revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Víctor H. Vinueza

Fotografía: Asfadec, Ricardo Naranjo

Desaparecidos en Ecuador

Dolor e Impunidad

 

"Que alguien me diga si ha visto a mi esposo-, preguntaba la doña; se

llama Ernesto X; tiene 40 años, trabaja de celador en un negocio de

carros. Llevaba camisa oscura y pantalón claro. Salió anteanoche y no

ha regresado; no sé qué pensar. Esto antes nunca me había pasado..."

 

Estrofa Desapariciones de Rubén Baldes

 

 

Mamá, si desaparezco, ¿A dónde voy?  Es el nombre del poema que impacto al mundo a través de las redes sociales a propósito de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, México. A la pregunta responde.

“No lo sé, hijo. Solo sé que si desaparecieras te buscaría entre la tierra y debajo de ella. Tocaría en cada puerta de cada casa… “Exigiría, todos y cada uno de los días, a cada instancia obligada a buscarte que lo hiciera hasta encontrarte. Y querría, hijo, que no tuvieras miedo, porque te estoy buscando”.

 

El pasado 26 de septiembre del 2015 se cumplió un año de aquella tragedia y el Estado mexicano no ha tenido la capacidad de encontrar su rastro, y hasta la fecha sus familiares lloran su ausencia, se mantiene la incertidumbre y persisten en reclamar bajo diversas formas de protesta.

 

Este drama humano no escapa a nuestro país, del 2011 a la fecha, los hombres y mujeres desaparecidos en su mayoría jóvenes, ha crecido, el dolor arde en el pecho de los padres, madres, herman@s e hij@s. El señor Temo Pacheco. Presidente de ASFADEC (Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador) dice “de enero del 2013 a diciembre del 2014 existen 1606 desaparecidos,… solo de enero a junio del 2015, existen 833 desaparecidos, según datos de la fiscalía”. Estos casos se conocen como desaparición involuntaria, es decir, persona que ha sido privada de su libertad y sustraída de la protección de la ley y se desconoce su suerte o paradero.

 

 

“Ninguno de estos casos ha sido resuelto y ningún familiar ha sido entregado por los organismos estatales” afirma la señora Alix Ardila madre de Carolina Garzón, contradiciendo al director Carlos Alulema, de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones Extorsión y Secuestros (Dinased) quien declaró que “En los más de 7 meses de este año se ha resuelto el 95% de los casos de personas desaparecidas a nivel nacional; en 2014 fue el 91%.” . “La justicia es injusticia, hay inoperancia, nuestro dolor no les interesa a ellos (el Estado), la fiscalía no tiene una hipótesis, el Estado no tiene gente capacitada para la búsqueda, hace caso omiso a ruegos y peticiones o se lo hace a medias” indico la madre de Carolina haciendo evidente su indignación.  El señor Pacheco, insiste “En las provincias la atención es pésima, el fiscal del caso de mi hijo cerro dos veces el caso, sin ninguna conclusión técnica, llego a decir que la fiscalía ha hecho todo, ahora es deber de los familiares que lo busquen”. El profesionalismo promovido desde el Estado para alardear la supuesta eficiencia de las instituciones en estos casos, deja al desnudo sus límites y la falta de comprensión del dolor de los familiares.

 

 

 

La madre de Carolina y el padre de Telmo coinciden en decir “El Estado está en la obligación de entregar a nuestros desaparecidos, de darnos repuesta, porque hasta hoy existe impunidad”… “El Estado empieza a ser responsable por omisión, porque ha omitido cualquier cantidad de actos para encontrar a nuestros hijos”…“Estamos en contra del sistema porque no funciona, queremos que cambie, no es justo que cada institución, Fiscalía, DINASED y Judicatura manejen cada uno un protocolo distinto, cuando lo lógico debería ser que haya uno solo para agilitar la investigación”

 

Por la desconfianza manifiesta en las instituciones del Estado 8 familias presentaron un Informe Alternativo a las Naciones Unidas patrocinados por la CEDHU, INREDH y la Universidad Andina Simón Bolívar, poniendo de manifiesto la preocupación de mantener la zozobra y no contar con respuestas validas que abrigue la esperanza de encontrar a sus familiares.

 

Cada actividad que realizan insiste Telmo Pacheco “Lo hacen porque su bandera de lucha es encontrar a sus hijos y para esto es necesario hacer conocer a la sociedad su penuria y la de los miles de familias que se encuentran en similar situación, por eso no estamos de acuerdo y no comprendemos porque la fuerza pública en la última marcha haya usado gas, nos acusen de ser políticos”. La señora Alix Ardila, puntualiza “Estoy sorprendida por la represión, son tres años y medio y no hay nada sobre Carolina, nuestra lucha es legítima, nos reprimieron como si fuéramos delincuentes”.

 

Continuaremos donde sea y haremos todo lo necesario para encontrar a nuestros hijos y los miles  de desaparecidos. La sociedad debe expresar apoyo a su causa; las familias tiene que aprender a prevenir para que no tengan que padecer la tragedia de ellos, es el pedido sincero y firme que hacen cada miércoles en los plantones, en los festivales, marchas, en las redes sociales y encuentros que organizar para que se visibilice esta realidad para que no esté oculta y el Estado asuma su responsabilidad.

 

La pérdida incierta de sus hijos ha cambiado totalmente sus vidas, no están completos y la tristeza por la ausencia se pone de manifiesta y las lágrimas fluyen al recordarles. En medio del dolor abrigan la esperanza de volverá ver a sus hijos

 

 

Están conscientes que su lucha tiene eco, consideran tener aliados que aportan mucho, destacan a Jaime Guevara, José Luis Rodríguez (poeta), artistas populares, abogados, organizaciones de derechos humanos, medios de comunicación privados y alternativos.

 

“Y no permitiría que sus nombres fueran olvidados.

 

Y querría, hijo, que todos ellos no tuvieran miedo, porque todos los buscamos” .

 

Carolina Garzón desapareció presumiblemente el 28 de abril del 2012, es una joven que llego a Ecuador por turismo y vivía con unos amigos en el barrio llamado Paluco al sur oriente de Quito

 

Telmo Pacheco Aguilar desaparecido 3 de noviembre del 2011, en Loja, donde trabajaba como promotor de ecoturismo.

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados