revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Odiseo Runa

Fotografía: Archivo

CHILE NUESTRO

 

Con motivo de cumplirse un año más del fascista Golpe de Estado dado por las Fuerzas Armadas en Chile

acaudilladas por Pinochet como un aporte mas a la cultura democrática y revolucionaria entregamos un poema

escrito precisamente, luego del Golpe de Estado fascista contra el Gobierno democrático de Salvador Allende,

 

 

Hoy la tarde nos cayó

Con el peso de tu encierro

Y enmudamos como pájaros

Incapaces para el vuelo.

Mecánico trajo el cable

La palada de tus muertos:

Quebrados en nuestro anhelo

Poblada de gris la tierra

Nos cayó muy duro el peso:

¡Chile Nuestro!

 

<Ha muerto Allende> golpeó

Con golpe de guillotina

Tembló y con voz grave tembló

La noticia

Y un luto sordo y mayor

Tornó pálida la hierba

 

Los mineros de <El Teniente>

Tuvieron su amo mayor

Y no en balde la ITT

Cumplió su designio atroz

 

Alguien echó en la candela

Sal para hundir a los nuestros

Y surgieron camioneros

Rodando en contra del pueblo

 

¿Quién explica a las mujeres

Agitando cacerolas?

¿Si ahora sobre sus corolas

Un Pinochet blandea el miedo?

 

¿Quién las pastillas del odio

Introdujo en nuestra tierra?

¿Quién puso los cascabeles

Para masacrar al pueblo?

 

Revolotean los millones

De la Moneda del bestia:

<Patria y Libertad> la blande

Con amargura de hiena

Que peores son los cuervos

Amamantados por fieras

 

Tres letras que causan asco

A cualquier hijo de obrero

Que ha bebido de la leche

De nuestra tierra de América

Se sobajean las manos

Se saborean con <La Fiesta>

Y los cadáveres caen

Golpeados por la sorpresa

 

Hubo una mano y hay dos

Que financiaron los muertos

La una es la CIA y es mejor

Desenredar la madeja

Pues nada sobre la hierba

Deja de plantear pelea

Cuando esta hiena disputa

La fruta nuestra

 

El cobre de Chile tiene

La sangre de sus mineros

Y en Bolivia de las minas

Aún se recuerda a sus muertos

 

Nos desangran el petróleo

De Sudamérica

Y en Siria, en Irak, en África

En Medio Oriente

En la tierra:

Las garras imperialistas

Tienen marca de Tres Letras

 

Todo lo que hizo

Que hicieron

Los yanquis en las higueras

Lo han hecho sin sentir pena

En cada esquina de América

Que lo sabe Haití, Bolivia,

Venezuela e Indonesia

Es por eso: Chile Nuestro

No sabe más gris, la pena

 

Era menester confiar

Las uvas: las uvas buenas

Al heroico trajinar

De la clase obrera

 

Fueron esas bayonetas

Que estuvieron en la horqueta

Sosteniendo a viejas clases

Que acribillaron al pueblo

Las mismas que pretendieron

<Cuidar> a ese mismo cuero

 

Cuando rasgaron el pecho:

¡Hay Chile Nuestro!

Del vientre obrero

Cuando a mujeres encinta

Masacraron con sadismo

Cuando acribillaron fieros

A los caídos:

Fue muy tarde: La confianza

¡No se la da al enemigo!

Las uvas buenas

Siempre hermano: Se confían

Al pueblo obrero

 

¡Ay los que no lo entendieron!

¡Ay Chile Nuestro!

¡Y ay de aquellos que confiaron

En los Generales Viejos!

Añejos como las clases

Opresoras de los pueblos:

¡A ellas están prendidas

Como garrapata al penco!

 

¡Andar ligero:

Andar ligero!

Cruzados en ventolera

Tiene el fusil el obrero

 Grave el ceño

El mirar tierno

Ha tomado un rumbo nuevo

 

¡Ey Generales del miedo!

¿Cómo harán con ese encierro?

¿Cómo harán con Chile entero

Rompiendo con esos muertos?

 

¿Cómo harán si es imposible

Un Chile sin los obreros?

¿Sin campesinos, sin pueblos?

 

De los rincones del mundo:

Algo enorme los estruja

¡Las flores rojas obreras!

¡Y adelante!

Un pueblo arronza primero:

¡El Chile Nuestro!

¡El Chile Nuestro!

 

Septiembre 1973

Odiseo Runa

 

 

 

 

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados