revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Edwin Guerrero Blun

Fotografía: Carlos Bonilla

Acerca del Pasillo Ecuatoriano

 

A propósito del día del pasillo cabe recoger de la obra de Edwin Guerrero Blum*1 lo siguiente: <El pasillo es un producto artístico mestizo, urbano y de la época republicana. En un principio se trató de un baile popular cuyo nombre se debería según la versión más aceptable a la manera de bailarlo, con pasos cortos, al contrario del pasodoble o del valse, con el cual está muy emparentado, que requiere espacios amplios por las vueltas y pasos largos que esos ritmos imponen. El pasillo se bailaba en los salones de la aristocracia o de los dueños de haciendas que evitaban mezclarse con el pueblo, en especial indígena, que bailaba el sanjuanito o el cachullapi, danzas mucho más antiguas y de raigambre andina.

 

El origen del pasillo-baile podría ser una danza francesa llamada passe-pied que al pasar a la península ibérica llegó con emigrantes portugueses y españoles al Caribe y de allí a Centro América y luego a Colombia y Ecuador. Hay autores que afirman que el pasillo se introdujo a Sudamérica por Venezuela, pero en este país no se encuentran sino pocos registros de este género musical. Por el contrario en la provincia de Guanacaste (Costa Rica) hay una importante producción pasillera. Debe aclararse que estamos refiriéndonos a la época republicana, pues no hay vestigios del pasillo en la época de la Colonia.

 

 musica pasillo ecuador revista rupturas

 

El pasillo, por tanto, es un ritmo de reciente aparición. Su apogeo lo tuvo en el siglo XX, pero ya no como danza sino como canción.

 

Entonces se hace necesario hablar de la otra faceta que adquirió el pasillo, cuando dejó de ser danza y pasó a ser el pasillo-canción. Sin embargo se debe anotar que el pasillo-canción todavía se bailaba a mediados del siglo XX, en particular el pasillo costeño de ritmo más rápido y alegre.

 

El pasillo como canción aparece en las postrimerías del siglo XIX; en el Ecuador algunas de las más antiguas composiciones con texto o letra corresponden al músico quiteño Carlos Amable Ortiz, aunque el “pollo” Ortiz (como se le conocía a ese compositor) no era autor sino de la música, y las letras eran creaciones de otros artistas.

 

Indagar cual es el origen del pasillo es una tarea de mucha envergadura; se han enunciado varias teorías, siendo la más confiable la que afirma que proviene del fado portugués o del bolero español o de las habaneras. Hay también en el pasillo reminiscencias de los cantos morunos que llegaron a Andalucía. En todo caso, la mayor parte de las primeras composiciones con texto se realizaron sobre los versos que no fueron escritos para los compositores, sino que éstos se inspiraron en ellos y los musicalizaron. Es el caso, en nuestro país, de Carlos Brito Benavides, José Ignacio Canelos, Carlos Guerra Paredes, Cristóbal Ojeda Dávila y muchos otros quienes pusieron música a poemas de Julio Flores, José María Egas, Rosario Sansores, Amado Nervo, etc., luego Ángel Leonidas Araujo, Luis Alberto Valencia, Marco Tulio Hidrobo, Carlos Rubira Infante y otros compusieron tanto la letra como la música de sus pasillo en la mayoría de los casos.

 

El pasillo es el género musical que mayor aceptación internacional ha logrado de todos los que existen en nuestro territorio; ni el pasacalle y mucho menos los ritmos del agro andino, como el yaraví, el sanjuanito o el albazo han sido difundidos en el resto de América como lo ha sido el pasillo.

 

Muchísimos cantantes famosos han interpretado pasillos ecuatorianos; alguien perdió una apuesta cuando le demostraron que Carlos Gardel interpretó y grabó el pasillo “Sombras” (Sansores y Brito). Precisamente este pasillo es la composición ecuatoriana más difundida internacionalmente. Libertad Lamarque, Paloma San Basilio, Chabuca Granda, Lucho Gatica, Julio Iglesias, Armando Manzanero, entre otros, lo han interpretado en su repertorio.

 pasillo ecuador musica revista rupturas

 

Los cantantes ecuatorianos de mayo trascendencia fuera de nuestras fronteras: Olimpo Cárdenas, Julio Jaramillo, Patricia Gonzáles y el Trío “Los Embajadores” formado por los hermanos Carlos y Rafael Jervis y el guitarrista Guillermo Rodríguez, son los que en mayor medida han logrado difundir el pasillo ecuatoriano en toda América incluidos santuarios musicales como México y Puerto Rico. En los Estados Unidos han presentado nuestra música Gonzalo Benítez y Luis Alberto Valencia; Eduardo y Danilo Miño Naranjo; Amelia y Maruja Mendoza Sangurima; Mercedes y Laura Mendoza Suasti, así como las solistas Hilda Murillo, Irma Arauz y Fresia Saavedra>

 

<Precisamente existen dos modalidades del pasillo ecuatoriano. La una es el pasillo interandino, y la otra es el pasillo costeño. El pasillo serrano o interandino es de ritmo algo lento y pausado; sus notas recuerdan, a ratos, al yaraví; su música es melancólica. El pasillo costeño recuerda más al valse, tiene un ritmo mucho más rápido. Pero uno y otro tienen mensajes de enorme contenido humano que tratan de desentrañar el alma popular. Juan Agustín Guerrero en su obra: “La música ecuatoriana desde su origen hasta 1875”, al referirse a la música sobre los pueblos dice: “Que poder! Que efectos maravillosos los de la música…Nada debemos agregar a estas palabras; solamente pedir a la juventud ecuatoriana que no desdeñe ni la belleza de los poemas ni la dulzura de la música de nuestro pasillo y se sienta orgullosa de sus creadores>.

 

*1 Todo el texto recogido y entregado a nuestros lectores corresponde a la Introducción al Libro escrito por Edwin Guerrero Blum: “Pasillos y pasilleros del Ecuador”- Breve antología y diccionario biográfico.

 

Redacción de <Rupturas> a cargo de Antonio Guerrero Drouet

 

 

 

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados