revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por:  Julian Kito

Fotografía: Cancillería, agencias

¡A L E R T A!

visita de Vicepresidente de Estados Unidos

 

La “visita” del Vicepresidente de los Estados Unidos al gobierno de Lenin Moreno, tiene, como objetivo central, colocar al Ecuador en el concierto internacional como aliado de su política intervencionista y guerrerista impulsada por el gobierno Trump, especialmente, contra Venezuela y Nicaragua, contra Palestina y Siria. Desde luego, la presidencia de la protegida de Moreno en la próxima Asamblea de Naciones Unidas, ha de usarse como un espacio para que el gendarme mundial opere impúdicamente y con la protección del Organismo Universal de Naciones, usando su calidad de miembro permanente del Consejo de Seguridad y con poder de veto. Ecuador, nuestro país, nuevamente bajo la égida de la bandera norteamericana, que flamea en el Palacio de Najas de la Cancillería ecuatoriana, llenando de indignación y vergüenza a los hombres y mujeres patriotas que encontramos en este gesto una reverencia inaudita del gobierno de Moreno convertido en aliado firme y consecuente del imperio Yanqui.

 visita vicepresidente estados unidos USA

 

El gobierno de  Moreno y los corifeos de la derecha política y económica del Ecuador, hacen honores al representante de la indignidad universal que acaba de ser vapuleado universalmente por la violación a los derechos humanos al separar a los niños de sus padres inmigrantes en Estados Unidos; un país en donde revive el Ku Klus Klan y el complejo militar industrial de la época de Ronald Reagan; un país con millones de desempleados y gente que vive en la miseria absoluta; un país racista; un país que llena de sangre inocente en Siria y, anteriormente lo hizo en Oriente con pretexto de la Primavera Árabe; un país que desangra al pueblo Palestino. Al  representante de ese poder sanguinario, el gobierno de Moreno le hace honores. “¡Es que se trata de un gobierno pragmático!” proclama la derecha renacida, fortalecida, y con ánimo inocultable de tender la cama para alzarse próximamente con el poder político del Estado.

 

Desde luego, los sectores retardatarios aplauden, saltan, brincan, sonríen de oreja a oreja, avivan el TLC, el ingreso del Ecuador al Bloque del Pacífico, proclaman las inversiones que darán “trabajo” a los ecuatorianos.

 

Ya Simón Bolívar oportunamente nos alertó a los pueblos de América Latina sobre el papel de sometimiento que jugaría para nuestros pueblos el gendarme mundial que en 1823 proclamó la Doctrina Monroe: América para los Americanos; y que en 1946 declaró la guerra a México arrebatándole Texas y California; hoy, busca levantar un muro en la frontera cuyo costo debe pagarlo México. En 1849 Harry Truman proclamó la doctrina  Amrican way of life.  En 1854 bombardeó Nicaragua para imponer como presidente al aventurero criminal Willam Walker representante de los banqueros Morgan y Garrison. En 1898 invadió Cuba y se tomó Puerto Rico a pretexto de la guerra de liberación que esos países libraban contra España. En 19093 impulsó la segregación de Panamá, por entonces, territorio colombiano, para tomarse la Zona del canal de Panamá, llenando de bases militares ese territorio desde el cual proclamó el Tratado de Asistencia recíproca, TIAR. En 1912 invadió Nicaragua; en 1915ocuppo Haití; en 1916 lo hizo con República Dominicana; en 1954 en Guatemala; en 1964 en Brasil; en 1965 regresó a República Dominicana; desde 1973 generó los gobiernos de Gorilas en el Cono Sur; en 1973 derrocó al Gobierno de Salvador Allende;  en 1983 invadió la isla de Granada; en el 2000 implantó el Plan Colombia y hoy mantiene bases militares en ese país.

 

¿Acaso ya nos hemos olvidado en Ecuador de la dictadura de Castro Jijón en 1960, del Programa Lingüístico de Verano, de la Alianza para el Progreso, de la AID, Agencia Interamericana de Desarrollo, de la DEA? ¿Nos hemos olvidado de las confesiones de Fillip Agge ex agente de la CIA?

 

Hoy tenemos en nuestro país a un bocón en calidad de Embajador de los estados Unidos que cada vez que abre su bocota es para recordarnos la necesidad de restablecer la base militar en Manta, de cumplir con un ordenamiento económico y tributario, de acceder a la mediación internacional y proteger las inversiones norteamericanas, sin que haya una autoridad de Cancillería que lo ponga en su sitio.

 

 

Nuestro pueblo ha levantado gloriosas acciones en contra del imperialismo yanqui; hemos impedido, con esas luchas, que nos imponga el ALCA, logramos, en su momento, la expulsión el Instituto Lingüístico de Verano; el cierre de la Base de Manta; hemos impedido que nos imponga la política exterior, aunque, ciertamente, las voces retrógradas de la derecha y de la prensa burguesa ansían que nos declaremos como “el mejor aliado de los Estados Unidos” de ese papis que ha abandonado al pueblo de Puerto Rico a su propia suerte y que Trump visitó para lazar papel higiénico a la población; que ha abandonado a la población negra en su propio país luego de la grave inundación en el estado de Masachusets; que ahorca a los migrantes latinoamericanos, entre ellos,  a nuestros compatriotas.

 

Poco a poco, pero de manera efectiva, va dando resultados la gestión del embajador norteamericano, un banquero representante genuino de los intereses yanquis en nuestro país que se ha dado en usar nuestro sombrero Jipijapa para mostrarse amigable; poco a poco va dando resultados las acciones de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Norteamericana, poco a poco la derecha política y económica va tomando fuerza, poco a poco los intereses de Estados Unidos van constituyéndose en un factor crecienemente interno preponderante contra el proceso revolucionario democrático antiimperialista, lo que nos obliga a los patriotas a levantar nuestra vigilancia y nuestra acción, pues, solamente con la fuerza del pueblo podemos impedir que Estados Unidos nos someta al subdesarrollo bajo una política neocolonial, como  Banana Republic.

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados