de los artículos que ya ha entregado. Mientras Ruge ante la insistencia de Marx va al interior del departamento a buscar dinero para pagarle se entabla un coloquio inicialmente tenso entre Marx y Engels que luego saca a flote una extraordinaria relación mental y espiritual entre ambos. Engels le expresa su admiración por la visión materialista de Marx recogida en la obra escrita por aquel: <Crítica de la Filosofía del Derecho> en tanto Marx quien ha leído a Engels destaca lo “colosal” de la construcción de la obra: <La situación de la Clase Obrera en Inglaterra>; cuando Ruge vuelve a la sala con algunos billetes en sus manos no encuentra a ninguno de ellos. Han salido a la calle donde continúan charlando respecto de sus obras e ideas. Allí se inicia una amistad basada en la identidad de apreciaciones respecto de los fenómenos teóricos, políticos y sociales de Europa. De pronto los jóvenes Marx y Engels se encuentran con la policía que está registrando papeles a los ciudadanos. Huyen velozmente. Se separan cruzándose entre ellos para despistar a la policía. Tras la refriega se reencuentran. Mientras juegan al ajedrez y se toman unos vinos charlan acerca de política y teoría. Ya entonados por el vino se dirigen ambos a la modesta vivienda de Marx a reposar. Antes de dirigirse al modesto departamento, Marx le espeta a Engels: <contigo he aprendido que los filósofos solo han interpretado el mundo, pero la filosofía debe servir para transformarlo>.

 

Al amanecer, Engels dormido en el suelo de la pequeña vivienda de los esposos Marx, es encontrado por Jenny, quien, sin inquietarse les brinda a ambos un ligero desayuno. Engels agradece y saca unas hojas donde ha recogido notas. <No solo bebimos. También recogimos ideas que serán condimento para una obra que ponga en su lugar a “los críticos”. ¿Y el título? pregunta Jenny <Aún no lo tenemos> contesta Marx <Al mirarlos se me ocurrió uno> suelta Jenny: <Crítica de la Crítica Crítica>. Todos ríen ante el ingenio de Jenny.

 

 

<LA LIGA DE LOS JUSTOS>  Y LA  <LIGA DE LOS COMUNISTAS>

 

Los sucesivos pasajes van envolviéndonos en la lucha que libran Marx, Engels, Mary Burns y Jenny Von Westfalen para canalizar la lucha que se libra en <La Liga de los Justos> de manera utópica por el comunismo y el esfuerzo de Marx y Engels por guiarlos hacia una concepción científica del comunismo; la expulsión de Marx y Jenny de París a Bruselas y otros pasajes vigorosos, bellos y extraordinarios que libran Marx y Engels por conducir científicamente a la <Liga de los Justos> hacia el camino de la revolución social proletaria son bellos, vigorosos pasajes cinematográficos en que se logra atraer a las ideas científicas “marxistas” a la <Liga de los Justos> logrando finalmente  transformarla en la <Liga de los Comunistas>.

 

Segunda Parte

 

La película <El Joven Karl Marx> lo ubica ya en París cuando éste se desentumece sobresaltado por las imágenes que en la duermevela muestran el asesinato de los campesinos recolectores ejecutado por la gendarmería prusiana y mas sobresaltado se despierta cuando los canillitas de la prensa anuncian el atentado contra Friedrich Wilhelm, Rey de Prusia, que lo motiva a elaborar de un flagelante escrito sobre el caso.

 

Luego Marx aparece en una nutrida asamblea de trabajadores donde es uno de los oradores que expone: <Los obreros son sometidos a la explotación por los patronos> Del público alguien suelta <Siempre habrán patronos y obreros> Marx riposta <Nunca digáis “nunca”. Todo está en cambio. No hay nada inmutable. Ayer los esclavos, los siervos, ahora los obreros: Todos contra los amos, los señores feudales, los capitalistas. Los obreros están obligados a vender su fuerza de trabajo a los patronos. Y ellos se enriquecen. Las reglas de juego no son justas y hay que cambiarlas> provocando el interés y asentimiento de los trabajadores. <Proudhon está equivocado cuando piensa que reformando las leyes terminará la desigualdad salarial. Hay que cambiar el sistema> Una obrera suelta <Proudhon es un gran hombre> <Si, es un gran hombre. Pero un mal economista> pincela Marx y se refiere al movimiento de los trabajadores en Europa exaltando a sus líderes entre ellos a Engels en Inglaterra y a Weitling a quien cede la palabra.

 

Mientras saluda a Engels y se abraza con Jenny y Mary Burns aquel le dice que su panfleto ha provocado la ira del Rey de Prusia quien ha exigido se expulsen de Francia a Proudhon, Weitling y a él.

 

Luego observamos a la policía francesa conminando a Marx y Jenny a abandonar Paris en 24 horas por orden de Guizot. Deportado Marx en Bruselas busca trabajo en una oficina postal sin lograrlo. Al regresar al modesto departamento que arriendan ya con la ayuda de la inseparable compañera de Jenny, Menchen, su mujer está dando a luz. Cuando le autorizan a subir tras el parto de Jenny toma a la niña en sus brazos. Con la anuencia de Menchen le ponen el nombre de Laura.

 

Se traslada la escena a Manchester donde Engels confronta con serenidad a su padre quien estigmatiza su relación con <prostitutas> -se refiere a Mary Burns- y con  Marx; sucesivamente se ve escribiendo Engels a Marx respecto de esta doble situación espiritual a la que éste le responde sabiamente. Engels envuelve una suma significativa de dinero y sale a la oficina postal. Marx en Bruselas llega al domicilio donde los caseros reclaman el pago de las rentas atrasadas a Jenny y a Menchen entre protestas de éstas pero Marx saca de un pequeño monedero los dineros adeudados que entrega a los acezantes caseros: <¿Cómo así?> pregunta Jenny a Carlos: <Vengo de la oficina postal: Federico nos hizo un depósito. Bastante sustancioso por cierto> responde Marx y luego le muestra la compra que ha hecho de un cangrejo: Mostrándole sus tenazas y persiguiéndola penetran en las habitaciones Éste muestra un cangrejo con el que persigue a Jenny. Tras cocinarlo los tres devoran el suculento almuerzo. En el patio Marx le muestra una carta a Jenny donde Engels le pide que vaya a Inglaterra; Marx dice que en estas circunstancias no conviene alejarse de la familia sin embargo Jenny, reflexionando y con el apoyo de Menchen le exhortan a ir pues se encontrará con el movimiento de la <Liga de los Justos> en el cual podrán, él y Federico, contribuir a introducir sus ideas científicas y dar curso a un gran movimiento. Convencido Marx parte a Inglaterra.

 

 

Los acontecimientos sucesivos son extraordinarios: Se remiten a la lucha de ideas en la que Marx y Engels se ven obligados a depurar a Weitling de la <Liga de los Justos> y establecer diferencias con Proudhon quien ha publicado la obra: <La Filosofía de la Miseria> que ha sido respondida con la obra de Marx: <La Miseria de la Filosofía>. Depurado el movimiento de ideas anticientíficas sin embargo son recriminados por uno de los dirigentes de la Liga de los Justos quien como una sentencia les informa que la Dirección de aquella organización ha resuelto algunas cosas que deben cumplir inexorablemente. Esperando una sanción reciben el Informe del Delegado: <1- Deben afiliarse a la Liga de los Justos; 2- deben ayudarla a organizarse de otra manera; y 3- Deben elaborar un Nuevo Programa del Movimiento>. Los jóvenes se miran los rostros que muestran imperceptiblemente la profunda satisfacción: Al fin sus ideas científicas puedan ser convertidas en Programa de Acción y Organización de la <Liga de los Justos>. El dirigente que les ha informado los mira y les pregunta: <¿Tienen algo que decir?> <Nada> responden uno y otro mientras se miran.

 

Sucesivamente se desarrolla el Congreso de la <Liga de los Justos> que debatirá sus objetivos. Superado un incidente por el cual ninguno de ellos, ni Marx ni Engels, podían hablar, se logra que democráticamente y a nombre de la <Liga de los Justos> de Inglaterra hable Engels: Su profunda y apasionada intervención concluye con el apoyo de la mayoría de los trabajadores asistentes. Mientras la minoría en desacuerdo con la propuesta de la lucha de clases y su perspectiva hacia la revolución social proletaria se va: Engels concluye con la propuesta que se convierte en un acuerdo y una decisión reflejada en una tela previamente confeccionada. El nombre de la <Liga de los Justos> se transformará por el de: <Liga de los Comunistas> cuya consigna aprobada es: <Proletarios de Todos los Países: Uníos>.

 

 

Las escenas finales junto al mar con el acompañamiento de Jenny y Mary recrea una conversa entre Marx y Engels respecto de la necesidad planteada por la <Liga de los Comunistas> de un Manifiesto; Marx le expresa su grave situación económica que demanda escribir algunos artículos para prensas extranjeras. Engels insiste y persuade a Marx. Las siguientes escenas son emotivas y profundas: Marx, Engels, Jenny y Mary Burns se encuentran enfrascados en la redacción del Manifiesto encargado por la dirección de la <Liga de los Comunistas: <Un Fantasma recorre Europa>…<El fantasma del Comunismo>…<Meternitch y Guizot, el Papa y el Zar arremeten contra el comunismo>: Se van desgranando las ideas que se convierten en las inconmensurables páginas rebosantes con las ideas de lo hasta hoy, 200 años del nacimiento de Marx, se ha convertido en el paradigma inobjetable científicamente que muestra la necesidad de resolver la crisis del capitalismo por medio de la revolución dirigida por el proletariado y su Partido: <El Manifiesto Comunista>: <Las luchas de clases como eje de la historia; los paradigmas del <simple y brutal cambio al contado>; <las causas de las crisis>; <el mago infernal en que se ha convertido la burguesía que ya no puede controlar sus conjuros…> que observa en el horizonte de la lucha de clases la realización de la nueva sociedad comunista.

 

Película inolvidable, llena de vida, sencilla y profunda, que, al llevarnos a esos momentos inolvidables de la historia nos alienta a mirar a la luz del marxismo el desenvolvimiento actual de la crisis y su perspectiva hacia una auténtica revolución social proletaria desgranando las falsificaciones y deformaciones que hoy se desenvuelven en el mundo y en América Latina para asumir y afianzarnos en las profundas, inolvidables y científicas lecciones dejadas por el marxismo como <Guías Para la Acción> que se desarrollan con las aplicaciones creadoras del marxismo y del leninismo a las circunstancias concretas en que se desenvuelve la historia de la lucha de clases y su perspectiva hacia el socialismo y el comunismo en las Tierras de la Mitad del Mundo, en América latina y El Caribe, en Europa, Asia, África: En el mundo capitalista.

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados