revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Mariano Santos

Fotografía: Valentin Martynov, Internet

El entreguismo petrolero

 

El pasado mes de diciembre el gobierno de Correa nos regaló a los ecuatorianos un tremendo obsequio navideño: la entrega, sin licitación y a DEDO, a DEDAZO limpio, el área Auca, también denominado Bloque 6,  a la empresa norteamericana (texana) Schlumberger.

 

De acuerdo al mapa petrolero catastral ecuatoriano, en el bloque 61 existen los siguientes campos petroleros: Auca, Auca-este, Auca-sur, Yuca, Culebra, Yulebra, Conga, Conga-sur, Rumiyacu y Cononaco, los cuales suman no menos de 400 millones de barriles, de reservas probadas, a más de otra cantidad similar en reservas probables y posibles.

 

El Auca (más Auca-este y Auca-sur) es un campo considerado GRANDE y, junto al Cononaco, que también está en el Bloque 61, forman las denominadas JOYAS DE LA CORONA, junto a Shushufindi, Sacha y Libertador, y el 2015 este bloque fue el segundo campo productivo del Ecuador.

 

Es decir, en el 2015 ¡DE UN SOLO PLUMAZO! se acaba de finiquitar la entrega total, este fin de año 2015, de TODAS las joyas de la corona...

 

 

Pero no nos sorprendamos, pues el 2014 también fueron entregados otros 17 campos, entre medianos y pequeños, a cinco consorcios internacionales, cuyas matrices son de Estados Unidos, China, Argentina y Colombia, son las siguientes: Schlumberger de EE.UU. y Tecpetrol de Argentina; Sinopec International y Sinopec Services de China; Sertecpet de Ecuador, Montecz y Edinpetrol de Colombia; YPF de Argentina; y, Halliburton de EE.UU., a las cuales el régimen de la "revolución ciudadana" adjudicó los siguientes campos petroleros: Edén Yuturi, Pañacocha, Tumali Sureste, Lago Agrio, Palo Azul, Pucuna, Pata, Charapa, Indillana, Limoncocha, Yanaquincha Este, Víctor Hugo Ruales, Tipishca-Huaico, Chanangue, Araza, Pacoa y Yuralpa.

 

¡VIVA LA FIESTA!

¡Febres Cordero tiene que estar, desde la tumba, aplaudiendo a rabiar al mejor discípulo, que con creces lo superó!

 

Del contrato, muy poco es lo que se conoce, como ocurre con la gran mayoría de negocios petroleros de la era Correa, como por ejemplo los adelantos de MILES de MILLONES de DÓLARES por crudo, la ampliación de la refinería de Esmeraldas, la refinería del Pacífico, etc., ¿Por qué no se difunden y "socializan" los diversos contratos? ¿Tienen miedo de algo?

 

 

Al respecto de las Joyas de la Corona, vale decir que ya antes, durante el gobierno del propio Correa, fueron entregadas las otras 3 joyas: Shushufindi (contrato suscrito el 2012 con el consorcio Schlumberger, Tecpetrol y KKR, por 15 años), Sacha (en 2009 y luego en 2011 con PDVSA de Venezuela, por 15 años) y Libertador, el 2012, con el consorcio Pardaliservices S.A. (Schlumberger, Tecpetrol, Canacol y Sertecpet), por 15 años.

 

Cierto es que en estos contratos, igualmente de Servicios Específicos, el objetivo es para la producción incremental, pero se puede demostrar fácilmente que el manejo-operación fue enajenado.

 

Como podemos apreciar, Schlumberger está presente en varios contratos. Esta empresa, fundada por dos hermanos franceses en Texas, EE.UU, es considerada la primera empresa de servicios petroleros del mundo, pero... desde hace varios años su sede financiera está en un PARAÍSO FISCAL: las islas Cayman, para luego centrarse en otro paraíso, Suiza, ¿por qué será? Para algunos analistas alternativos, está considerada y denominada "la PIRATA de TEXAS".

 

Si al inicio del gobierno de Correa algunos ciudadanos sospechábamos el porque se INVENTABA una nueva empresa, PETROAMAZONAS, para manejar la ESTRATÉGICA exploración-explotación de petróleo, desmembrándola de la ex Petroproducción (que antes realizaba esta tarea), que a su vez, era filial de Petroecuador, para privatizar esta actividad, no nos equivocamos. Con esa decisión, Petroecuador se limitó y se limita únicamente a la refinación, transporte y comercialización.

 

Cuando, en el 2006, la OCCIDENTAL fue expulsada del Ecuador, se creó Petroamazonas, a fin de acoger a los funcionarios que aceptaron quedarse bajo el mando estatal para operar los campos petroleros que tenía la Oxy, Petroamazonas es entonces la ¡HEREDERA de la OXY!, con sus prácticas y estructura de la transnacional. Es una empresa que está tercerizada y ENAJENADA!

 

Así, una de las actividades, estratégicas entre otras, como la Perforación, se encuentra tercerizada ¡externalizada!, pues esta operación no la realiza directamente a través de sus técnicos, sino a través de compañías extranjeras que "gerencian" la perforación. En las propias dependencias de Petroamazonas existen oficinas de X, Y, Z, compañías extranjeras dedicadas a estas actividades, como la ya mencionada Schlumberger, que tienen a sus propios técnicos allí. Antes eran ejecutadas por los ingenieros de la estatal desaparecida (Petroproducción), que ahora solo están de MIRONES...

 

Entonces, podemos decir, a manera de EPITAFIO: PETROAMAZONAS CUMPLIÓ SU MISIÓN!, ya debe desaparecer, luego de su tarea cumplida, debe morir...

 

Claro, si no me equivoco, ya ¡NO EXISTE UN SOLO CAMPO PETROLERO que no esté en manos de transnacionales! Si por allí existe alguno, ese será la excepción que confirma la regla. Ah, sí, todavía queda UNO, que todavía lo maneja Petroamazonas, es el campo Amistad, que está, a diferencia de los entregados, en el mar, en el golfo de Guayaquil, al parecer "en el mar la vida es más sabrosa".

 

Entonces, luego de la larga y oscura noche neoliberal, nos despertamos en estas madrugadas con las tremendas PESADILLAS de la ¡RESTAURACIÓN CONSERVADORA del SIGLO XXI!, de la enajenación de los principales campos petroleros que ni los gobiernos de la derecha tradicional como los de Febres, Durán, Noboa, Lucio, no lograron, y que ahora los nuevos pelucones, los FARSANTES, sí lo acaban de lograr.

 

Si antes creíamos que, por la crisis y por sentido común, debíamos tener una sola empresa pública de petróleos, ahora como dice Correa, con esta idea muy ¡CREATIVA! hay un ¡AHORRO!, simplemente eliminamos aquella empresa que ya no hace falta, que estaba demás, la que exploraba y explotaba nuestro crudo...

 

O, como las ideas CREATIVAS están de moda: Petroamazonas, ¡filial de Schlumberger!

 

De lo poco que se ha difundido a través de la prensa, y al parecer por declaraciones del propio ministro de petróleos:

 

1- Es un contrato de Prestación de servicios específicos, por 20 años.

2- El Estado paga una tarifa de $26,05 por cada barril extraído.

3- El Estado recibe un SUCULENTO PREMIO de US$ 1.000 millones, a la firma del contrato .

 

Los campos festinados están en plena producción y no revisten ningún riesgo. Schlumberger hará lo que antes hacía Cepe, luego Petroproducción y últimamente Petroamazonas: perforar pozos, rehabilitar y dar mantenimiento a instalaciones y pozos ¡y ya está!

 

Se estima que en el Bloque 61 existen unos 400 millones de barriles de reservas probadas, que pueden ser más si con nuevos estudios se confirman otros 400 millones de barriles probables y posibles.

 

El costo de producción, en la época de Petroproducción, no superaba los $ 6-7 por barril. Sin embargo, para facilitar los cálculos, asumamos que el costo sea de $10 por barril.

 

Si el Estado le paga a Schlumberger $ 26,00 por barril, valor al que le restamos el costo de producción (los $10 asumidos), el resultado de esta resta es $16,00 por barril, que sería la UTILIDAD de la transnacional, por cada barril extraído.

 

Ahora, hay que multiplicar esta utilidad por barril por las reservas del Bloque 61: 400 millones de barriles.

 

El resultado es: US$ 6.400 millones, cifra a la que hay que restar los $1.000 millones del "PREMIO".

 

Entonces, el perjuicio para el Estado, hasta que Schlumberger agote las reservas, que muy probablemente sea antes de los 20 años del contrato, sería de: US$ 5.400 millones.

 

Pero, si a los 400 millones de barriles probables-posibles les aplicamos un 50% de certeza, es decir que pasen, en un futuro inmediato-mediato, a ser reservas probadas, se convierten en 200 millones de barriles adicionales a ser explotados y así el perjuicio aumenta a $3.200 millones adicionales que sumados al resultado anterior tendríamos un perjuicio al país por: US$ 8.600 millones, ¡cifra SUPERIOR al saqueo de los banqueros en la época de Mahuad, que se estimó en algo más de 8.000 millones!

 

"Entregar campos petroleros es un acto de TRAICIÓN a la Patria... (refiriéndose a Lucio Gutiérrez)...y ese solo hecho justificaba el echarlo del poder", decía Correa como candidato en 2006.

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados